Archivo de la etiqueta: Editorial Pasado & Presente

“Historia y arte de la mirada”, de Mark Cousins

«El director de cine, crítico y escritor irlandés Mark Cousins ha creado un libro magnífico que repasa la historia de la mirada humana a lo largo de los siglos.»

Por Ricardo Martínez.

P&P_Coberta_C_HistoriaArteMirada_175x250_Original_2018.indd

Cubierta de: ‘Historia y arte de la mirada’

Mirar es observar, y en ello caben el pensar (y el penar), el distinguir, el valorar, el sugerir-se; el vivir imaginariamente, el vivir más allá de la realidad inmediata. A veces la imagen, una imagen, equivaldrá a esas famosas mil palabras, pero otras veces será cualquier número de palabras aleatorio. El mirar, así, es vario, multiplicador, enriquecedor.

El proemio, a modo de identificación personal, que el autor expresa me parece muy interesante, descriptivo y un algo así como iluminador: “(Mirar) es un mundo: el mundo visible, el mundo de Cezanne, de Cleopatra, de mi abuela muerta, de árboles al otro lado de la ventana en una mañana luminosa, de cualquier cosa que hayamos visto” Y remata, como invitación imperiosa: “mirémoslo”

Se apoya, a la vez, el autor en este canto en favor de la mirada (repárese, hay en el libro una implícita invitación a mirar lo evidente, lo real, y su sombra, su trascendencia o significación) en un pintor tan ensalzado como Cezanne: “Su carta manuscrita sugiere que nuestra mirada no consiste solo en todo lo que hemos visto, sino en cómo lo hemos visto y qué hemos hecho con lo que hemos visto”. Y subraya, dando a su razonamiento una aproximación al mundo de la literatura: “Mirar es también aprehender el espacio; es pasear, detectar, anhelar, diseccionar y aprender” Esto es, mirar es el arte por antonomasia, es vivir

Dividido el contenido del libro en tres grandes apartados: ‘Los inicios’, ‘Expansión’ y ‘Exceso de carga’, tal vez aludiendo a cómo ha prendido el mundo de la imagen en el hábito de todo ‘pasajero’ actual, el texto está plagado de ejemplos –muchos de ellos teniendo como soporte el mundo del cine, una de las dedicaciones del autor-, y es preciso y elocuente cuando ha de abordar el famoso cuadro de artista que protagoniza la portada y su afamado cuadro pintando el sexo femenino. Así: “Una imagen del mundo de la pornografía se colaba en el mundo del arte y, al hacerlo, ponía en jaque la distinción alta/baja cultura. La primera enriquecía y la segunda demediaba, o eso decían los burgueses” Ahora bien, continúa: “Pero como el deseo de mirar algo sexualmente estimulante es igual en todos los seres humanos ¿cómo podía contener inmoralidad y bajeza?” ¡La siempre disputa sobre gustos y criterios morales en torno al arte!

En cuanto al papel atribuido a los responsables de la urbe construida, diseñada, argumenta, esto es, el escenario en que cada día nos movemos, es decir, el destinatario de nuestra más primaria e inmediata mirada, escribe: “… la Vía Procesional de Babilonia, las ciudadelas circulares del coliseo de Roma o de Bagdad, con las diferentes clases de miradas que permitían –anhelantes, abarrotadas, opresivas, sabias-, nos dan un sentido del desarrollo de la mirada en las ciudades”. En épocas recientes, arquitectos y urbanista han seguido determinando nuestro sentido visual. Tal es la razón dominante sobre nuestro instinto del mirar, que no es sino el identificarnos, el ubicarnos en una forma de seguridad amén del criterio estético que, interiormente, cada una sienta como percepción necesaria.

“Isfahán es la mitad del mundo” dicen los iraníes. Otros han aludido, en el tiempo, a su barrio, a sus montañas o a las paredes silentes y acogedoras de su habitación.

Aludir a la necesidad de la mirada, al bien de la mirada como perpetuación de una forma de cultura es, creo, acertar en la percepción del mundo, una alusión oportuna a la realidad, a lo cotidiano, a la pertenencia como especie sensible: “Nada me puede suceder en la vida, ninguna desgracia, ninguna calamidad (mientras conserve los ojos) que la naturaleza no pueda reparar” escribió Ralph W. Emerson, en uno de sus cantos acerca de la significación del todo que para él supone el paisaje, incluso su entorno: “No soy nada; lo veo todo; la corriente del Ser Universal me recorre; soy una parte o partícula de Dios”

Escrito con destreza y una prosa diáfana y convincente, el libro es un auténtico regalo para los sentidos, ya sea visto a través de sus numerosas láminas, ya por su incitación permanente en pro de la mirada como una forma de ser crítico, constructivo, trascendente

Debido a la importancia y al alto grado de calidad del texto de este libro, ha sido Gonzalo Pontón el encargado de llevar a cabo su traducción.

Lee y disfruta de un fragmento del libro.

Mark Cousins

Mark Cousins

El autor:
Mark Cousins (Coventry, West Midlands, en el Reino Unido, 1965) es un cineasta y autor norirlandés. Entre sus libros destacamos Widescreen: Watching. Real. People. Elsewhere y The Story of Film. Sus películas I am Belfast, The First Movie, Atomic y la serie The Story of Film: An Odyssey, han ganado un Peabody Award, el Prix Italia y el Stanley Kubrick Award, y han sido proyectadas en el MOMA de Nueva York, en el Festival Internacional de Cannes y alrededor de todo el mundo.

El libro:
Historia y arte de la mirada (título original: The Story of Looking, 2018) ha sido publicado por la Editorial Pasado & Presente en su Colección Ensayo. Traducción de Gonzalo Pontón. Encuadernado en tapa dura tiene 564 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo en el que Virtual Futures presenta al director de cine y escritor Mark Cousins ​​en una conversación sobre su nuevo libro, Historia y arte de la mirada.

.
Para saber más:

Mark Cousin en Wikipedia.
@markcousinsfilm      (Twitter)

Deja un comentario

Archivado bajo Arte, Biografías, Historia, Literatura, Por Ricardo Martínez

“La literatura admirable. Del Génesis a Lolita”, de Jordi Llovet, dir.

«Homenaje a la literatura, homenaje a la lectura, homenaje, al fin, al autor (conocido o no) este libro es un muestrario de reconciliación entre el hombre libre y la imaginación, la inteligencia, la curiosidad del vivir.»

Por Ricardo Martínez.

Cubierta de La literatura admirable

Cubierta de: ‘La literatura admirable’

Y como justificación (si necesario fuere) de la vigencia de este libro como guía para humanos (los lectores, de alguna manera los libertadores intelectuales) me digo que no es posible renunciar al comentario que este libro poliédrico inserta, debido al crítico Rossend Marqués, a propósito del valor, de la vigencia o interés, por ejemplo, de un libro como la Divina Comedia. Leamos: “La Comedia hoy. Podemos intentar dar respuestas a las preguntas iniciales. ¿Es Dante un poeta moderno, es la Comedia un poema moderno? En buena medida sí. Y no podemos responder sino afirmativamente por la misma razón que evocaba Borges según la cual cada escritor, cada época, crean a sus propios precursores (…) Es cierto que tal vez no entendamos completamente los discursos del autor implícito, que lo usemos a despropósito, y que ni siquiera nos preocupe mucho la salvación eterna. Sin embargo, ¿qué decir de las relaciones entre libertad y responsabilidad individual, o entre libertad y deseo? ¿qué decir de su viaje-visión al corazón de las tinieblas, de las dudas y zozobras del protagonista, de las almas vivas entalladas en palabras esculpidas, de la plasticidad increíble de los escenarios y los encuentros, de la síntesis perfecta de historia y trascendencia, de los no pocos momentos de delicadeza y horror? ¿De la música de sus palabras y versos?” Y concluye en lo que pudiera ser una declaración de amor al libro, al autor: “Si Dante y la Comedia nos son contemporáneos es porque aún nos ayudan a escudriñar las tinieblas y las luces de nuestra alma. En eso pocos le ganan”

Tal comentario, para mí resumen y clarificación de la importancia y vigencia de un libro, es solamente una muestra breve de los muchos y clarificadores comentarios que en este libro se recogen de tantos y tantos críticos que aquí se dan cita hablándonos del libro y sus significados desde dentro, desde la esencia de su didáctica humana. Podríamos citar, a modo de ejemplo, desde José María Valverde a Francisco Rico, desde Jordi Llovet a Enrique Murillo, de Pilar Gómez Bedate a Carlos García Gual. Una nómina larga de especialistas en distintas materias dedicados, cada cual, a glosar contenidos y virtudes de aquellas obras que nos han enseñado el camino de la reflexión, de la expresividad de las pasiones, de los diversos contenidos del amor, de la libertad.

Aquí están, bien representadas, la vigencia, para bien de nuestra inteligencia e imaginación inagotables, desde Shakespeare a Pedro Salinas, desde Platón a Rabelais, o Saint-Exupéry…  “Nos están, por supuesto –tal como escribe el profesor Llovet, coordinador general de la obra, en el ilustrado prólogo que precede a los estudios literarios que componen este volumen- todos los grandes libros de esa tradición (la producción literaria de la tradición occidental entre los libros de Moisés y el siglo XX), pero sí una muestra representativa, elocuente, placentera y didáctica”

Pues bien, sea ahora el protagonismo del lector, el hacedor-continuador de toda obra, de toda tradición, a su medida.

Lee y disfruta de las primeras páginas del libro.

Jordi Llovet

Jordi Llovet

El autor:
Jordi Llovet, autor de la introducción y director del libro.
Jordi Llovet i Pomar (Barcelona, España, 17 de diciembre de 1947) es profesor, crítico literario y traductor. Formado en Barcelona, Frankfurt, París, Bolonia y Urbino, fue el primer catedrático de Literatura Comparada de Cataluña y ha escrito, entre otros libros, Por una estética egoísta (1978, Premio Anagrama de Ensayo), El sentit i la forma (1990), Adiós a la universidad (2011) y Melancolia i saviesa (2013), así como los volúmenes en colaboración Lecciones de literatura universal (2003) y Teoría literaria y literatura comparada (2005). Reputado y galardonado traductor, suyas son las mejores versiones al catalán de Hölderlin, Lord Byron, Baudelaire (Premio Ciudad de Barcelona), Flaubert, Rilke, Kafka, Thomas Mann o Musil. Reconocido melómano, ha sido crítico musical en La Vanguardia y publica todos los jueves una columna sobre clásicos en la edición catalana de El País. Miembro de la Societat Catalana de Filosofia y de la Walter Benjamin Gesellschaft, director del área de Literatura y de la Sociedad de Estudios Literarios del Institut d’Humanitats de Barcelona, de él ha dicho Andreu Jaume que es «ciudadano de un país inexistente, acompañado de unos pocos e incondicionales amigos, cada vez más ceremonioso y protocolario en una sociedad sin maneras, dedicado a la lectura y al cara a cara de la palabra viva como principal herramienta hermenéutica». 

El libro:
La literatura admirable. Del Génesis a Lolita ha sido publicado por la Editorial Pasado & Presente. Encuadernado en rústica, tiene 720 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo muy interesante en el que Jordi Llovet nos habla del futuro de la universidad. No es que tenga relación con el libro que nos ocupa pero es interesante.

.
Para saber más:
Página web oficial de Jordi Llovet.

 

Deja un comentario

Archivado bajo Ensayo - Crítica literaria, Literatura, Literatura, Narrativa