Archivo de la etiqueta: Editorial Lunwerg

“Mi primer libro de cocina coreana”, de Caroline Hwang. Fotografías de Lisa Linde

«Un manual de uso cotidiano y para todas las ocasiones, que abarca todo tipo de recetas, desde acompañamientos hasta postres.»
.

Cubierta de Mi primer libro de cocina coreana

Cubierta de: ‘Mi primer libro de cocina coreana’

Desde las primeras páginas Caroline Hwang nos lo deja muy claro: “En Corea, al servir una comida, se suele decir: «¡Que comáis bien!». La salud es primordial para los coreanos, y comer bien es una forma excelente de cuidarse, ya que la salud empieza por el estómago. Además en Corea, las comidas son una experiencia comunitaria. Tanto los banchan —acompañamientos— como la mayoría de los platos principales se comparten entre todos los comensales. No se emplea ningún tipo de utensilio para servir, sino que cada cual dispone de sus propios palillos y de una cuchara para tomar lo que busque de la fuente o cacerola comunitaria. Este es el momento del día el el que, aunque no se diga nada, se comparte algo con las personas con quienes se degusta una comida.”

En general se tiene el prejuicio de creer que  la comida coreana es compleja y difícil de preparar. En realidad, es muy sencilla. Se requieren una serie de ingredientes básicos, pero, una vez que se han llenado la despensa (luego hablaré de ella), y el frigorífico, todo está a punto para empezar a elaborar deliciosos platos. Hay unos ingredientes que son imprescindibles en esta cocina y además son muy comunes en las despensas occidentales como son el ajo, las cebolletas, las cebollas, la manzanas fuji, el pimiento morrón o los brotes de soja; pero hay que reconocer que hay otros que nos complican más la preparación de algún plato, como por ejemplo los rábanos coreanos o daikon, la col china, la raíz de loto o los camarones salados fermentados.
Como decía más arriba mención aparte merece la despensa, pues en ella si tendremos que tener algunos productos menos corrientes pero no difíciles de encontrar en las tiendas de productos orientales como es el gochugaru (hojuelas de pimiento rojo coreano) o el gochujang (pasta de pimiento rojo coreano).

El libro está muy bien organizado incluyendo apartados de sopas y guisos; carne, aves y pescado; fideos y arroz; dosirak (almuerzos para llevar y tentempiés) y postres y bebidas. Lo complementa un capítulo muy interesante de recetas básicas, ideas para menús y un amplísimo índice de ingredientes.

Y como dice la autora:“con todas estas recetas, los comensales se sentirán satisfechos y se despedirán diciendo, al igual que los coreanos: «Muchísimas gracias. Ha sido un verdadero placer»”.

Caroline Hwang

Caroline K. Hwang

La autora:
Caroline K. Hwang creció en Los Ángeles, California, en el corazón de Koreatown. Debe su pasión por la comida coreana a su abuela materna, que vivía en casa, con su hermano y sus padres, y se encargaba de cocinar para toda la familia. Su abuela preparaba unos platos sencillos, pero siempre nutritivos y sustanciosos; ello le enseñó que la simplicidad y unos buenos ingredientes constituyen la base de una buena cocina.
Tras licenciarse en ilustración por el Art Center College of Desing, se trasladó a Brooklyn, Nueva York. Con el tiempo, sin embargo, su entusiasmo y su pasión por la gastronomía se impusieron sobre su trayectoria como ilustradora. Después de trabajar durante varios años como ayudante de chef y cocinera, además de estar al frente de un club gastronómico privado, empezó a trabajar como auxiliar de estilistas culinarios, para finalmente convertirse en una estilista profesional. Ha trabajado, entre otros, para Food & Wine Magazine, Goop y Starbucks, y es la autora de varios libros como Delicias al wok y Cocina sana a la plancha. Actualmente escribe una columna sobre cócteles y es la editora gastronómica de la revista Tiral Magazine.
Se ha establecido de nuevo en Los ángeles, donde los recuerdos de su niñez y Koreatown son una importante fuente de inspiración para sus actividades culinarias y de estilismo gastronómico.

El libro:
Mi primer libro de cocina coreana (título original: My First Korean Cookbook, 2017) ha sido publicado por Lunwerg Editores en su Colección Gastronomía. Traducción de Gemma Salvà Santanachs. Encuadernado en tapa dura y gran formato 18,5 x 27 cm, tiene 256 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Para saber más:
https://www.carolinekhwang.com/one

 

 

 

1 comentario

Archivado bajo Literatura, Viajes y tiempo libre

“Supermujeres, superinventoras. Ideas brillantes que transformaron nuestra vida”, de Sandra Uve

«11 de febrero: Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia»

Hoy es 11 de febrero y traigo al blog esta efeméride tan importante. Lunwerg Editores ha publicado este interesantísimo libro que viene como anillo al dedo como un homenaje a más de 90 inventoras imprescindibles de nuestra historia.

Cubierta de Supermujeres, superinventoras

Cubierta de: ‘Supermujeres, superinventoras’

El mundo de la invención parece estar escrito siempre en masculino pero buceando en la historia de las patentes e inventos que han transformado nuestras vidas, podemos encontrar algunos sorprendentes inventos que fueron ideados y creados por mujeres. Fue una mujer quien inventó la programación informática: lo hizo Ada Lovelace a mediados del siglo XIX. También fue una mujer la inventora del lavaplatos automático, Josehine Cochran, en la misma época. Margaret E. Knight inventó la bolsa de papel, Hedy Lamarr inventó el primer sistema de comunicaciones inalámbricas, Angela Ruíz Robles el primer e-book de la historia y Gertrude Elion desarrolló el primer tratamiento contra la leucemia.

Laura Fernández ha escrito el prólogo  y nos cuenta que se pueden contar por miles las científicas y creativas que nunca aparecieron en los temarios del colegio, del instituto, ni de los estudios superiores. Aunque muchos de sus inventos transformaron nuestra vida, la historia ha olvidado las suyas y han ido desvaneciéndose con el paso del tiempo. Estas mujeres excepcionales consiguieron cumplir su sueño contra todo pronóstico, y en un entorno del todo hostil. No sólo llegaron a patentar legalmente sus propios inventos, sino que consiguieron algo más importante aún: su libertad intelectual y física. Las protagonistas de este libro son mujeres cargadas de ideales, de anhelos, de maravillosas ideas y de infinita generosidad, ya que muchos de sus inventos fueron ideados para mejorar la vida de las propias mujeres, de las niñas y los niños, y también de muchos hombres. Amas de casa, estudiantes, científicas, creativas… Supermujeres, superinventoras recoge un buen puñado de mujeres que dan voz a otras muchas. Conocer sus vidas, es conocer un poco mejor la nuestra.
Este no es un cuento de princesas, sino una historia de personas luchadoras que persiguieron sus sueños hasta alcanzarlos. Este libro quiere rendir homenaje a todas esas mujeres, y quiere hacerlo a través de las historias de más de noventa de ellas. Cada doble página está dedicada a una mujer inventora y consta de un texto breve, comprensible y ameno sobre la historia de la inventora, una reproducción de la patente original y un retrato en tinta china y acuarela.

Mujeres que, pese a los gigantescos pasos que dieron por el bien de la humanidad, aún no han sido suficientemente valoradas, y continúan, en muchos casos, siendo poco más que un nombre a pie de página, pero un nombre enorme, un nombre que debería gritarse, porque ellas no solo nos han dejado sus inventos, sino también su valor, pues fueron mujeres valientes, ejemplares, colosales.

Dicen que como muestra vale un botón  y traigo uno de los personajes biografiados en el Stephanie Kwoleklibro y que su invento ha tenido increíbles aplicaciones tanto en la vida civil como en la militar. Me refiero a Stephanie Kwolek (Estados Unidos, 1923-2014). Graduada en Química, Stephanie descubrió un polímero líquido que bautizó como Kevlar®. Se trata de una fibra cinco veces más resistente que el acero, rígida e ignífuga. Se usa en la fabricación de artículos espaciales, cables submarinos, cascos y frenos de automóviles, prendas ignífugas y para resistir el frío en deportes de la alta montaña o la navegación. Además, el uso más común es en la fabricación de chalecos antibalas para policías y militares. 

Lee y disfruta de las primeras páginas del libro.

RICOH IMAGING

©sandra uve 2018

La autora:
Sandra Valencia, más conocida como Sandra Uve (Barcelona, 1972) es una ilustradora, historietista y escritora española. Graduada en Artes y Oficios Artísticos por la Escola Superior de Disseny Llotja de Barcelona. Ilustradora, dibujante de cómics, escritora y guionista. Es autora de las novelas gráficas 621Km (Dobledosis, 2005), Los Juncos (Astiberri, 2006), Hora Zulú (FrigoFingers, 2013), y del libro Ponme la mano aquí (Aguilar, 2009). Ha trabajado, escrito e ilustrado para decenas de medios de comunicación: prensa escrita, radio y televisión. Su medio natural es el mar, y por lo tanto su técnica es la acuarela. Navega en ella y nada entre sus aguadas. Le encanta el lápiz, su grafito y sencillez. Y no puede vivir sin su pluma pentel negra.
Sandra dibuja y escribe, combina las dos cosas y le gusta mucho ser exploradora.
Investigando hace 3 años, inició su cuenta Instagram, con un retrato diario sobre inventoras desconocidas en la historia. Y de allí, al libro que ahora se publica, ya lleva más de un millar catalogadas.
Su obra ha sido expuesta en Barcelona, San Sebastián y Madrid. Formó parte de la muestra Quadróptica, en el Museu Arts Santa Mónica (Barcelona, 2014). Su exposición itinerante Super Women, Super Inventors, producida por la Gerència de Serveis de Biblioteques de la Diputació de Barcelona, se exhibe por toda la provincia de Barcelona (2017 – 2019). Y en 2017, con la colectiva Presentes: autoras de tebeo de ayer y hoy, de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), ha visitado Roma, Bangkok, Lima, El Salvador, Honduras y Berlín. Da clases e imparte talleres de expresión artística (gráfica y escrita) y cómic autobiográfico, y ayuda a chicos y chicas a encontrar el formato adecuado con el cual puedan expresarse libremente. 

El libro:
Supermujeres, superinventoras. Ideas brillantes que transformaron nuestra vida ha sido publicado por Lunwerg Editores en su Colección Ilustración. Encuadernado en tapa dura sin sobrecubierta, tiene 216 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo en el que Sandra Uve nos habla de su libro Supermujeres, superinventoras.

.
Para saber más:
https://sandrauve.wordpress.com/about/
Sandra Uve en Wikipedia.
https://www.facebook.com/sandrauve
https://twitter.com/sandrauve?lang=es
https://www.instagram.com/sandra.uve/
11 de Febrero 2019

1 comentario

Archivado bajo Arte, Biografías, Ciencia y tecnología, Curiosidades, Efemérides, Ensayo - Crítica literaria, Historia, Literatura, Viajes y tiempo libre