Archivo de la etiqueta: Editorial Debolsillo

“La fractura del reloj de arena” de Clara Peñalver

Vuelve la intrépida y sensual detective Ada Levy

Cubierta de La fractura del reloj de arena

Cubierta de: La fractura del reloj de arena

Tras Cómo matar a una ninfa (2013) y El juego de los cementerios (2014), Clara Peñalver se confirma como una de las jóvenes promesas de la novela criminal en nuestro país; y su incombustible Ada Levy como una de las detectives más intuitivas  del género, junto a su jefe Enrico y su amiga Andrea García, inspectora de policía.
Clara tiene un don para la creación de los personajes, los hace reales, puede que más que eso, identificables. La relación que acaba siendo tormentosa de la inspectora de policía Andrea García con Marga está perfectamente desarrollada; igual que la relación entre nuestra protagonista, Ada, y su padre, oncólogo de profesión. Y que decir del gerente del cementerio, tan perfecto que parece real; y no me olvido de otros personajes que no por salir menos, están menos logrados como Enrico, Cristina, Flor

La novela comienza de mala manera, pues el nuevo caso de Ada Levy llega en el peor momento. Acaba de terminar la relación con el hombre que creía el amor de su vida, y, por si fuera poco, una de sus mejores amigas sufre de cáncer cerebral. Ada se siente obligada a pedir ayuda a la última persona a la que desearía ver: su padre,  el hombre que la maltrató en su niñez.

Con Clara Peñalver

Con Clara Peñalver

Ante esta desalentadora situación, la detective casi no tiene fuerzas para investigar la desaparición del cadáver del prestigioso abogado Fernando Castellano. Sus hijos ilegítimos, apremiados por realizar las pruebas de ADN que confirmen la paternidad, quieren cerrar el asunto cuanto antes. Sin embargo, un paquete de remitente anónimo se convertirá en la clave para desentrañar un escabroso entresijo de intrigas familiares que llevará a Ada más allá de sus límites.

Clara Peñalver, profesora de creación literaria con el método Habitación Sellada; con un programa de literatura en la televisión, La mitad invisible, y además saca tiempo para escribir, y escribir bien.
Para su próxima novela le gustaría meterse en el narrador omnisciente para que no sea todo elucubrar. “La fractura del reloj de arena utiliza los sueños como una vía de escape en la narración. Son sueños que le resultan muy útiles a Ada. Le da información que ella no es capaz de discernir en su estado de vigilia”, apunta. Sus escritores favoritos no lo duda ni un instante y cita a dos Patricias, Patricia Cornwell y a Patricia Highsmith. La primera por la facilidad con la que maneja la literatura a nivel intimista y la segunda por sus juegos psicológicos. Misterio y tensión psicológica se dan la mano en las obras de Clara Peñalver.
Lleva más de cinco años con el personaje de Ada Levy a sus espaldas. Por ahora no la voy a jubilar, es demasiado pronto, pero sí es hora de darle un buen descanso. Concretamente de un par de años. “Hemos crecido juntas, pero ahora necesito hacer otra cosa”, me comenta. Necesita otro tipo de protagonista para desintoxicarse de su personaje o quizá, sea tan arrolladora la influencia de Ada que necesite dos personajes, un hombre y una mujer, para sustituirla. ¡Ya tengo ganas de leerla!

 Lee un fragmento de la novela.

Clara Peñalver.

Clara Peñalver

La autora:
Clara Peñalver  nació en Sevilla el 23 de abril de 1983 y se considera muy afortunada por celebrar su cumpleaños el día del Libro. Es licenciada en biología por la Universidad de Granada, ciudad en la que vive y de la que se declara fervientemente enamorada. Escribe desde muy temprana edad y ha dedicado parte de su tiempo a cultivar el arte del relato corto. Con Sangre, su ópera prima, fue galardonada con el Premio Mejor Escritora Novel en el Festival Imaginamálaga 2010. Sus siguientes novelas, Cómo matar a una ninfa y El Juego de los Cementerios, han iniciado la serie de Ada Levy. También ha escrito «La venganza de Ada», un relato corto protagonizado por esta intrépida detective, publicado en la edición digital de las dos primeras entregas de la serie. Además, con la editorial Beascoa, Clara publica una línea de libros muy diferente: la colección «Hoy estoy…», formada por títulos infantiles centrados en la creatividad y la inteligencia emocional. Asimismo, Clara Peñalver es la presentadora del programa sobre arte de RTVE La mitad invisible.

El libro:
La fractura del reloj de arena ha sido publicado por el Sello Debolsillo en su Colección  Best seller. Encuadernado en rústica, tiene 482 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Para saber más:
http://www.clarapenalver.com/

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa, Literatura. Novela Negra

Svetlana Alexiévich, Premio Nobel de Literatura 2015

De Chernobil al Nobel
«Su obra polifónica es un monumento al sufrimiento y al coraje en nuestro tiempo»

Svetlana Alexiévich

Svetlana Alexiévich

Estas palabras corresponden a Sara Danius, secretaria permanente de la Academia Sueca, en Estocolmo y portavoz de la academia sueca en relación a la premiada Svetlana Alexiévich, primera mujer periodista que consigue el deseado premio, y decimocuarta en la lista de mujeres premiadas. Y la verdad que no lo tenía nada fácil, pues en las quinielas también estaban muy bien colocados Philipp Roth, Joyce Carol Oates o el eterno candidato Haruki Murakami.

Sviatlana Aliaksándrauna Alieksiyévich nació en el pueblo de Stanislav –hoy  Ivano-Frankivsk–, Ucrania, el 31 de mayo de 1948. Hija de dos maestros, él bielorruso y ella ucraniana, pero se crio en Bielorrusia. Estudió periodismo en la Universidad de Minsk desde 1967 y al graduarse marchó a la ciudad de Biaroza, en el óblast o provincia de Brest, para trabajar en el periódico y en la escuela locales. Durante ese tiempo se debatió entre la tradición familiar de trabajar en la enseñanza y el periodismo. Luego trabajó como reportera en la prensa local de Narowla, en el óblast o provincia de Gómel.
Desde sus días de escuela había escrito ya poesía y artículos para la prensa escolar. También fue periodista de la revista literaria Neman de Minsk, para la que escribió ensayos, cuentos y reportajes. El escritor bielorruso Alés Adamóvich la inclinó definitivamente a la literatura apoyando un nuevo género de escritura que denominó “novela colectiva”, “novela-oratorio“, “novela-evidencia”, “gente bailando con lobos” o “coro épico”, entre otras fórmulas. En efecto, en sus textos a medio camino entre la literatura y el periodismo usa la técnica del collage yuxtaponiendo testimonios individuales, con lo que consigue acercarse más a la sustancia humana de los acontecimientos.
Este estilo lo usó por primera vez en su libro La guerra no tiene rostro femenino (1983), en la que, a partir de una serie de entrevistas, aborda el tema de las mujeres rusas que participaron en la Segunda Guerra Mundial, y que según me han comentado próximamente se editará en español.
Su obra se complementa con Tsinkovye Málchiki (Los chicos de cinc, 1989), donde compila un mosaico de testimonios de madres de soldados rusos que participaron en la Guerra de Afganistán; en Zacharovannye Smertiu (Cautivados por la muerte, 1993) ofrece la visión de aquellos que no pudieron sobrevivir a la idea de la caída del régimen soviético y se suicidaron. Voces de Chernóbil, uno de los pocos suyos traducidos al castellano (en 2006), expone el heroísmo y sufrimiento de quienes se sacrificaron en la catástrofe nuclear de Chernóbil.
En su última obra, El tiempo de segunda mano. El final del hombre rojo, publicado a la vez en alemán y en ruso en 2014, procura hacer un retrato generacional de todos los que vivieron la dramática caída del utópico estado comunista soviético. También ha firmado más de una veintena de guiones para cine y documentales y escrito varias obras de teatro
Su obra es en suma una crónica personal de la historia de los hombres y mujeres soviéticos y postsoviéticos, a los que entrevistó para sus narraciones durante los momentos más dramáticos de la historia de su país, como por ejemplo la Segunda Guerra Mundial, la Guerra de Afganistán, la caída de la Unión Soviética y el accidente de Chernóbil. Abandonó Bielorrusia en el año 2000 y estuvo viviendo en París, Gotenburgo y Berlín. En 2011 Svetlana Alexiévich volvió a Minsk.

Svetlana Alexiévich ha recibido numerosos premios internacionales, como el polaco Ryszard-Kapuściński en 2015, el Premio Herder en 1999, el premio Kurt Tucholsky al “coraje y dignidad en la escritura”; el Andrei Sinyavsky a “la nobleza en la literatura”; el ruso independiente Triunfo; el Leipzig “a la mutua comprensión europea” en 1998, el Premio del Círculo de Críticos de Estados Unidos (National Book Critics Circle Prize) en 2005, y el Premio de la Paz del Comercio Librero Alemán (Friedenspreis des Deutschen Buchhandels) en 2013 entre otros, como el Premio Médicis francés, y es además Oficial de las Artes y las Letras de la República Francesa, un reconocimiento obtenido en 2014.

Cubierta de: Voces de Chernóbil

Cubierta de: Voces de Chernóbil

Sus libros son una crónica de la historia de sus hombres y mujeres, durante varias generaciones, antes y después de la URSS, a los que Alexijévich no puede dejar de entrevistar personalmente como esa reportera que lleva dentro. Así se acercó a episodios como la guerra de Afganistán o la tragedia de Chernóbil.

Como comentaba más arriba en español sólo se ha publicado Voces de Chernóbil traducido en 2006 (Siglo XXI) y reimpreso en 2014 (Penguin Random House).

El libro:
Voces de Chernóbil: Crónica del futuro (título original: en ruso Чернобыльская молитва, Tchernobylskaya molitva, 1997) ha sido publicado por el sello Debolsillo. Traducido del ruso por Ricardo San Vicente Urondo. Encuadernado en rústica, tiene 408 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo sobre la entrega del premio Nobel de Literatura 2015 a la periodista bielorrusa Svetlana Alexiévich.

Para saber más:

http://alexievich.info/indexEN.html   (Web oficial de Svetlana Alexiévich)

Svetlana Alexievich, Premio Nobel de Literatura 2015

Svetlana Alexievich, Premio Nobel de Literatura 2015

Deja un comentario

Archivado bajo Ensayo - Crítica literaria, Historia, Literatura, Literatura, Narrativa