Archivo de la etiqueta: Duomo Ediciones

“Me llamo Lucy Barton”, de Elizabeth Strout

«Una pequeña obra maestra, un derroche de sensibilidad»
.

En la cubierta del libro figura una frase: “Una novela que ilumina nuestras relaciones más tiernas”, y no soy nada lector de novelas sensibleras, pero Andrea de la editorial Duomo me la recomendó de una manera muy especial. Quiero recordar para el que no lo sepa o lo haya olvidado que Elizabeth Strout ganó el premio Pulitzer en 2009 con la magnífica Olive Kitteridge.

cubierta-de-me-llamo-lucy-barton

Cubierta de: Me llamo Lucy Barton

“Ésta es una historia de amor, tú lo sabes. Es la historia de un hombre atormentado todos los días de su vida por cosas que hizo en la guerra. Es la historia de una esposa que se quedó a su lado, porque eso es lo que hacían la mayoría de las esposas de esa generación, y cuando va a la habitación del hospital a ver a su hija habla compulsivamente de que el matrimonio de todo el mundo va mal, y ella ni siquiera lo sabe, ni siquiera sabe lo que está haciendo. Es la historia de una madre que quiere a su hija. De una manera imperfecta, porque todos amamos de una manera imperfecta. Pero si mientras escribes esta novela te das cuenta de que estás protegiendo a alguien recuerda una cosa: que no lo estás haciendo bien.”  [Pág. 119]

La novela se desarrolla durante cinco días y sus noches en la habitación de un hospital en Nueva York en pleno centro de Manhattan, delante del iluminado edificio Chrysler, cuyo perfil se recorta al otro lado de la ventana. Cinco días en la que su madre estuvo acompañándola, a los pies de la cama sentada en una silla, y en la que hizo más recuerdo del pasado que del presente, relatos sobre las decepciones y las ilusiones que han tenido sus vidas y las de sus vecinas. Un diálogo muy vivo entre una madre y una hija que nunca hablan de que han estado separadas durante muchos años, pero que en el fondo son dos personas que se quieren, se quieren muchísimo.
Elizabeth Strout crea una poderosa imagen de la infancia de Lucy, llena de golpes y desprecios, sumida en la pobreza y en la privación emocional, que la ha hecho vivir experiencias muy difíciles durante su infancia. A veces, culpando a una mala pasada de la memoria la causa de muchos sinsabores. “Creo que fue así, al menos así lo recuerdo”. Strout despliega un abanico de emociones narradas a cuchillo y con una ternura desoladora. Página tras página, dibuja un retrato de la soledad de toda una vida.

“La soledad fue el primer sabor que había probado en mi vida, y seguía allí, oculto dentro de la cavidad de mi boca, recordándomelo”    [Pág. 52]

Pero según avanzamos en la lectura del libro nos damos cuenta que Lucy ha superado ese entorno y se ha convertido en una mujer totalmente realizada que lleva las riendas de su vida.
La verdad es que si me pongo a contar acabo quitando el placer de su lectura a los futuros lectores. En la novela hay muchas más “situaciones” que nos hacen ver lo que no se ve, y oír en los silencios que madre e hija tienen en sus conversaciones.
La novela es corta, pero intensa y cuando la terminamos nos deja un buen sabor de boca y creo que cada uno en su imaginación recrea las situaciones que acontecen.

Lo recomiendo muy intensamente.

Lee y disfruta de las primeras páginas.

elizabeth-strout

Elizabeth Strout

La autora:
Elizabeth Strout nació en Portland, Maine el 6 de enero de 1956, pero desde hace años reside en Nueva York. Es la autora de Olive Kitteridge, novela por la que obtuvo el Premio Pulitzer y el Premi Llibreter, Los hermanos Burgess, Abide with Me y de Amy e Isabelle, que fue galardonada con el Art Seidenbaum Award de Los Angeles Times a la primera obra de ficción y el Heartland Prize del Chicago Tribune. También ha sido finalista del Premio PEN/Faulkner y el Premio Orange de Inglaterra. Sus relatos se han publicado en varias revistas, como The New Yorker y O, The Oprah Magazine.

El libro:
Me llamo Lucy Barton (título original: My name is Lucy Barton, 2016) ha sido publicado por Duomo Ediciones en su Colección Nefelibata. Traducido del inglés por Flora Casas. Encuadernado en rústica con solapas, tiene 211 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo el vídeo de una entrevista a la autora en el programa Pagina Dos.

Para saber más:
http://www.elizabethstrout.com/

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa

“Mozart mola y Bach todavía más”, de Matteo Rampin y Leonora Armellini

«Como dejarse seducir por la música clásica y convertirse en dependiente para siempre»

Cubierta de Mozart mola y Bach todavía más

Cubierta de: Mozart mola y Bach todavía más

“Este libro se propone demostrar que los músicos que hoy se consideran «clásicos» no son en absoluto tediosos como algunos piensan, sino lo contrario: personalidades fascinantes que merecen ser conocidas.”

Cuando buscamos en una librería la sección dedicada a la música casi todo lo que encontramos, aparte de biografías de músicos, partituras o técnicas musicales, son historias de la música. Pero un libro que te explique la música es una rara avis. Por eso no es de  extrañar que un libro como este es casi un cuerpo extraño, un guiño provocativo y sin escrúpulos en el bosque de las publicaciones de género.
Mozart mola y Bach todavía más es un libro inteligente, escrito a cuatro manos por Mateo Rampin , médico, escritor y músico, y Leonora Armellini, la joven pianista de Padua que se graduó con sólo doce años, con honores y la mención de honor en el Conservatorio, y ganadora del Premio Janina Nawrocka en la edición 2010 del Concurso Internacional de Piano F. Chopin en Varsovia.
El tratamiento del material musical, se ejecuta en una doble vía, un lado de aventura, biografías de compositores, otros capítulos dedicados a los conceptos básicos de la teoría de la música, lo que explica la fuente del sonido y la notación, el ABC de la música breve, y también su relación con las matemáticas –aquí aparece Pitágoras–, y a continuación, pasamos al conocimiento de las principales formas y estructuras en una exposición clara, sencilla, pero precisa de los conceptos .

“La música, ¿que es la música?  Es una maravillosa gimnasia tanto para la mente como para el cuerpo; una aventura del espíritu; una rendija abierta a otros mundos; una mina de invenciones y hallazgos del ingenio y de la creatividad; una estratigrafía de la historia humana, y un modo de mantener vivos y presentes entre nosotros a algunos de los más grandes artistas y pensadores, así como de recrear la atmósfera de las épocas en que vivieron; un medio para crecer mejor o, más bien, un instrumento para extraer lo mejor de los seres humanos; una panacea para la salud mental y física; un instrumento formativo para todas las edades, una ayuda pedagógica insustituible para los cerebros más frescos y un excelente modo de mantener en forma a los de edad más avanzada; un ejercicio para reforzar la mente y el comportamiento.”   [Pág. 13]

La historia de las formas sigue paralela a la de los compositores individuales trazando una línea evolutiva que empieza y termina desde la antigüedad hasta nuestros días. Gesualdo, Bach, Mozart, Beethoven, Paganini, Schumann, Wagner, Berlioz, Cage y Ligeti, son sólo algunos de los nombres que aparecen en este libro, cada uno investigado y narrado con la carga de innovación aportada a la música, cada uno con su vida e incluso sus debilidades.

Skriabin sostenía que las tonalidades estaban asociadas a estados de ánimo específicos o a situaciones psíquicas o espirituales, y que tenían un color: al Do correspondían la voluntad  y el rojo, al Sol la actividad creativa y el naranja, al Re la alegría y el amarillo, al La la materia y el verde, al Mi el sueño y el azul, al Si la contemplación y el azul perlado, al Fa sostenido la creatividad y el violeta, al Re bemol el movimiento del espíritu en la materia y el lila, al Mi bemol la humanidad y el color carne, al Si bemol la sensualidad y el rosa, al Fa las diferenciaciones de la voluntad y el rojo oscuro.”     [Pág. 213]

En las páginas siguientes encontraréis anécdotas relacionadas con la vida de los grandes músicos, referencias a qué es y cómo funciona la música, y algunas sugerencias sobre qué piezas podéis escuchar para iniciar vuestro viaje de exploración por los mágicos territorios del arte de los sonidos. Descubriréis que la música clásica tiene el poder de salvar a la humanidad del colapso, que enseña a pensar mejor y puede inspirar profundas pasiones y nobles ideales. Que quien cree que Vivaldi, Beethoven, Bach & Cía. son poco fascinantes es porque ignora cosas tan importantes como los hechos relacionados con el heroico fallecimiento del maestro Leoš Janá, causado por su batuta (entonces era de hierro y pesada) que en un momento de emoción se le cayó en un pie causándole una herida que se gangrenó y a causa de ello falleció.

Y aquí quiero dejar otras perlas que encontramos en el libro, un libro fascinante tanto para el profano como para el entendido.

“El ruido es el sonido producido por los demás.”

“El hecho es que la música divierte: produce endorfinas, calienta el alma, da placer.”

“Siempre vale la pena conocer la música: todo lo que pide al principio, lo devuelve.”

“¿Y si la música fuera el alma femenina del mundo?”

Los autores:
Mateo Rampin, médico, psiquiatra y psicoterapeuta, es el autor de treinta libros publicados en Italia y en el extranjero. Es asesor personal de los atletas, entrenadores, directivos y artistas internacionales. Su acercamiento a la mejora y el cambio se basa en la aplicación de la neurociencia a los procedimientos convencionales de resolución de problemas.

Leonora Armellini nació el 25 de junio de 1992 en Padua, Italia. A la edad de 4 años comenzó a tocar el piano. En 2009 se graduó de la Academia Nacional de Santa Cecilia en Roma con Sergio Perticarolimit, con distinción. A continuación, estudió en la Academia de Música y Teatro de Hamburgo, con Lilya Zilberstein y asistió a clases magistrales con, entre otros Marian Mika, Pietro De Maria, Eliso Virsaladze, Jeffrey Swann, Claudio Martínez Mehner y Matti Raekallio. Además, estudió composición en el Conservatorio “C. Pollini “en Padua con Giovanni Bonato.

El libro:
Mozart mola y Bach todavía más (título original: Mozart era un figo, Bach ancora di più, 2014). Publicado por la Editorial Duomo en su Colección Nefelibata. Traducido del italiano por Pere Salvat y Nela Nebot. Encuadernado en rústica con solapas, tiene 234 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo el vídeo con una interpretación musical de Leonora Armellini cuando tenía 8 años.

Para saber más:
http://www.leonoraarmellini.com/

 

Deja un comentario

Archivado bajo Arte, Ensayo - Crítica literaria, Literatura