Archivo de la etiqueta: Donde haya tinieblas

«Donde haya tinieblas», de Manuel Ríos San Martín

«Solo un asesino en serie en tiempos de Instagram hará que dos policías se pongan de acuerdo: él, un boomer chapado a la antigua; ella, una milenial con ganas de cambiar el mundo.»

.

Cubierta de 'Donde haya tinieblas'

Cubierta de: ‘Donde haya tinieblas’

Tras el éxito arrollador de su anterior novela, La huella del mal, que el autor ambientó en la excavación arqueológica de Atapuerca y de la que se están desarrollando los guiones para una serie de televisión, Manuel Ríos San Martín vuelve al thriller con una historia en la que de nuevo se entremezclan la aventura y la cultura.
Donde haya tinieblas es un thriller protagonizado por dos inspectores separados no sólo por la edad, sino también por las distintas visiones del mundo que tienen cada una de las generaciones a las que pertenecen. Uno de ellos es el inspector Martínez Gutiérrez, un veterano de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violencia de Madrid que, tras veinticinco años trabajando el Cuerpo Nacional de Policía -algunos de los cuales los pasó destinado en el País Vasco de ETA-, sigue amando su trabajo. Tiene más de cincuenta años y se define a sí mismo como fofisano, familiar y seguidor del Atleti. Una de sus características principales es su tendencia a la dispersión. Evidentemente, estos rasgos dan un toque de humor al thriller.
El inspector Martínez tiene ciertas dificultades para adaptarse al nuevo vocabulario que impera en la sociedad (stories, gentrificación, poliamor, riders…) y, de vez en cuando, suelta alguna palabra hoy considerada políticamente incorrecta (subnormal, maricón, etc.). Es consciente de que tiene una visión mordaz de la realidad, al tiempo que no pude dejar de mostrar ciertos toques machistas que se esfuerza por erradicar. Además, fue educado en un centro de los marianistas, por lo tiene conocimientos profundos de la tradición católica que le serán de utilidad a lo largo de la novela.

Por su parte, Nuria Pieldelobo es una inspectora treintañera tan concienciada con la lucha feminista que se pasa el día reprochando a sus compañeros los comportamientos machistas que les caracterizan. De hecho, su tendencia a enmendar la plana a los hombres de la comisaría puede llegar a ser tan irritante que hay quien prefiere no hablar con ella. Es, pues, una mujer echada para adelante que no se amilana ante los hombres que la miran con superioridad… o con deseo.
Pero la inspectora Pieldelobo guarda un secreto que, de alguna forma, justifica que se sienta tan implicada en el caso de la modelo rusa. Y es que ella también trabajó en el mundo de la moda cuando apenas era una preadolescente.

Lógicamente, los inspectores Martínez y Pieldelobo mantienen una relación extraña. Ella ve en él la representación de un machismo totalmente fuera de época y él ve en ella un feminismo que en ocasiones no sólo resulta exagerado, sino también irritante.

Donde haya tinieblas también es una profunda reflexión sobre la influencia de las redes sociales en nuestras vidas. De hecho, la investigación que aquí se narra tiene como punto de origen esas plataformas en las que se permite que auténticos trastornados acosen impunemente a la gente que opina o que vive de un modo distinto al que estos haters consideran conveniente.

“Iluminada cenitalmente y desnuda, la piel de la chica brillaba irreal en ese entorno, con el cuerpo encogido sobre si mismo, en posición fetal”.    [Pág. 119]

@Mrios Virgen del Ara

@Mrios Virgen del Ara

Después de haber descrito a los dos protagonistas principales de la novela solo me queda hablar de la trama de la novela y esta comienza con la desaparición de una modelo rusa de diecisiete años –y que, curiosamente, carece de ombligo– ha puesto en alerta a la Unidad de Delincuencia Especializada y Violencia (UDEV) de Madrid. Dos inspectores, el cincuentón Martínez Gutiérrez y la treintañera Nuria Pieldelobo, serán los encargados de adentrarse en el mundo de la moda para descubrir quién se ha llevado a una chica cuyas redes sociales están tan llenas de admiradores como de haters. Pero la investigación tomará un nuevo rumbo cuando el cadáver de la modelo aparezca tumbado sobre el altar de la ermita de la Virgen del Ara (Badajoz).
El asesinato de la modelo rusa abrirá tres líneas de investigación. La primera apunta a la existencia de una posible red de prostitución de lujo que organiza fiestas privadas con menores de edad. La segunda, a la maldad de un follower que se ha obsesionado con las fotos sensuales que la muchacha colgaba en Instagram. Y la tercera, a un crimen de carácter ritualístico cometido por alguien que pretende librar al mundo de todos aquellos pecadores que no siguen los preceptos de Dios.
Esta tercera línea de investigación cogerá fuerza cuando aparezcan dos nuevos cadáveres: el de un chico al que han asesinado brutalmente y el de un hombre con barba al que han ahogado. Además, ambos cadáveres han sido hallados, al igual que en el caso de la modelo, en lugares de culto religioso: el monasterio de San Juan de la Peña (Huesca) y el santuario de Aránzazu (Guipúzcoa). Los investigadores no tardarán en relacionar cada uno de los asesinatos con una escena del Antiguo Testamento: el primero representa a Adán y Eva, el segundo a Caín y Abel, y el tercero a Noé. La pregunta es: ¿habrá un cuarto asesinato relacionado, por ejemplo, con la Torre de Babel? ¿Tendrá, pese a todo, algún vínculo con las fiestas privadas de carácter sexual a las que se invita a las modelos?

Donde haya tinieblas @Sara Mate

@Sara Mate

Así pues, lo que parecía un crimen vinculado a las redes de prostitución de lujo ha degenerado en un caso de serial killer con trasfondo religioso. De manera que, a lo largo de la novela, los inspectores se verán obligados a adentrarse en diferentes mundillos: el de los desfiles de moda, el de los ricachones que organizan orgías privadas, el de las hermandades cuyos miembros andan obsesionados con castigar los pecadores y, en definitiva, el de otros ambientes que, eso sí, tienen siempre un denominador común: la misoginia o, lo que es lo mismo, el sometimiento del cuerpo de la mujer.
De hecho, el tema de la misoginia y el machismo será, precisamente, lo que unirá a los dos inspectores que, debido a su edad, tienen visiones muy distintas de la realidad, a todas luces tremendamente distintos el uno de otro, tendrán que entenderse para resolver un caso lleno de claroscuros. ¿Serán capaces de hacerlo?

Este thriller plantea una reflexión irónica sobre la intolerancia, la dicotomía entre pecado y belleza, entre misericordia y castigo, y las relaciones entre el hombre y la mujer como dos seres destinados a entenderse desde el principio de los tiempos. 

Aparte hay otro detalle que os hará más agradable la lectura, pues conoceréis «al Influencer, al Conspirador, a la Pitbull, a Clint Easwood, a Donsebastián, a Muñequín, a la Botox, a Bigdata y a algunos más» que os harán la lectura de esta novela policíaca más interesante.

Con Manuel Ríos San MartínEn la charla que mantuvimos en relación a la novela le pregunté sobre la trama y los escenarios. Me comentó que primero fue la trama en la que alguien asesinase siguiendo la Biblia, y también quería hablar del pecado, del mal. Si en La huella del mal hablaba del mal desde un punto de vista primitivo, en Donde haya tinieblas introducía el concepto de pecado, de castigo, de misericordia.
Luego comencé a buscar lugares en España en los que estuviese representado Adán y Eva y vi una foto de la Ermita de la Virgen del Ara y decidí que fuera el escenario principal, un escenario impresionante con unas pinturas excepcionales del siglo XVII.
La novela comenzó a documentarla en noviembre de 2018, comenzó a escribirla en marzo de 2019 y se entregó a la editorial definitivamente en febrero de este año.

Lee y disfruta de las primeras páginas de la novela.

El autor:
Manuel Ríos San Martín (1965) es licenciado en Ciencias de la Información y ha trabajado en importantes productoras de televisión como Globomedia, BocaBoca y Diagonal, en las que ha ejercido de productor ejecutivo, director o guionista. Ha participado, entre otras, en Colegio Mayor, Médico de familia, Menudo es mi padre, Más que amigos, Compañeros, Mis adorables vecinos, Soy el Solitario, Raphael, Rescatando a Sara, Historias robadas y Sin identidad. Ha dirigido un largometraje, No te fallaré, y ha colaborado en la escritura de los guiones de Amigos… y Maradona, la mano de Dios. Ha coordinado y coescrito el libro El guion para series de televisión, publicado por el Instituto de RTVE.

También es autor de las novelas Círculos y La huella del mal, que ha sido traducida al italiano y está siendo adaptada a la televisión como una serie de ocho capítulos por el mismo Ríos San Martín junto a Victoria Dal Vera y la productora LAZONA.

El libro:
Donde haya tinieblas ha sido publicado por Editorial Planeta en su Colección Autores Españoles e Iberoamericanos. Encuadernado en tapa dura con sobrecubierta, tiene 528 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo en el que Manuel Ríos San Martín nos habla de su novela Donde haya tinieblas.

.
Para saber más:
https://manuelriossanmartin.com/
https://www.facebook.com/mfantasma
https://twitter.com/mriossanmartin

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa, Literatura. Novela Negra