Archivo de la etiqueta: Deborah Levy

«El hombre que lo vio todo», de Deborah Levy

«La nueva novela de Deborah Levy, nominada al Premio Booker 2019, es una brillante exploración de la memoria, la percepción, la historia y las derivas de una Europa donde los viejos fantasmas cobran nuevas formas.»

.

Cubierta de 'El hombre que lo vio todo'

Cubierta de ‘El hombre que lo vio todo’

Tras emprender un ejercicio de memoria y reflexión personal y política a lo largo de los tres volúmenes que integran su “Autobiografía en construcción”Cosas que no quiero saber, El coste de vivir y Una casa propia—, Deborah Levy deja a un lado el yo y regresa al territorio de la ficción con una novela en la que, como en su memoir, pasado y presente se entretejen. La memoria, la historia, la mirada sobre los otros y nosotros mismos, la tiranía o los fantasmas que nos acechan son algunos de los temas que, presentes en sus obras anteriores, Levy retoma ahora en El hombre que lo vio todo, una historia que bascula entre la República Democrática Alemana y el Reino Unido del Brexit, y está protagonizada por un hombre que teje un relato elíptico hecho de lagunas, subjetividad narcisista y retazos de realidad superpuestos.

El accidente de Saul, en 1988, abre una trama de consistencia realista en la que, sin embargo, irrumpen pequeños detalles disruptivos, apariciones de densidad espectral y alteraciones de la temporalidad que tiñen a la historia de un inquietante y enrarecido aire onírico. Un salto en el tiempo de veintiocho años desbarata el curso de la narración y, a partir de allí, aquellas piezas desconcertantes cobran otros sentidos a la luz de los recuerdos ajenos y una memoria que dibuja círculos. Entre loops, imágenes que insisten con una tenacidad obsesiva, y el sutil vaivén de un diálogo que, como un ritornello, repite «Es así, Saul Adler». «Es así, Jennifer Moreau»., Deborah Levy compone una novela de minuciosa factura donde forma y contenido se iluminan mutuamente, y destaca el interés de la escritora por explorar y desarrollar técnicas literarias para conseguir que diferentes dimensiones temporales puedan coexistir en un mismo plano, tal y como explicaba en El coste de vivir. Del brillante trabajo de escritura y una historia de vida incierta, surge entonces una obra elusiva y fascinante que transcurre allí donde los límites entre pasado y presente se difuminan; las identidades se construyen en la encrucijada de orígenes y lenguas, y trascienden lo binario; y se navega entre la conciencia y los mecanismos del inconsciente.

Mientras en la mente confundida del protagonista se agolpan los traumas de infancia, las obsesiones y una incapacidad de mirar más allá de si que se traduce en daño a los otros, los fantasmas de ayer adquieren nuevas formas y continúan su viaje, recorriendo una Europa que, como Saul, ha de repetir la misma historia, presa de errores que no se saben reparar. De un Londres en el que, tras
el aire de desenfado pop, aún se palpan las heridas del siglo XX, a una Alemania Oriental donde la vida transcurre entre muros y restricciones bajo la mirada vigilante del Estado autoritario, para regresar a un Reino Unido que se repliega entre sus fronteras, El hombre que lo vio todo traza un círculo en el que cada pieza, cada detalle que Levy deja caer, por más inocente que parezca, añade una capa de sentido a un relato que contiene en su propia estructura una aguda reflexión acerca de la memoria, la percepción y los ciclos de la historia.

«Una exploración de la historia, de la naturaleza de la tiranía política y de cómo los amantes pueden, a la vez, fascinarse y borrarse mutuamente». The New York Times

En 1988, en Londres, el joven Saul Adler es atropellado por un Jaguar al cruzar el famoso paso de peatones de Abbey Road. Sin ninguna lesión aparente, al día siguiente parte hacia Berlín Este con una beca como historiador. Pero las lesiones provocadas por el accidente parecen más graves de lo que creía, y durante su estancia en Alemania empieza a tener visiones del futuro, como la caída del muro de Berlín.
En 2016, años después de haber regresado a Londres y en pleno Brexit, Saul es atropellado de nuevo en Abbey Road por el mismo coche. A partir de ese momento dependerá del relato ajeno para dar sentido a sus recuerdos, condensados en un complejo mosaico de personas a las que ha hecho daño y detalles obsesivos en los que el pasado y el presente se entretejen en un círculo sin salida.

El hombre que lo vio todo es una profunda reflexión sobre la forma en que la historia se repite cuando no reparamos nuestros errores. Deborah Levy traza un inquietante viaje por la Europa de las últimas décadas, demostrándonos que la memoria puede moldearse del mismo modo que las fronteras.

Lee y disfruta de un fragmento de la novela.

La autora:Deborah Levy
Deborah Levy (Johannesburgo, 1959) es novelista, dramaturga y poeta británica. Es autora de siete novelas: Beautiful Mutants (1986), Swallowing Geography (1993), The Unloved (1994), Billy & Girl (1996), Nadando a casa (2015), Leche caliente (2018) y El hombre que lo vio todo, que acaba de publicar Literatura Random House. Nadando a casa fue finalista del Man Booker Prize y del Jewish Quarterly Wingate Prize en 2012, y Leche caliente fue seleccionada para el Man Booker Prize y el Goldsmiths Prize en 2016. Deborah Levy es también autora de una colección de cuentos, Black Vodka (2013), finalista del BBC International Short Story Award y del Frank O’Connor International Short Story Award. Ha escrito para la Royal Shakespeare Company y para la BBC. Cosas que no quiero saber (2020), El coste de vivir (2020) y Una casa propia (2022) forman su «autobiografía en construcción». Los dos primeros volúmenes recibieron el Premio Fémina Étranger.

El libro:
El hombre que lo vio todo (título original: The Man Who Saw Everything, 2019) ha sido publicado por la Editorial Random House. Traducción de Cruz Rodríguez Juiz. Encuadernado en rústica con solapas, tiene 224 páginas.

Como complemento pongo un vídeo en inglés titulado Deborah Levy Presents The Man Who Saw Everything.

.
Para saber más:
Deborah Levy en Wikipedia.

 

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa

«Lunáticos, amantes y poetas. Doce historias inspiradas en Shakespeare y Cervantes», de Varios Autores

Los autores de habla hispana Marcos Giralt Torrente, Yuri Herrera, Valeria Luiselli, Vicente Molina Foix, Soledad Puértolas y Juan Gabriel Vásquez; y los autores de habla inglesa Rhidian Brook, Deborah Levy, Nell Leyshon, Hisham Matar, Ben Okri, Kamila Shamsie y Salman Rushdie (autor de la introducción)

Cubierta de Lunáticos, amantes y poetas. Doce historias inspiradas en Shakespeare y Cervantes

Cubierta de Lunáticos, amantes y poetas. Doce historias inspiradas en Shakespeare y Cervantes

El 23 de de abril de 1616 el mundo perdió dos titanes literarios: William Shakespeare y Miguel de Cervantes . La coincidencia es tan notable que sólo un cascarrabias desea señalar que es un error por dos motivos. En 1616 Inglaterra todavía estaba usando el calendario juliano, mientras que España se había trasladado al sistema gregoriano. Las investigaciones recientes sugieren que Cervantes falleció el 22 de abril y fue enterrado al día siguiente. Así que tal vez hubo 10 días entre las dos muertes: todavía está lo suficientemente cerca como para merecer una fiesta conjunta.
El Hay Festival, en coorganización con Acción Cultural Española y el British Council, a través de los editores Daniel Hahn y Margarita Valencia, seleccionó a doce prestigiosos autores, seis de habla inglesa y seis de habla hispana, para que cada uno escribiera un texto de ficción, original e inédito, no superior a 4.000 palabras, en el que rindieran su particular homenaje literario a Cervantes y Shakespeare. Con el fin de mostrar la repercusión e influencia internacional de estas dos grandes figuras literarias, los escritores de habla inglesa escribieron un texto influido por la obra de Cervantes, mientras que los escritores de habla hispana tomaron como base la de Shakespeare.
El libro está publicado en español por Galaxia Gutenberg y en inglés por And Ohter Stories.

Salman Rushdie en la introducción escribe: “En sus diferencias, representan oposiciones que siguen vigentes; y en sus semejanzas habrá mucho de utilidad para sus herederos, de los cuales un selecto grupo tendrá más que añadir en las páginas que vienen a continuación”.

  • Introducción. Salman Rushdie. Traducción de José Manuel Lleras.
  • Masacre de Antología. Rhidian Brook. Traducción de Juan Sebastián Cárdenas.
  • Cristal. Nell Leyshon. Traducción de Mariano Peyrou.
  • Los perros de la guerra. Juan Gabriel Vásquez.
  • Mir Aslam de Kolachi. Kamila Shamsie. Traducido por Juan Fernando Merino.
  • Abrir ventanas. Marcos Giralt Torrente.
  • El piano-bar. Hisham Matar. Traducción de Rita da Costa.
  • La vida secreta de los Shakespearianos. Soledad Puértolas.
  • Coriolano. Yuri Herrera.
  • Muñeca egipcia. Vicente molina Foix.
  • La mujer de vidrio. Deborah Levy. Traducción de Juan Manuel Espinosa.
  • Shakespeare, New Mexico. Valeria Luiselli.
  • Don Quijote y la ambigüedad de la lectura. Ben Okri. Traducción de Juan Sebastián Cárdenas.

Como complemento pongo el vídeo completo de la presentación del libro en la Biblioteca Nacional de España.

Para saber más:
http://cervantes.uah.es/
Willliam Shakespeare en Wikipedia

Cubierta de las dos ediciones, española e inglesa

Cubierta de las dos ediciones, española e inglesa

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa