Archivo de la etiqueta: Colección Roja & Negra

«El hombre celoso», de Jo Nesbø

«… Lo que estoy describiendo son sociedades en transición… Hemos entendido que el estado de derecho estaba garantizado… la mayor parte del tiempo estamos en un periodo de transición… Hacen falta muy pocos años para que esto se tambalee…»

MaudyReseña escrita por Maudy Ventosa.

Creador de uno de los inspectores más aclamados por los amantes de la novela negra en el mundo entero, Harry Hole, autor de éxito, el escritor escandinavo Jo Nesbø presenta en la Fundación Telefónica de Madrid su nuevo libro, El hombre celoso, publicado por Editorial RESERVOIR BOOKS.

JN

El último libro de Jo Nesbø tiene un formato distinto respecto a sus novelas anteriores; está compuesto por doce relatos que, según el director literario de Reservoir Book, Jaume Bonfill, podrían ser doce micronovelas. Las tramas giran en torno a dos temas principales: los celos y el poder, a la vez que incorpora otros de absoluta actualidad: el temor y el futuro actualizado.

Cubierta de 'El hombre celoso'Afirma el autor que han ocurrido muchas cosas desde que comenzó a escribir estas narraciones. Inició La historia de la isla de las ratas antes de que empezara la pandemia, y cuando la terminó, estábamos en plena COVID 19 y en EE.UU. habían asaltado el Capitolio, símbolo de la democracia, en cuya cúpula luce orgullosa la figura denominada “Freedom Triumphant un war and peace”. Le recuerda a la gente subida a los tejados en Saigón, cuando se desmoronó el estado del bienestar y la ley no significaba nada…y le lleva a una reflexión que nos enfrenta a la realidad que vive Europa en estos momentos:

La democracia tiene una capa muy fina, hay que consolidarla día a día, no nos la han regalado.

Recuerda, con admiración, como en Yugoeslavia consiguieron fusionar los distintos tipos de población, croatas, serbios y bosnios… ¿qué sucedió después? Movimientos políticos que buscan desestabilizar, demagogos… Cuando volvió, años más tarde, tras la guerra, el país estaba dividido y Milosevic hacía declaraciones en televisión, en todos los medios… Un país construido tras la Guerra Mundial y se va al garete en tres meses. Eso podría haber pasado en EE.UU. ¿Cómo es de sólida esta sociedad que hemos construido? Hay riesgos, afirma rotundo.

Telef

Basada en un relato de Jo Nesbø, con guion de Erik Skjoldbjaerg, la serie de TV Occupied –Okkupert 2015-2019-, nos cuenta el autor, provocó una reacción de protesta muy fuerte por parte del embajador ruso en Noruega. Todavía estaba lejano el 24 de febrero de 2022 y Jo parecía vaticinar lo que ocurriría, aunque se equivocó de país. Queda patente la preocupación del escritor noruego, al igual que la de todos los demócratas europeos, por la ocupación cruel y sin sentido que está llevando a cabo Rusia en un país soberano, Ucrania, al que está aniquilando. Le interesa saber qué haríamos para no perder la independencia y la democracia; cómo lucharíamos contra esto para mantenerla libertad; qué estaríamos dispuestos a sacrificar para preservar esos valores. Es lo que están haciendo en Ucrania, mantener esto que creíamos tener asegurado.

Por cierto, tras las protestas del embajador ruso por la serie de TV invaden Crimea.
Si no quieres caldo…

Jo Nesbø estudió Historia Económica y, afirma, todas las guerras parten de un interés económico, pero al hacer un análisis más profundo, piensa que hay también egos que producen estos conflictos. Hay individuos que necesitan el apoyo de la población y Putin lo tiene. Ha tenido más apoyo en Rusia que cualquier hombre de estado en el mundo. Prefieren vivir en un país temido por sus vecinos. Tiene la mayoría de la población y sabe que sus vecinos le temen. La marca que quieren dejar en la historia individuos poderosos no solo es patrimonio de Putin, se puede hacer extensiva a otros líderes, como el de Brasil, el de Turquía o el de EE.UU.

Las emociones humanas, como los celos, el ansia de poder –los temas en los que se basan sus relatos–, también están presentes en los procesos políticos; unas emociones llevan otras aparejadas como la envidia que provoca el poder del otro; el miedo, la ira, la frustración… ante la injusticia. Las emociones son las responsables de determinadas conductas cuando no se gestionan adecuadamente ¿Cuál es más destructiva? Complicado análisis, sobre todo si predominan varias negativas…

El escritor escandinavo nunca acaba de estar del todo satisfecho con sus creaciones, porque si vuelve a releerlas siempre cambiaría algo… Su mayor crítica es su madre, una culta bibliotecaria que le dice: “no quiero leer tus novelas porque me odiaría que no me gustaran”. Afirma que, cuando escribe, no piensa en la enorme demanda que tiene en estos momentos la novela negra; su motivación es su obra.

No sigue a escritores españoles, y aunque estamos en el año cervantino y está aprendiendo español, solo ha leído partes de El quijote, porque es un tocho.

Aunque me encanta su obra, señor Nesbø, le quito dos puntos, porque una también tiene su corazoncito.

Lee y disfruta de un fragmento de la novela.

El libro:
El hombre celoso (título original: Rotteøya og andre fortellinger, 2021) ha sido publicado por la Editorial Reservoir Book en su Colección Roja & Negra. Traducción de Lotte KatrineTollesfsen. Encuadernado en rústica con solapas, tiene 544 páginas.

Como complemento pongo el vídeo de la presentación en Espacio Fundación Telefónica Madrid del último trabajo de Jo Nesbø, ‘El hombre celoso’. Estará acompañado por la periodista y escritora Marina Sanmartín.

.
Para saber más:
https://jonesbo.com/

Con

Jo Nesbø con Maudy Ventosa

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa, Literatura. Novela Negra, Por Maudy Ventosa

«Después de la guerra», de Hervé Le Corre

♦Prix Le Point du Polar européen
♦Prix Landernau♦
♦Prix Michel-Lebrun♦

«El gran thriller histórico del multipremiado maestro del noir francés es una historia de venganza que mira de frente a los fantasmas de los años cincuenta.»

Hervé Le Corre durante a rueda de prensa

Hervé Le Corre durante a rueda de prensa

Cubierta de 'Después de la guerra'

Cubierta de ‘Después de la guerra’

Referente indiscutible del thriller y la novela negra francesas desde los años 90, Hervé Le Corre dio un nuevo impulso a su ya dilatada y celebrada trayectoria literaria con la publicación en 2014 de Después de la guerra, que recabó distinciones tan importantes como el Prix Landernau, el Prix Michel-Lebrun y el Prix Le Point du Polar européen. En ella ponía el foco en uno de los momentos más críticos en la historia reciente de su país: la conjunción de traumas y agravios que se arrastraban desde el final de la Segunda Guerra Mundial con la creciente movilización de soldados hacia el frente argelino. Cuando todavía supuraban las heridas del anterior conflicto bélico se abrían de nuevas. El dolor y la muerte como un continuo desesperante.

En este marco tan complejo y delicado, Le Corre saca músculo novelístico recreando la desolación física y mental que debía respirar su Burdeos natal en los años 50, al tiempo que llevando la acción a la árida y brutal Argelia. En uno y otro lugar, el lector topará con un conjunto de personajes que amasan emociones y sentimientos extremos, empujados al límite, supervivientes de un pasado atroz o enfrentados a un presente despiadado y asfixiante.
Los familiarizados con la obra del escritor se reencontrarán con su interés por la violencia –«me asusta y hace que me pregunte por qué la gente la ejerce y por qué quienes la sufren muchas veces no intentan salir de la trampa en que se encuentra» declaró a El Periódico–, por la exploración de los deseos, pulsiones y frustraciones del ser humano y por el dramatismo de esos momentos históricos en los que resulta imposible permanecer neutrales.

En la entrevista que fue muy interesante, habló de las heridas abiertas y comentó que el principal motor de la novela es el enfrentamiento entre un brutal policía y un fantasma del pasado que regresa a Burdeos cegado por las ansias de pasar cuentas. Hervé Le Corre retrata con una amplia paleta de grises a dos individuos consumidos por sus demonios personales e inmersos en una huida hacia delante, entre los cuales despliega una rivalidad enfermiza, un letal juego entre el gato y el ratón. A través de estos seres destrozados por la guerra de muy diversas maneras (si bien ambos perdieron su alma en el camino), el autor pone en solfa emociones y sentimiento de alto voltaje como la culpa, la traición, la venganza o la imposibilidad de perdonar.

Habló del espejismo heroico de la guerraLa atracción que la guerra despierta en la juventud es uno de los puntos cardinales de la novela. Impulsados por ideales como el honor, el patriotismo o el heroísmo, o alentados por la glamurización que ha ofrecido el cine, pero también animados por la merca curiosidad de poder corroborar o refutar lo que se comenta en los medios de comunicación o en las conversaciones informales, los jóvenes se han sentido tradicionalmente magnetizados por los conflictos bélicos. A través de la guerra de Argelia, Le Corre habla de esta fatídica pulsión por acudir al campo de batalla y del trauma consiguiente al descubrir que es uno de los ejemplos más flagrantes de infierno en la Tierra.

Y naturalmente del Colaboracionismo y del Holocausto.  La cara más terrible de la Segunda Guerra Mundial hace acto de presencia por medio de la persecución y eliminación de la comunidad a cargo de los nazis. El autor no huye de la complicidad de la ciudadanía francesa en la barbarie ni de la crudeza de los campos de concentración y exterminio.

La ciudad natal de Hervé Le Corre, Burdeos, es el telón de fondo de Después de la guerra que gira principalmente en torno a tres figuras masculinas, unidas por lazos de sangre o por amistades pretéritas, al tiempo que cada una de ellas marcada por la Segunda Guerra Mundial y/o la guerra de Argelia. Le Corre analiza el modo en que la verdadera naturaleza de cada persona asoma en momentos de máxima dificultad y cómo se gestionan profundas heridas vitales.
Albert Darlac comisario del Departamento de la Policía Judicial de Burdeos. Sus simpatías fascistas lo empujaron a ser colaboracionista de los nazis durante el régimen de Pétain, participando en redadas de judíos y lucrándose con el saqueo de las viviendas de los malogrados enviados a los campos de concentración.
Daniel, joven trabajador en un taller mecánico que perdió a sus padres -ella era judía y simpatizante comunista, él un ludópata y un mujeriego proclive a meterse en líos- y a su hermana en un campo de concentración siendo muy niño.
Y André Vaillant, bajo una identidad falsa, a lomos de su motocicleta Norton o apostado en bares o callejuelas desde las que realiza discretas labores de vigilancia, una figura fantasmagórica o ángel de venganza recorre la ciudad ejecutando un siniestro plan. Superviviente del infierno, este hombre invisible cuyo «cuerpo parece vigoroso, erguido, robusto incluso pero la cara es la de un anciano, arrugada como un periódico viejo en el que sólo se hubieran impreso malas noticias» se la tiene jurada a Darlac.

Aunque este trío constituye el núcleo de la obra, Después de la guerra es una novela coral por la que pululan multitud de personajes secundarios, tanto por Burdeos como por Argelia, por el presente como por el pasado. Y si bien Le Corre concentra la mayor parte de sus esfuerzos en el retrato de masculinidades a la deriva, cabe resaltar el amplio abanico de mujeres que sirven de contrapunto a la oscuridad que desprenden ellos, caso, por ejemplo, de Annette y Élise, la esposa y la hija adolescente de Albert Darlac, respectivamente, la joven prostituta Arlette, Roselyne, madre adoptiva de Daniel, o su gran amor Irène.
Y naturalmente, como dije antes la ciudad natal de Hervé Le Corre es el telón de fondo de Después de la guerra, un lugar al que el autor ha vuelto de forma reiterada en su obra. Burdeos es una ciudad portuaria e industrial, cuya grisura física casa con la tristeza anímica que impera entre sus habitantes, muy recientes aún los traumas de la guerray la posguerra: el yugo nazi, las deportaciones de judíos, el colaboracionismo rampante, la impunidad de tantos viejos verdugos, el hambre… La delincuencia, el tráfico de drogas y la prostitución siguen a la orden del día, al tiempo que la única forma de escapar se antoja una ratonera más letal como es poner rumbo el frente argelino. Urbe sin ley, dominio del más fuerte, coto de fantasmas, un escenario noir modélico.

Lee y disfruta de un fragmento de la novela.

Hervé Le Corre

Hervé Le Corre

El autor:
Hervé Le Corre (Burdeos, 1955) es un reconocido autor de novela policíaca. Le Corre comenzó a escribir a los treinta años siendo profesor de lengua y literatura en un colegio de las afueras de Burdeos. En 1990 se publicó su primera novela, La Douleur des morts, en la prestigiosa «Série noire» de Gallimard. En 2009 recibió el Gran Premio de Literatura Policíaca francés y en 2010 el Premio Mystère de la crítica por Les coeurs déchiquetés. En 2014, por su novela Después de la guerra (Roja & Negra, 2021), obtuvo el Premio Landerneau, el Premio Michel-Lebrun y el Premio Le Point du Polar Européen. En 2016 publicó Perros y lobos (Roja & Negra, 2018), que la crítica y los lectores acogieron con verdadero entusiasmo. En 2019 apareció Bajo las llamas (Roja & Negra, 2020), su consagración definitiva como el gran maestro de la novela negra francesa.

El libro:
Después de la guerra (título original: Après la guerre, 2014) ha sido publicado por la Editorial Reservoir Books en su Colección Roja & Negra. Traducción de Carlos Mayor Ortega. Encuadernado en rústica con solapas, tiene 560 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un video en el que Hervé Le Corre nos habla, en francés, de su novela Après la guerre.

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa, Literatura. Novela Negra