Archivo de la etiqueta: Colección Alfaguara Negra

«El derecho de los lobos», de Stefano De Bellis y Edgardo Fiorillo (con entrevista a los autores)

«Un gran thriller en la antigua Roma con Cicerón,
el excenturión Tito y Sila como protagonistas.»

Edgardo y yo compartimos la pasión por la historia —la de la Antigua Roma en particular—, así que estudiando y comparando nos dimos cuenta de que la Roma republicana tardía es una era similar a la nuestra; es decir: Roma aún no es la capital del imperio, pero es una ciudad turbulenta que debe enfrentarse a una clase senatorial en crisis y a un proletariado suburbano que está cambiando. Es una ciudad llena de pícaros. La idea inicial era la de escribir un noir, pero queríamos intentar crear un contexto histórico atípico; por eso al final escribimos sobre la Roma de la guerra civil, que estaba viviendo una situación similar a la de nuestro país frente a la globalización sin estar realmente preparada. Esta Roma también tiene similitudes con el Chicago de la década de 1920 y, otra vez, con la Roma de los años ochenta. Existe, digamos, cierta continuidad en la humanidad.

“Por lo demás, ¿qué era la Suburra sino un intestino retorcido de callejones tenebrosos en los que fermentaban los desechos de la Urbe?”  [Pág. 13]

Cubierta de 'El derecho de los lobos'

Cubierta de: ‘El derecho de los lobos’

Nos apasionaba el periodo de transición de la Roma arcaica y los resonantes paralelismos con otras eras: cómo nos enfrentamos ahora a la globalización y cómo Roma se abrió al Mediterráneo —una novedad por la que en ningún caso estaba lista, tanto es así que dio pie al populismo y forzó un cambio de sistema—. La Roma de aquel entonces tenía una estructura sociopolítica que no estaba a la altura de los desafíos de su tiempo y, en este aspecto, se parece a todas las metrópolis que se asoman a los nuevos tiempos, con sus consecuencias y resistencias. Las comparaciones son muy interesantes; además, pudimos insertar códigos y registros típicos de otros géneros literarios.

Decidimos rastrear un hecho real, la primera causa de Cicerón, y, a partir de ahí, iniciar la construcción de la novela. De hecho, la novela histórica constituye la base del libro de la que arranca la novela negra. El texto luego se desarrolla siguiendo dos líneas narrativas: una principal que sigue a Cicerón en el mundo de los patricios y una de secundaria que narra los eventos de algunos personajes.
El libro nace de nuestras pasiones: la Roma republicana, la historia militar y el gran noir. Tras treinta años de amistad —que empezó en el instituto de Piacenza— nos sentimos listos para hacer algo juntos. Encontramos la Pro Sexto Roscio Amerinio y entendimos que era el punto de partida perfecto para nuestra trama. Hemos estudiado muchísimo porque las fuentes de la época imperial son mucho más escasas. Además, el primer siglo antes de Cristo está todo in fieri, tanto en la política como en la sociedad.
Reconstruir el proceso no fue sencillo: imaginar todas las contrapartes, caracterizar a un Cicerón aún inmaduro e inseguro, alejado del gran orador al que conocemos. Queríamos que pareciera un novato provinciano que, humanamente hablando, estaba un poco por debajo de las expectativas de las grandes familias patricias.
Estudiamos día y noche, buscando huecos para que fuera compatible con nuestros horarios de trabajo. El derecho de los lobos nace tras un par de años de trabajo conjunto, sobre todo por las tardes y los fines de semana. Ha sido duro conseguir cierta unidad estilística, pero también emocionante. Queríamos usar un tono más sobrio que el de la novela histórica tradicional para dar más ritmo a la trama, algo parecido a la prosa de James Ellroy.

Si tuviéramos que trasladar la novela a otro escenario sería sin duda Los Ángeles de La Dalia negra o la Roma de los años ochenta. Nos hemos inspirado en la atmósfera que crea Giancarlo De Cataldo en las descripciones de Roma y Ostia y hemos creado dos líneas narrativas —la del parricidio y la del crimen del burdel— con una serie de personajes que realmente existieron y otros de pura ficción. Queríamos que la narración recorriera todos los ambientes de la ciudad, las zonas pudientes con grandes familias de la nobleza y las zonas más populares, retratar a los veteranos dela guerra civil y los soldados que pululaban por la Roma más picaresca, sin pasar por alto la casa de los patricios al puerto de Ostia, que hemos descrito como si fuera una suerte de Tijuana.
La Roma del primer siglo antes de Cristo empezaba a ser una época de “sexo, drogas y rock and roll”, por así decirlo. La población empezaba a abrirse al placer. Además, era una ciudad oscura, sin luces, con muchos crímenes y mucha desconfianza, con cambios frenéticos y con un Sila que empezaba a importar las costumbres helénicas. Roma es la ciudad eterna por sus virtudes, pero también por sus vicios; y a nosotros, por qué negarlo, nos interesan los vicios, que son una suerte de constante en los pueblos latinos. Hoy en día las masas siguen queriendo ver la sangre, los actores, el espectáculo de los culpables.

Descripción de la editorial:
En el año 80 a. C. Roma es una metrópolis violenta en la que se entrelazan el dinero, el vicio y la política. En la oscuridad de los bajos fondos, cuatro asesinos liderados por un coloso con horribles cicatrices irrumpen en el nuevo burdel de lujo La Vaina del Gladio y provocan una masacre; entre los muertos, el rico comerciante de telas Marco Vilio Cincio, aspirante a senador. El dueño del lugar, único superviviente de la carnicería y principal sospechoso, ha desaparecido, y son muchos los que lo buscan, como el veterano centurión Tito Anio.
En otro rincón de la ciudad, la vestal Cecilia Metela acude al joven Cicerón para que defienda a su protegido, Sexto Roscio, de la acusación de parricidio: una causa delicada que oculta intereses perversos. La sombra de Sila, cuyos enemigos están cada vez más inquietos, se cierne sobre ambos casos. Mientras que, para llegar a la verdad, Tito deberá enfrentarse a peleas, emboscadas y complicaciones sentimentales, Cicerón descubrirá que en el foro está en juego no solo el destino de Sexto, sino el suyo propio, e incluso la supervivencia de la República.

Lee y disfruta de un fragmento de la novela.

Los autores:
Stefano De Bellis ha sido policía, economista, compositor musical, experto en logística y sumiller. Apasionado de la literatura, la historia antigua, la filosofía y las religiones primitivas, actualmente trabaja como consultor informático.

Stefano De Bellis y Edgardo Fiorillo ©Danny Christensen

Stefano De Bellis y Edgardo Fiorillo © Danny Christensen

Edgardo Fiorillo es biólogo, traductor, divulgador científico, editor y ha trabajado en primera linea contra el COVID-19 en el hospital de Piacenza.

El libro:
El derecho de los lobos (título original: Il diritto dei lupi, 2021) ha sido publicado por la Editorial Alfaguara en su Colección Alfaguara Negra / Narrativa Internacional. Traducción de Carlos Gumpert Melgosa, 2021. Encuadernado en rústica con solapas, tiene 662 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo el vídeo de la entrevista que mantuve con los autores.

.
Para saber más:
Sexto Roscio en Wikipedia.
Cicerón en Wikipedia.

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa, Literatura. Novela Negra

«La virgen negra», de Ilaria Tuti

Finalista del Premio Edgar Allan Poe 2021

«La Virgen Negra es el tercer libro de la serie protagonizada por la comisaria Teresa Bataglia tras La Muchacha de los ojos de papel (una novela corta) y Flores sobre el infierno»

.

Cubierta de 'La virgen negra'

Cubierta de: ‘La virgen negra’

La original pareja de policías de Flores sobre el infierno, la comisaria Teresa Battaglia y Massimo Marin, investigan en esta nueva entrega un crimen antiguo y aparentemente sepultado, cometido en la actual frontera eslovena con Italia durante los enfrentamientos entre nazis y partisanos en el año 1945.
La comisaria duda si seguir ocultando a su equipo la enfermedad que se ceba con su memoria, cuando ella y su colaborador Massimo Marini reciben una llamada desde la galería de arte del señor Gianmaria Gortan. Ha sido hallado un cuadro con fecha 1945. Es el retrato de una mujer pintado de rojo y los críticos lo atribuyen a Alessio Andrian, un hermético y célebre pintor de la zona. El cuadro tiene un enorme valor, pero más valor tiene que se descubra que está pintado con sangre humana y el dedo y el pincel del artista se empaparon directamente de un corazón humano que estaba dejando de latir. Andrian, pese al paso del tiempo, sigue vivo, pero lleva décadas postrado en una cama, incapaz de hablar. No obstante, su silencio es una elección personal: es su fuerza de voluntad lo que le impide moverse y hablar. Su sobrino Raffaello y una mujer cuidan de él con esmero, pues la obra de Andrian les ha dejado una generosa herencia y viven muy cómodamente.

Teresa descubre en el curso de la investigación que Andrian luchó en el año 1945 con el frente partisano y que fue hallado por una familia en los bosques yugoslavos, casi muerto y completamente cubierto de una sangre que no era suya; llevaba dos semanas desaparecido y nadie ha sabido nunca qué ocurrió en aquellos días. Desde entonces, el pintor jamás se ha recuperado y ha permanecido en un estado casi vegetal. Mientras tanto, Teresa sigue dependiendo de su diario para llevar una vida normal y seguir con el trabajo. La idea de dejar el trabajo y confesar su enfermedad a su equipo es cada vez más fuerte, pero la evidente debilidad psicológica de Massimo comienza a ser preocupante. Desde que volvió de las vacaciones no es el mismo y muchas sombras parecen haber borrado su ya precario carisma.

La aparición del Tikô Wariö, el protector de los bosques de la zona, abre nuevas pistas en la investigación. Se trata de una persona que, con su máscara, protege el territorio y mantiene vivos los antiguos rituales tribales de vida y muerte en aquellos antiguos bosques. Así, Teresa decide adentrarse en el lugar donde fue encontrado Andrian en 1945, hoy territorio esloveno, y solo descubre que el cura de la época guardaba un diario sobre los enfrentamientos de frontera y las brutalidades llevadas a cabo por los soldados locales. El médico legal, Antonio Parri, sin embargo, le da a Teresa una pista importantísima para la investigación: la sangre del cuadro pertenece a una mujer y, por su ADN único en el mundo, solo se puede tratar de una habitante autóctona de Val Resia, un pequeño valle donde los habitantes no son de origen indoeuropeos y cuya lengua y costumbres son únicos en el mundo.
Teresa ve necesario pedir permiso para ir a investigar la identidad de la mujer. Pero el fiscal y director de la policía ya no es su gran amigo Paolo Ambrosini, pues ha sufrido un infarto. Quien lo sustituye es Albert Lona, un antiguo pretendiente de Teresa que le hizo la vida imposible porque ella lo rechazó. Pero desde la cama del hospital, Ambrosini, le sugiere a Teresa que emplee en la investigación del cuadro un método poco convencional, ajeno al cuerpo de policía: hay una chica, Blanca Zago, que junto a su perro Smoky se ha especializado en hallar cadáveres y huesos en terrenos difíciles. Blanca es ciega y no puede entrar en el cuerpo de policía, pero trabaja de forma independiente y es la mejor en su especialidad.
Teresa, Blanca, Smoky y Massimo se dirigen a Val Resia con una foto del cuadro en busca de alguien que pueda decirle si conocen de algo a la mujer retratada, si el rostro les resulta familiar o si ven alguna semejanza con algún pariente fallecido. Para sorpresa de todos los implicados, la memoria de la chica del cuadro sigue intacta entre sus familiares. Cuando también un anciano del pueblo, Emmanuel Turan, desaparezca y sea encontrado muerto en el bosque, con el corazón arrancado y con un extraño disfraz, los rituales del antiguo matriarcado resiano salen a la luz y el caso se hará definitivamente más complejo.

«La incisiva escritura de Ilaria Tuti confiere al protagonista de La virgen negra un carácter fuerte, a veces insoportable, pero siempre dispuesto a comprender a los demás.»

Lee y disfruta de un fragmento de la novela.

Ilaria Tuti

Ilaria Tuti

La autora:
Ilaria Tuti (Gemona del Friuli, 1976) vive en la montaña, cerca de Gemona del Friuli. Estudió Economía y, gran amante de la pintura, ha sido ilustradora en una pequeña editorial. Ha publicado varios relatos, uno de los cuales, «La bambina pagana», obtuvo el Premio Gran Giallo Città di Cattolica 2014. Su novela Flores sobre el infierno (Alfaguara, 2019) vio la luz en Italia en 2018 y enseguida cosechó un gran éxito. Sus derechos han sido vendidos a la televisión y ha sido traducido en trece países. La virgen negra es su esperadísima secuela.

El libro:
La virgen negra (título original: Ninfa dormiente, 2019) ha sido publicado por la Editorial Alfaguara en su Colección Alfaguara Negra. Traducción de Carlos Gumpert Melgosa. Encuadernado en rústica con solapas, tiene 504 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo el Book trailer de «Ninfa dormiente»  de Ilaria Tuti.

.
Para saber más:
https://www.facebook.com/ilaria.tuti
https://twitter.com/Ilaria_Tuti

 

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa, Literatura. Novela Negra