Archivo de la etiqueta: Carlos Milla Soler

“Bellas durmientes”, de Stephen King y Owen King

«¿qué pasaría si las mujeres abandonaran este mundo?»
«Una colaboración padre / hijo tremendamente provocativa y gloriosamente absorbente.»
.

Cubierta de Bellas durmientes

Cubierta de: ‘Bellas durmientes’

En esta espectacular colaboración entre padre e hijo, Stephen King y Owen King nos ofrecen la historia más arriesgada de cuantas han contado hasta ahora. Bellas durmientes es una distopía feminista, cuya hipótesis es la posibilidad de que las mujeres abandonen este mundo hartas de la violencia y el maltrato que se ejerce sobre ellas y creen una sociedad sin hombres. La historia en definitiva es una parábola sobre la posibilidad de un mundo exclusivamente femenino, más pacífico y más justo.
No es precisamente un tema nuevo, en la literatura o el cine. Lo que destaca en esta versión particular es su brillantez. En un futuro tan real y cercano que podría ser hoy, y con una fantasía espectacular, que en todo momento se apoya en la lógica y en la reflexión, los autores convierten la idea de que las mujeres abandonen el mundo para crear otro en un
cuento conmovedor, en una aventura emocionante a veces violenta y a veces tierna.
La novela contiene ciertos pasajes que recuerdan a Apocalipsis, pero también al descenso dantesco de los personajes de La cúpula a medida que el tiempo apremia, con un personaje central cuya dualidad desorientará a más de un lector: en las propias palabras de los autores, Evie Black es la Madre Naturaleza, la Bella Durmiente atrapada en el castillo, y Maléfica, la bruja, todas al mismo tiempo y en el mismo cuerpo.

Todo comienza en el condado de Dooling, Virginia Occidental, cuando una misteriosa mujer conocida como Evie Black asesina a un violador y a un amigo de éste, dejando viva a una joven adicta. A partir de la extraña aparición de Evie en esta región de los Apalaches, todas las mujeres del planeta son víctimas de una misteriosa epidemia: una vez que se duermen, un capullo blanco surge de ellas, aislándolas del mundo exterior y llevándolas a otro lugar. Y aquellos adultos que cometen el error de despertarlas, destruyendo las hebras de las crisálidas en el intento, terminan asesinados: liberar a las mujeres de los capullos las hace presas de un instinto homicida incontrolable que solo se detendrá cuando vuelvan a dormirse, algo que tendrá lugar después de haber eliminado a quien las haya despertado.
Las consecuencias empiezan casi inmediatamente: hombres desorientados y preocupados por sus esposas, novias, hijas y madres, buscando desesperados una solución a Aurora, esta enfermedad de la cual nadie parece tener información ni cura; otros hombres que, abandonados a sus instintos primarios, consideran que tienen que tomarse la justicia por su mano, eliminando los capullos y justificando a quien quiera escuchar que las propias mujeres son las culpables y sus actos son responsables de esta situación. Hay casos de violaciones de mujeres dormidas y otros en los que sus hombres las esconden para defenderlas. Y, finalmente, algunas mujeres que hacen todo lo posible y a su alcance para mantenerse despiertas y postergar lo inevitable. Y otras que incluso entregan a sus hijos para no hacerles daño antes de volver a dormir. El mundo se está quedando sin mujeres.

Pero hay una mujer que es inmune a la epidemia. Evie Black, prisionera (y protegida) en el Centro Penitenciario de Mujeres de Dooling, puede dormir y despertar sin problema alguno, además de tener otros talentos, como comunicarse con ciertos animales e insectos, o saber cosas de los habitantes de Dooling que nadie le ha contado. Y en ella reside la única esperanza de una humanidad que, de no encontrar cura, quedará extinta tal como la conocemos en menos de cien años.
En un mundo donde el tiempo se ha vuelto un bien indispensable, el futuro de toda la humanidad queda en manos de unas pocas personas en la prisión de mujeres, quienes tendrán que mantener con vida a Evie Black, ya que creen que en su cuerpo reside la cura a Aurora, esté viva o muerta.
Entretanto, las habitantes de ese mundo femenino empiezan a plantearse su futuro. El destino de todas las mujeres del planeta depende de su decisión. Las madres echan de menos a sus hijos, otras a sus parejas o sencillamente sus vidas, y la posibilidad de regresar empieza a plantearse. Algunos hombres por su parte se organizan para asaltar la cárcel y obligar a Evie a desvelar el misterio. Solo ella conoce el lugar exacto del Árbol por cuyo tronco se accede a ambos mundos.

Una fábula del siglo XXI sobre la posibilidad de un mundo exclusivamente femenino más pacífico y más justo que resulta especialmente relevante hoy en día.

Lee y disfruta de un fragmento de la novela.

Los autores:
Stephen Edwin King (Portland, Maine, 21 de septiembre de 1947) es autor de más de cincuenta libros, todos best sellers internacionales. Su obra 22/11/63 fue elegida por The New York Times Book Review como una de las diez mejores novelas de 2011 y por Los Angeles Times como el mejor libro de intriga del año. En 2003 fue galardonado con la medalla del National Book Award Foundation for Distinguished Contribution to American Letters; en 2007 fue nombrado Gran Maestro de los Mystery Writers of America, y en 2014 recibió la National Medal of Arts. Entre sus títulos más célebres cabe destacar El misterio de Salem’s LotEl resplandorLa zona muertaOjos de fuegoItMaleficioLa milla verde y las siete novelas que componen el ciclo «La Torre Oscura». Debolsillo ha publicado, entre muchos otros, BlazeEl ciclo del hombre lobo y La cúpula. Sus últimos libros publicados en nuestro idioma son Mr. MercedesDoctor SueñoJoyland 22/11/63.
Vive en Bangor, Maine, con su esposa Tabitha, también novelista.

Owen Philip King (nacido el 21 de febrero de 1977) es autor de Double Feature y Todos a una (Plaza & Janés, 2005) y coeditor de ¿Y ahora quién nos salva? Nuevos superhéroes y sus sorprendentes historias (cortas). Bellas durmientes es su primera novela junto a su padre.

El libro:
Bellas durmientes (título original Sleeping Beauties, 2017) ha sido publicado por el Sello Plaza & Janés en su Colección Éxitos. Traducción de Carlos Milla Soler. Encuadernado en tapa dura con sobrecubierta, tiene 768 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo en inglés, en el que Stephen King y Owen King discuten la inspiración detrás de Bellas durmientes y lo que fue escribir la novela juntos.

Para saber más:
https://stephenking.com/
https://owen-king.com/

sleeping_beauties_2

 

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa, Literatura. Fantasía y Ciencia Ficción, Literatura. Novela Negra

“El bosque infinito”, de E. Annie Proulx

«Una trepidante epopeya que recorre tres siglos de aventuras, amores, odios y traiciones para contar la verdad de la explotación maderera en América.»
.

cubierta-de-el-bosque-infinito

Cubierta de: El bosque infinito

A fines del siglo XVII, dos jóvenes franceses, René Sel y Charles Duquet, llegan a Canadá, entonces Nueva Francia, para trabajar como leñadores en condiciones de semiesclavitud contratados por el ambicioso Claude Trépagny, un despótico colono dispuesto a todo para ascender socialmente. Duquet, enfermizo pero astuto, escapa y, contra todo pronóstico, logra sobrevivir para iniciarse en el comercio de pieles y luego de maderas, convirtiéndose así en el patriarca fundador de una gran dinastía de madereros conocida como Duquet et Fils o, más tarde, bajo bandera inglesa o norteamericana, Duke & Sons. Sel, a su vez, trabaja duramente para Trépagny a la espera de que éste le conceda las tierras que le prometió, pero su patrón lo obliga a casarse con su concubina india cuando éste, por su parte, logra casarse con una aristócrata francesa que lo hará noble. La unión de René con Mari, una india mi’kmaq, dará como fruto una descendencia mestiza que acabará estrechando lazos con los Duquet (o Duke).
El bosque infinito sigue a los intrépidos descendientes de René y Charles hasta la actualidad, en un viaje a través de Norteamérica, Europa, China y Nueva Zelanda: una aventura llena de peligros, venganzas, aniquilación cultural y amor por las tradiciones indias, en una novela que explora no sólo las relaciones entre los pueblos (indios y colonos; franceses, ingleses y norteamericanos; Oriente y Occidente), sino también la implacable destrucción de la naturaleza por el hombre. Desde la pérdida de sus tierras y su modo de vida, que obliga a los mi’qmak y otras tribus a humillarse para sobrevivir, hasta la consolidación de una empresa internacional nacida del implacable empeño por triunfar, la novela despliega la historia esencial de los últimos tres siglos: el duelo desigual entre una civilización predadora y una naturaleza cada vez más indefensa, cuya derrota sólo puede a la larga traer la ruina para sus vencedores.

Lo histórico y lo novelesco se combina de una manera admirablemente natural en esta obra. La ficción nunca entra en conflicto con la realidad. Aceptamos los episodios más novelescos como verdaderos por su significación histórica y su capacidad de representación de lo ocurrido en el mundo durante los siglos en que transcurre la acción. Pero, tal vez porque prefiere centrarse en individuos concretos antes que en grandes figuras, la autora no parece escribir lo que entendemos habitualmente por una novela histórica, aunque lo sea, sino un relato de aventuras, siempre vibrantes y cargadas de emoción.
Las generaciones se suceden con fluidez a lo largo de una trama que avanza como un poderoso río con muchas ramificaciones que, sin embargo, vuelven siempre al cauce central. Así, desde un comienzo René Sel y Charles Duquet eligen destinos tan opuestos como sus caracteres, pero sus descendientes, tanto franceses como indios mi’kmaq, mestizos, holandeses, ingleses y americanos, volverán a cruzarse. La novela sigue el ritmo de los encuentros y desencuentros de sus numerosos personajes, cada uno con perfil propio; y precisamente a través de sus diferencias se plantean los conflictos temáticos de la obra. Si es cierto que una novela trata de lo que ocurre cuando se encuentran aquellos que nunca deberían haberlo hecho, entonces nos hallamos ante una gran novela. Lo dramático de las escenas entre sus sucesivos protagonistas a lo largo del tiempo garantiza el dinamismo del relato, además de presentar los temas principales de la obra con una amplitud de miras que permite a cada punto de vista encontrar expresión.

“El barro, la lluvia, las picaduras de insectos y el aroma de los sauces determinaron su primera impresión de Nueva Francia. La segunda impresión fue que alrededor se extendía un bosque inmenso y oscuro, una naturaleza hostil.”

El choque entre naturaleza y civilización, el enfrentamiento entre el crecimiento económico y la necesidad de un desarrollo sostenible, las diferencias entre razas y culturas que se «topan» unas con otras por primera vez en la historia, los intereses y métodos diversos de las potencias internacionales en su lucha por la hegemonía, y las relaciones cambiantes entre hombres y mujeres, son sólo algunos de los variados contrapuntos a través de los que el relato avanza y se desarrolla. La viveza de las situaciones y lo ineludible de los conflictos imprimen un ritmo imparable a la aguda descripción de los escenarios y la potente visión de conjunto.

“El bosque infinito es un libro a la antigua. Es largo, tiene un montón de personajes y trata un gran tema. No es el tipo de obra “ombliguista” sobre una familia disfuncional, tan cara a la mayoría de los escritores norteamericanos. Es distinto, pero creo que la gente quizás echa de menos esos libros que fueron escritos hace algún tiempo: el libro grueso cuidadosamente escrito.”

annie-proulx

Annie Proulx

La autora:
Edna Annie Proulx nació en Norwich, Connecticut, Estados Unidos, el 22 de agosto de 1935; irrumpió en el mundo literario ya en la cincuentena, pero lo hizo brillantemente. Su segunda novela, Atando cabos, fue llevada al cine, mereció el Pulitzer 1993 y el National Book Award, y cosechó un rotundo éxito de lectores. Le siguieron un volumen de cuentos, Canciones del corazón (1988), y dos novelas, Los crímenes del acordeón (1996) y Un as en la manga (2002). El relato Brokeback Mountain, convertido en película, volvió a llevarla a la actualidad. Hoy vuelve a la novela con El bosque infinito, una monumental y ágil saga que abarca tres siglos de historia y que representa, para muchos autores, críticos y lectores, la culminación de su obra.

El libro:
El bosque infinito (título original: Barkskins, 2016) ha sido publicado por la Editorial Tusquets en su Colección Andanzas. Traducido del inglés por Carlos Milla Soler. Encuadernado en rústica con solapas, tiene 848 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo relacionado con el libro titulado Elogios para Barkskins de Annie Proulx.

Para saber más:
Annie Proulx en Wikipedia en inglés.

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa