Archivo de la categoría: Artículo de opinión

“”Al calor de la lectura”, de Ricardo Martínez-Conde

Hola amigos.
Normalmente en este día Ricardo Martínez publica una de sus reseñas. Hoy gracias a Francisco J. Castañón va a ser él, el reseñado.

Cubierta de 'Al calor de la lectura'

Cubierta de: ‘Al calor de la lectura’

……….Un año da para mucho, aunque leyendo y escribiendo se pasa volando. Eso debe pensar Ricardo Martínez-Conde, asiduo colaborador de varias revistas culturales y literarias editadas en papel o en formato digital. De hecho, a Ricardo Martínez los años 2003 y 2004 le dieron, entre otras cuestiones, para escribir y publicar más de ciento veinte reseñas críticas. Invitaciones a la lectura, como el autor las denomina. ‘Esto es, como la sugerencia a favor del libro como un bien, pues él propicia, cuando menos, esa compañía discreta que todo solitario aprecia, y que por esos secretos de la melancolía (u otros) no siempre se atreve a solicitar‘, palabras del autor en el pórtico del libro que definen la finalidad última de los escritos ahora recopilados.

……….En sí mismo, este libro es, a mi juicio, una idea sin duda interesante, cuanto menos por tres motivos. En primer lugar, porque las reseñas de libros que aparecen en periódicos, revistas o publicaciones de diversa índole suelen quedar relegadas al olvido. Peor aún, en demasiados casos se vuelven casi invisibles entre los estantes de hemerotecas y bibliotecas o en el laberíntico ciberespacio. Algunas llegan a evaporarse por completo cuando la cabecera o portal digital donde fueron publicadas, por los motivos que sean, desaparece definitivamente de Internet.

……….En segundo término, Al calor de la lectura supone una valiosa información bibliográfica sobre obras publicadas durante una determinada horquilla temporal que recogen mencionadas reseñas. En este caso los años 2003 y 2004. Parece necesario mencionar, por ello, que la voluntad del autor es editar en diferentes volúmenes las reseñas publicadas hasta el momento actual, por lo que este libro que tenemos ahora entre las manos es el primero de un amplio proyecto de compilación. Hablamos de casi veinte años de producción crítica. Ahí es nada.

……….Por último, esta colección de reseñas nos proporciona una visión amplia de temas desarrollados por autores contemporáneos, así como de las obras de escritores de otras épocas que siguen teniendo atractivo para el público lector o para los sellos editoriales que las publican de nuevo en nuestro tiempo. El libro, pues, podría considerarse una guía de lectura para quienes deseen cultivar el intelecto.

……….Las 123 reseñas que contiene este libro tienen dos características, la mayoría son obras de autores extranjeros y todas tienen una extensión, digamos estándar, en torno a las 220 palabras. De esta forma, el autor realizó en su momento un esfuerzo de concreción a la hora de diseccionar los libros que fueron objeto de su mirada crítica. Un ejercicio determinado por el espacio del que pudo disponer en su día para estas reseñas periodísticas en edición impresa. 

……….Siguiendo las directrices de Ricardo Martínez-Conde, no pretendo extender esta reseña sobre su libro de reseñas. Por ello, solo recomendarles que no pierdan la referencia de este libro, por si en algún momento necesitan conocer el trasfondo de una de las obras aquí reseñadas, antes de que se recojan en su sofá preferido Al calor de la lectura.

Ricardo_Martínez-Conde

Ricardo Martínez-Conde

El autor:
Ricardo Martínez-Conde (Sanxenxo, Pontevedra, 1949). Realizó los estudios de Filosofía y Letras en la Universidad Complutense de Madrid. Colaborador en prensa y revistas especializadas, desempeña su labor profesional como Técnico en la Consellería de Cultura (Xunta de Galicia) donde coordina la web Autores Galegos.
Autor del libro de relatos La luz en el cristal (2011), ha publicado los poemarios Lento esvaece o tempo (1990), Los argumentos de la tarde (1991), Orballo nas camelias (1993), De cuanto nos es dado (2006) y Na terra desluada (2009). Su obra aforística comprende los títulos Debullar (1996), Cuentas del tiempo (2004), Alusión al paisaje (2006) y Ecos da néboa (2012). Como ensayista y crítico literario ha colaborado tanto en prensa (La Voz de GaliciaEl País) como en revistas especializadas (ClarínRevista de Occidente). Escritor en gallego y castellano, es premio Bensaque de PoesíaReimóndez Portela de Periodismo y Diploma de Honor en el concurso internacional de Relato Breve Jorge Luís Borges.

El libro:
Al calor de la lectura ha sido publicado por la Editorial Ortigia (2018)

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Artículo de opinión, Ensayo - Crítica literaria, Literatura, Literatura, Narrativa, Por Ricardo Martínez

“Los beneficios de la lectura para nuestro cerebro”

Enviado por Literatura SM el 14 Junio 2016

«Leer supone el ejercicio más eficaz para nuestro cerebro. Ya sabíamos que la lectura es productiva para aprender, ampliar vocabulario, avivar la imaginación o reducir el estrés, pero los avances en neurociencia de los últimos tiempos revelan que además, incluso a nivel fisiológico, leer es una de las actividades más provechosas a nivel cognitivo que podemos realizar.»

Los beneficios de la lectura para nuestro cerebro

Cómo lee el cerebro

Como sabrás, nuestro cerebro se divide en dos hemisferios que trabajan conjuntamente, aunque para determinadas funciones, uno de ellos es más eficaz que el otro. Así, mientras el hemisferio derecho, llamado visual u holístico, se encarga de nuestra percepción corporal y espacial y maneja imágenes visuales, el hemisferio izquierdo, llamado lógico o simbólico, procesa la información secuencialmente y controla el lenguaje.
Cuando aprendemos a hablar, nuestro cerebro trabaja con la relación entre la palabra escrita y su sonido al ser pronunciada. El hemisferio derecho es capaz de reconocer palabras enteras, mientras que el izquierdo decodifica las partes de la palabra y su significado. Cuando nos acercamos a las palabras por primera vez, en torno a los 2-3 años, el hemisferio derecho ocupa un papel relevante, aunque más tarde, entre los 5-7 años, momento en que empezamos a escribir, es el hemisferio izquierdo el que toma protagonismo.

Son tres las áreas del cerebro que intervienen en el proceso de leer y en la comprensión de lo que leemos: el área de Broca en el lóbulo frontal, el área de Wernicke en el lóbulo temporal y el Giro angular en el lóbulo parietal.

La primera de ellas,  el área de Broca, controla nuestra capacidad de hablar y se activa siempre que leemos, ya sea en silencio o en voz alta, transforma las palabras en un código auditivo, de ahí que, al leer, tengamos la sensación de escuchar nuestra propia voz mentalmente, excepto las personas sordas de nacimiento, que generan imágenes visuales, y las personas ciegas, que activan un código táctil cuando aprenden Braïlle. Es decir, el cerebro humano es enormemente flexible y capaz de crear distintas vías para interpretar y asimilar la escritura. En cuanto a las otras dos áreas, Wernicke y Giro angular trabajan para que entendamos la sucesión de letras frente a nuestros ojos, descifran el código de la escritura, los fonemas, y lo traducen a sonidos. También se sabe que el Giro angular guarda las palabras completas, ligadas por un sonido o significado similar. En conclusión, cuando aprendemos a leer —de niños o de adultos— se activa el sistema visual para reconocer la grafía y el sistema de habla para reconocer sonidos, y entre ambos consiguen establecer relaciones que nos permiten comprender lo que vemos y darle un significado.

cerebro LECTURA

Sin embargo, leer implica mucho más que reconocer signos y otorgarles significado. Está demostrado que la lectura pone en marcha otras regiones cerebrales como si despertaran todos nuestros sentidos. Por ejemplo, al leer términos como perfume o tarta de chocolate, las áreas responsables del olfato y del gusto se activan gracias a nuestra memoria sensorial. Y no solo la sensorial, sino también la emocional cuando nos encontramos con un fragmento de texto que despierta en nosotros alegría o tristeza. En cierta forma, por un lado somos conscientes de no vivirlo en primera persona, pero nuestro cerebro responde sin diferenciar entre realidad y ficción. ¡Fascinante! Además, también se activan otras áreas cerebrales según el género que leemos. Por ejemplo, la poesía pone en marcha regiones relacionadas con percepción y reconocimiento musical, algo que no sucede con la prosa.

Los beneficios de la lectura

No importa el género, el idioma o la longitud, cualquier cosa que leamos con regularidad repercute positivamente en nuestro cerebro.

Beneficios de la lectura

Ninguna actividad es tan compleja para nuestra mente y a la vez tan satisfactoria y productiva como sentarse a leer. Desde la ortografía hasta el bienestar emocional, la lectura es divertida y saludable.

.

Como complemento pongo un vídeo titulado ‘5 Beneficios de la lectura científicamente probados’.

.

Leer

Deja un comentario

Archivado bajo Artículo de opinión, Ciencia y tecnología, Curiosidades, Literatura, Literatura infantil y Juvenil, Literatura, Narrativa, Literatura. Fantasía y Ciencia Ficción, Literatura. Novela Negra, Literatura. Poesía