Archivo diario: 25 septiembre, 2022

«Kat Karateka», de Sandra Sánchez, edición de Inés Masip con ilustraciones de J. C. Bonache

«La nueva colección de la editorial Beascoa para divertirse y aprender con las aventuras de Kat, la gata karateka creada por la supercampeona Sandra Sánchez»

La colección comienza con dos números: Kat karateka y el Kata Club y Kat karateka y el gran combate, dos divertidas aventuras de nuestra gata karateka para conocer sus inicios en el kárate. Con su enorme sonrisa, con su infinita energía, su carácter tenaz y la constancia de Sandra Sánchez han servido de inspiración para la nueva colección de la editorial Beascoa ‘Kat karateka’, una colección de libros infantiles que salta del tatami a la literatura.
Ahora que ha culminado su carrera los pequeños lectores tienen mucho que aprender de esta incansable
deportista de élite.

La protagonista de la colección es Katerina Katosawa una gata valiente y audaz que quiere ser la mejor karateka del mundo y no parará hasta conseguirlo, por mucho que le digan que es demasiado pequeña y adorable. Quiere entrar en el Kata Club, el mejor dojo de la ciudad. Para ello tendrá que entrenar mucho, pero, sobre todo, tendrá que descubrir lo que significa ser una karateka de verdad.

Con la ayuda de sus amigos del Kata Club, Kat descubrirá los valores del kárate y de la vida real: respeto, honestidad, constancia, amistad y, sobre todo, que lo importante no es ganar o perder, sino aprender. “En los libros se muestran dos escuelas, el kata Club y el Komodo Club: el ying y el yang, que no son lo bueno y lo malo, son dos formas distintas de pensar. Dos escuelas que se enseñan la una a la otra”.

Ahora vamos a conocer a sus compañeros en el Kata Club:

  • Katerina Katosawa: La prota y, también, la más novata. Quiere entrar en el Kata Club para que sus compis de clase nunca más digan «¡Oh, qué mona!», sino «¡Uau, qué karateka!».
  • Flamiko: La más divertida del Kata Club, tiene un chiste para todo. Es cinturón azul y se le da genial hacer la figura de la grulla. Y eso que es una flamenco…
  • Kameki: La karateka mejor vestida. Su karategi cambia cada día de color, pero siempre combina con su cinturón amarillo. Es de pocas palabras, y no por falta de lengua.
  • Goru: Grande, peludo y súper cariñoso. Es la demostración de que los karatekas no atacan primero, pero sí son los primeros en abrazar. Un cinturón verde muy achuchable.
  • Pandori: Es un gran karateka de cinturón naranja, pero, antes, necesita comer. ¡Y mucho! Le gusta tanto el bambú que creo que lo come hasta en sueños.
  • Pukk: El pulga con el kiai más potente del mundo. Es el karateka más veterano del Kata Club. Es cinturón marrón y un tanto mandón, pero siempre tiene buenas ideas.
  • Maestra Kai: Es la mejor senséi del mundo, porque es la senséi del Kata Club. Nunca la oiréis rugir ni la veréis arañar. ¿Cómo lo hará para estar siempre tan tranquila?

El club

La lectura de Kat karateka es apasionante y muy divertida, pero además, a través de los valores del kárate introduce una serie de temas que hacen aún más rica la lectura:

AMISTAD.
Cuando Kat decide apuntarse al Kata Club todos sus miembros la acogen con los brazos abiertos y no dudarán en sumar fuerzas para ayudarla a conseguir el cinturón amarillo y disputar su primer combate importante. Está claro que la Katapandi, como así se hacen llamar, unida es más fuerte.
«Los miembros del Kata Club se pasaron horas y horas entrenando conmigo. Todos me ofrecieron sus consejos y sus mejores trucos para que los katas que practicábamos con la maestra Kai me ayudaran a triunfar en el examen y en el torneo».

RESPETO.
El kárate es un deporte que promueve el respeto, tanto al contrincante como a las demás personas implicadas en el combate, desde el saludo inicial o final a los jueces hasta la ayuda entre compañeros. Mientras el Kata Club lleva estas prácticas a rajatabla, parece que los miembros del Komodo ClubDan y el Maestro Kum— tienen mucho que aprender todavía.

CONSTANCIA.
Una de las lecciones de vida que ofrece el kárate es la premisa de que ganar no es lo importante, sino que prima la actitud. Ser constante y seguir adelante a pesar del miedo o las situaciones adversas que podamos haber encontrado en el camino es la clave.
«Un lugar en el que no solo hacía kárate, sino que también aprendía a respetar a los demás, a sacar lo mejor de mí misma y donde daba igual si perdía o ganaba, porque nunca me faltaban las ganas de ser cada vez mejor».

CORAZÓN DE KARATEKA
Kat considera que para ser una buena karateka hay que ganar todos los combates y hacer muy bien los katas, pero ¿estará en lo cierto? Poco a poco irá descubriendo que hay mucho más que aprender para entender y conseguir lo que realmente significa tener el corazón del karateka.
«—Sé que todavía tengo mucho que aprender y tengo muchas ganas de seguir mejorando.
—Ahí lo tienes: el corazón del karateka
—dijo Kameki».

Para quienes quieran iniciarse en el mundo del kárate, pero aún no sepan qué es el karategi, los katas, el kiai o en qué orden van los colores de los cinturones… Sandra Sánchez, la karateka española número uno en el ranking mundial y medallista olímpica, nos explica todo lo imprescindible en las últimas páginas del libro.

Con Sandra Sánchez

Con Sandra Sánchez

La autora:
Sandra Sánchez (Talavera de la Reina, 1981) comenzó en clases de baile a los cuatro años, pero siempre tuvo claro que quería practicar el mismo deporte que hacía su hermano: el kárate. Vivió en Australia y Dubái durante su aprendizaje y en 2015 se convirtió en la primera karateka española en la modalidad de katas en alzarse con el primer puesto de la Liga Mundial de Kárate, algo que consiguió durante seis años seguidos. Se la considera la mejor karateka de la historia y en su palmarés están todos los premios posibles: Campeona de Europa, Campeona del Mundo y Campeona Olímpica en Tokio 2020. En julio de 2022, tras ganar el único torneo que le quedaba, se retiró del deporte, aunque continúa muy vinculada al mundo del kárate.

Kat Karateca y el Kata Club (Kat Karateka 1) y Kat Karateka y el gran combate (Kat Karateka 2) edición de Inés Masip con ilustraciones de J. C. Bonache están encuadernado en rústica son solapas y tienen 128 páginas.

Como complemento pongo el vídeo de la presentación de la colección por parte de Sandra Sánchez.

.
Para saber más:
https://sandra-san.com/soy-karateka/

Sandra Sánchez en Wikipedia.
https://twitter.com/sandrasankarate

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura infantil y Juvenil, Literatura, Narrativa