Archivo diario: 12 septiembre, 2022

«Urko el Vettón», de Alfredo González Tejado

«Los últimos rayos del día doraban la granítica piedra sobre la que Urko se había quedado dormido. Un vientecillo frío resbalaba acariciando la redondez de su contorno y evaporaba una lágrima inmóvil en la mejilla del niño. El último sollozo aun resonaba débil en el eco, que lo alejaba hasta perderse monte abajo, dando tumbos entre los peñascos…»

MaudyReseña escrita por Maudy Ventosa.

Cubierta de 'Urko el Vettón'

Cubierta de: ‘Urko el Vettón’

Incluso escribiendo sobre rocas de granito, riscos abruptos, rústicos chozos de pastores, osas o trampales, el estilo literario de Alfredo González Tejado es delicado, amoroso, tierno y directo, porque proyecta el profundo amor que siente por su tierra de Gredos en esas formas gigantescas que le sugieren leyendas e historias antiguas donde los protagonistas tiene mucho que ver con esas formaciones pétreas dotadas de alma por el ojo soñador de nuestro escritor. Su último libro, URKO, EL VETTÓN —publicado por Círculo Rojo— hará las delicias de los que pasean cada primavera por esta sierra inundándose de los olores avainillados de las flores del piorno, descansando la mirada en el mar amarillo que parece infinito hasta perderse en la sierra, o escuchando el zumbido de las abejas que parecen susurrar una canción al niño que se quedó dormido sobre una piedra…

El cerebro de Alfredo es capaz de reconocer patrones significativos -caras o cuerpos- en estímulos vagos y aleatorios. Es lo que se conoce como pareidolia, que deriva del griego eidolon (imagen, figura) más el prefijo para (parecido a, junto a). Para nuestros antepasados, esta información inconsciente podría constituir una alerta cuando tenían que tomar una decisión rápida ante una amenaza, es decir, podía suponer la diferencia entre la vida y la muerte. Para González Tejado es una oportunidad para soñar, para crear magia, para convertir formaciones graníticas en los personajes de sus historias. ¿Ha estado presente este fenómeno a la hora de poner nombre a las constelaciones? Indudablemente, porque, ¿a qué animal se parece la Osa Mayor?¿y Leo? La pareidolia no es una anomalía cognitiva ni un exceso de imaginación, es el resultado del esfuerzo cerebral por interpretar el mundo y está presente en lapintura, en la escritura, en la vida… y, por supuesto, en Urko, el Vettón.

El cerro de La Cabrera o de La Calavera es una formación pétrea, de considerable altura, a orillas del río Alberche… entre los pueblos de Cebreros y San Martín de Valdeiglesias… Mirando a este cerro desde cierta distancia y ángulo apropiado… claramente podemos apreciar en su silueta un rostro humano, yacente, en reposo, muerto…

El objetivo didáctico está presente en cada obra del maestro González Tejado, un hombre que dedicó a la docencia toda su vida laboral, compartiendo con sus alumnos más de una fotografía de “pedruscos” conocidos de la zona y que el recuerda con cariño y agradecimiento.

La historia de Urko, es la de un niño vetón que vivía cerca de un poblado prerromano en la cordillera carpetovetónica y que pierde a su madre al nacer. Como el resto de sus vecinos, su padre se dedicada al pastoreo de cabras y ovejas. La curiosidad y la inocencia del pequeño serán las responsables de que acabe perdido en la montaña, al abrigo de una enorme encina, al lado de un peñasco y próximo a una osera. Los instintos maternales de la osa se despertarán al descubrir a este indefenso cachorro de hombre. Le proporcionará abrigo, alimento, caricias y seguridad.

A medida que avanza el relato, el autor va mostrando fotografías de rocas que representan a los personajes de su novela y, por supuesto, documentando la historia sobre el modo de vida de los vetones, vecinos de los vacceos, que habitaron fundamentalmente en la provincia de Ávila, Salamanca y Cáceres y que nos han dejado importantes vestigios como los berracos de Guisando y numerosos castros-Ulaca, Sanchorreja, Las Cogotas y la Mesa de Miranda entre otros-. Urko conoce a la sacerdotisa Dora, con la que recoge plantas: escorceras, aliceras, gordolobos, raíces de rumalgas…, a la nodriza Vera, a la princesa Tala… Pasea por gargantas y senderos tortuosos entre jaras, tomillos montaraces y piornos escuchando el canto de los cucos, los arrendajos y las abubillas; observa las rocas descubriendo a su querida osa, la bicha dentada o los pastores trashumantes de La Serrota.

Estupendo Glosario de términos al final del libro para no perderse en “trampales” y no comer “escaramujos…” ¿Alfredo ve las piedras e imagina una historia… o es la historia la que busca las piedras que mira González Tejado? Como quiera que sea, encajan a la perfección.

Incluye el itinerario que recorre Urko y la ubicación de las piedras mencionadas. Siempre el maestro en el Colofón de esta novela mitológica que trata de un niño vetón.

¿Damos un paseo por Gredos? ¡Apetece mucho Alfredo!

Foto cedida por el autor

Foto cedida por el autor

El autor:
Alfredo González Tejado (1943), Hoyos del Espino (Ávila), un pintoresco pueblo en el corazón de la sierra de Gredos. Es maestro nacional retirado en la actualidad. Su primer destino es Barcelona, seguido de Ripollet, en la misma provincia. Tras una larga temporada de varios años en la isla caribeña de Puerto Rico, regresa a España y vuelve a recuperar su plaza de maestro en tierras abulenses, cerca siempre de su Gredos natal: Casillas, Hontanares y Cebreros son sus destinos.
Desde sus años jóvenes, ha escrito poemas, recopilado tradiciones, guardado fotos; de todo este quehacer publica su primer libro, AIRES DE GREDOS (2008) que trata, a modo de enciclopedia, diversos temas relacionados con vivencias, divulgación y exaltación de la vida, costumbres y tradiciones de su pueblo y zona. Sigue publicando dentro de la misma temática costumbrista, esta vez en verso, ÉPICA DE LOBOS (2015). Vuelve a la prosa con los relatos en CORDEL. HISTORIAS DE TRASHUMANCIA (abril de 2021). Acompaña el relato con bellas ilustraciones descriptivas, de gran impacto y movimiento interpretativo, expresadas con sencillez y naturalidad naif.
Ahora, cambiando de temática, nos presenta este nuevo libro: URKO EL VETTÓN, en forma de novela mitológica cuyos protagonistas están esculpidos, con toda naturalidad, en las piedras que abundantemente engalanan las cumbres de nuestro entorno. Quedan en el cajón, listas para ser publicadas en su momento, las obras: CUENTOS QUE SON DE VERDAD, DESDE EL OTRO LADO DE LA MIRA, LA TARDANZA, LA TRILLA y VERSOS DESDE LA JAULA, con clara alusión a los confinamientos por la COVID-19.

El libro:
Urko el Vettón ha sido publicado por la Editorial Círculo Rojo. Encuadernado en rústica, tiene 204 páginas.

Como complemento pongo un vídeo en el que Alfredo González Tejado nos haba de su novela Urko el Vettón.

.
Para saber más:
https://www.facebook.com/alfredo.gonzaleztejado

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa