«Las palabras que confiamos al viento», de Laura Imai Messina

«Una novela sobre el duelo y la alegría de vivir
que se ha convertido en un fenómeno internacional»

En las primeras páginas de la novela y después de una ‘Advertencia’ para la transcripción de los términos japoneses, Laura Imai Messina nos cuenta que “Esta historia está inspirada en un lugar que existe realmente en el nordeste de japón”, por lo que creo que para que comprendáis perfectamente la novela voy a hacer un poco de historia.
Corría el año 2010 cuando Itaru Sasaki no podía superar la muerte de su primo por lo que para poder sentir que seguía en comunicación con él restauró una vieja cabina telefónica y la colocó en el jardín de su casa en Ōtsuchi. Era como si a través de ese teléfono antiguo pudiera comunicarse con su primo fallecido. al año siguiente en marzo de 2011 un terrible terremoto seguido de un gigantesco tsunami arraso la costa oriental de Japón lo que causó miles de muertos, centenares solo en Ōtsuchi. Sasaki decidió entonces poner su «teléfono del viento« a disposición de todo el mundo, de modo que cualquier persona pudiera acercarse a esta particular cabina pintada de blanco y resguardada bajo las ramas de un cerezo para hablar, a través de un viejo teléfono negro sin conexión, que transporta las voces en el viento hacia sus seres queridos que ya no estaban allí. 

Y que nos cuenta la autora: “Descubrí el Teléfono del Viento en un artículo de un periódico japonés. En 2011, inmediatamente después del desastre de Tōhoku, comencé a frecuentar la red para informarme activamente. Primero vi la fotografía de la cabina en una revista, luego leí la historia de su guardián y después la del viaje que emprendían los sobrevivientes que querían hablar con sus seres queridos. Era una historia fascinante.”

Cubierta de 'Las palabras que confiamos al viento'

Cubierta de: ‘Las palabras que confiamos al viento’

La protagonista de esta novela, Yui, una joven locutora de radio, tiene un «abismo en su interior» desde la desaparición de su madre y su hija durante el tsunami. Cuando se entera de que, en una de las zonas más afectadas por la catástrofe, alguien ha instalado una cabina blanca con la puerta plegable y un teléfono negro a través del cual se puede hablar con los muertos, emprende un viaje que le permitirá no sólo hacer las paces con el pasado, sino también levantar la mirada para vislumbrar un nuevo futuro. Se trata del Teléfono del Viento y lo instaló un hombre, Suzuki-san, en un inmenso jardín de Bell Gardia colindante con un acantilado cercano a su propiedad.

Pronto Yui trabará amistad con Takeshi, un cirujano de treinta y cinco años cuya hija de apenas tres enmudeció tras la muerte de su madre. Yui y Takeshi residen en la capital japonesa y viajan regularmente hasta el jardín de Bell Gardia para visitar el Teléfono del Viento, y, mientras él llama a su mujer, ella lo observa en silencio. Y pronto también iniciarán una relación sentimental que, a la postre, acabará constituyendo un nuevo núcleo familiar para la pequeña Hana, quien recuperará la voz en el momento en que alcance la edad de comprender que la civilización ha creado rituales como el Teléfono del Viento para superar el duelo. El día que Hana levante el auricular de ese teléfono de disco no sólo recobrará la voz, sino también las ganas de vivir.

Pero Yui y Takeshi son los protagonistas de Las palabras que confiamos al viento, pero no sus únicos personajes, porque Laura Imai Messina no escatima detalles conmovedores a la hora de describir a algunos de los peregrinos que cada año viajan hasta el Teléfono del Viento para hablar con sus seres queridos. Así, por ejemplo, es muy destacable el personaje de Shio, cuyo padre, un pescador arrastrado por la ola gigantesca que «en aquel viaje desorbitado del mar a la tierra, había acabado cortado por la mitad» y con quien el chico inicia una conversación a través de la cabina. Porque lo cierto es que la autora no se ha limitado a contar tan sólo la historia de dos personas que se consuelan mutuamente, sino que despliega ante nosotros un auténtico fresco en el que se describen todas las actitudes humanas ante el mayor de los dolores: el de la pérdida de aquellos a quienes amamos con todo nuestro corazón.

Alternando capítulos narrativos con textos breves donde proporciona detalles íntimos y llenos de colorido acerca de los protagonistas, Laura Imai Messina nos ofrece un relato conmovedor sobre la necesidad del ser humano de comunicarse con quienes se han ido para sobrellevar la pérdida y el dolor que ha cautivado a miles de lectores en todo el mundo.

Lee y disfruta de un fragmento de la novela.

Laura Imai Messina

Laura Imai Messina

La autora:
Laura Imai Messina nació en Roma y desde los veintitrés años reside en Japón, donde cursó estudios de doctorado en la Tokyo University of Foreign Studies y donde ejerce la docencia universitaria. Se dio a conocer con la novela Tokyo Orizzontale y recibió una gran acogida internacional con Las palabras que confiamos al viento (Salamandra, 2022), cuyos derechos de traducción se han vendido a veinticinco idiomas y que la productora Cattleya (ITV Studios) llevará a la gran pantalla. Su prosa delicada y su visión privilegiada del país del sol naciente han convertido a la autora en una voz inconfundible del panorama literario actual.

El libro:
Las palabras que confiamos al viento (título original: Quel che affidiamo al vento, 2020) ha sido publicado por Ediciones Salamandra en su Colección Salamandra Narrativa. Traducción de Irene Oliva Luque. Encuadernado en rústica con solapas, tiene 269 páginas.

Como complemento pongo un vídeo con subtítulos en italiano de Presentazione del libro «Quel che affidiamo al vento» nel corso dell’edizione 2020 della Fiera Slovena del Libro, in collaborazione con l’Istituto Italiano di Cultura di Lubiana.

.
Para saber más:
https://www.lauraimaimessina.com/
https://www.facebook.com/lauraimaimessina.writer

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s