«El vuelo de la cometa», de Laetitia Colombani

«Marcharse, desaparecer… () … Perderse, para conseguir encontrarse. Olvidar sus rutinas, su día a día, su vida perfectamente ordenada… En su silenciosa casa, donde cada objeto y cada foto le recordaban el pasado, temía quedarse paralizada por el dolor… () … Sentía que necesitaba el sol, la luz. Necesitaba el mar.»

MaudyReseña escrita por Maudy Ventosa.

Cubierta de 'El vuelo de la cometa'

Cubierta de: ‘El vuelo de la cometa’

La Editorial Salamandra -Penguin Random House- acaba de publicar el último libro de la guionista, cineasta, actriz y novelista, nacida en Burdeos, Laetitia Colombani, El vuelo de la cometa, una novela deliciosa y entrañable que habla de mujeres fuertes que no se conforman frente a la discriminación que sufren en sociedades donde la ley no significa nada. Es posible que los niños, solo a través de la educación, consigan escapar del destino al que los ha condenado su nacimiento. En el caso de las niñas, la situación aun es más dramáticas porque, aunque parezca un contrasentido, las encargadas de preservar las tradiciones, habitualmente, son las mujeres. El honor es cosa de los hombres, siempre a costa de las mujeres, por supuesto.

Según los psicólogos, el duelo tiene cinco etapas –negación, ira, negociación, depresión y aceptación–. No dicen el tiempo que dura cada una de ellas ni cómo las enfrenta cada persona porque, está claro, cada sujeto afronta el dolor de manera distinta y superarlas es una tarea individual a pesar del cariño que reciba del entorno. Escaparse, huir, alejarse de lo conocido y familiar para reconstruirse… Es el caso de Lena, nuestra protagonista, una mujer que ha dedicado más de veinte años a la enseñanza y que, de repente, siente que su mundo se desmorona, que tiene más miedo a vivir que a una muerte con fecha programada. Sería tan fácil dejarse ir, dejar de sentir, acallar los fantasmas que asolan sus días y sus noches… Tenía una vida bonita junto a la pareja que conoció en la universidad. La vida les colmó porque fueron amigos, cómplices, amantes y compartieron la pasión por la profesión, una ternura infinita y una profunda complicidad. Una felicidad hecha de miles de pequeños momentos que no mermaban con la rutina, sino que salía reforzada de ella. Era amor de largo recorrido. Amor sin más.

El vuelo de la cometa rezuma terneza, mimo y muchas emociones. Se nota la mano de la cineasta porque las descripciones son tan visuales y precisas que percibes los vivos y llamativos colores de la India; los fuertes olores y el sabor a comida con curry, los grandes platos de arroz, sambar y dhal, acompañados de nanso dhosas; el gusto dulzón del chai, el té con especias –canela, cardamomo y clavo–; escuchas los gritos de los vendedores en la calle; ves la miseria de los niños mendigos, de las madres famélicas que tienen los pechos secos, de los mocos en las caras de los bebés… y te das cuenta de la impotencia que se siente ante el desamparo y la sensación de caos. Un espectáculo que fascina y a la vez asusta a Lena.

FotoEscapar para reconstruirse… Sobre todo, encontrar un porqué, un motivo para desentumecerse y alejar la autocompasión. Y en la India, solo hay que dejar vagar la mirada alejándote de los barrios a los que acuden los turistas. El descubrimiento llega en forma de la cometa que hace volar una niña menuda y frágil, a una hora en la que solo los pescadores están levantados. A partir de ahí, se dará cuenta de que está en el mercado de obra infantil más grande del mundo, en el que la esclavitud moderna tritura los estratos más pobres de la sociedad; de la hipocresía oficial sobre el trabajo infantil y de que la ley no significa nada porque no protege a quienes tiene que proteger; de la enorme discriminación que sufre los dalits –intocables–, que hasta hace poco caminaban hacia atrás y barrían el rastro de sus pasos para que los demás no se ensuciaran… aun hoy tienen prohibido tocar las flores y plantas por si se marchitan al contacto con su piel… Sumisión institucionalizada por la religión hindú. Han pasado los años y siguen siendo parias, seres impuros excluidos de la sociedad… Mujer, e intocable, lo peor. No las pueden tocar, pero sí violarlas; le contarán los horrores de las niñas vendidas como prostitutas que son enjauladas en el barrio Falkland Road en el que se dice que “el paraíso de los hombres es el infierno de las mujeres” y luchará contra el matrimonio infantil cuando, por fin, consigue abrir su escuela y una de las alumnas es obligada a casarse con trece años; admirará la lucha de las jóvenes que se organizan en brigadas para defenderse de los violadores.

Los pies en el agua y el pelo al viento, eso es la felicidad. Era el eslogan de François. Ahora, su nueva realidad golpea tan fuerte, que es imposible no tomar partido, sobre todo cuando se ha dedicado toda una vida a la enseñanza en colegios en los que no faltaba de nada; a un alumnado sin carestías afectivas ni materiales. Aquí los padres no pueden prescindir de los ingresos que reporta el trabajo de los niños. Si los envía a la escuela, dejaran de percibirlos y solo los convence el argumento del “estómago lleno”. Arroz por escuela. Lena ya tiene un porqué, una nueva familia y una vida plena. A pesar del dolor de la ausencia que no desaparece.

Para ser hermana, hija o madre de alguien no hace falta tener su misma sangre… la vida pende de un hilo, el hilo de una cometa sostenida por una niña…

PERSONAJES:

  • Lena enseña en una escuela de Mahabalipuran. Ha llegado allí huyendo de su pasado, pero la angustia no desaparece. Su vida cambió de manera radical hace dos años. La India la ha despojado tanto de sus referencias como de sus certezas. Vive al lado de la escuela. Ha sido profesora en Francia durante 20 años.
  • Holy, Lalita, es menuda y frágil. Muy bonita. Tiene unos siete años. Parece un pajarillo caído del nido. Es inteligente y tiene aptitudes para el aprendizaje. Se siente desarraigada; ha sido criada por los primos de su madre ydejó de hablar cuando ella murió. Ha perdido todos sus vínculos con el pasado: padres, pueblo, casa, religión, y hasta el nombre. Solo tiene la vieja muñeca de la que nunca se separa. Curiosa y aplicada.
  • François, soñaba con el golfo de Bengala, donde los amaneceres sobre el mar son de una belleza incomparable
  • La Brigada RojaJointhe Red Brigade– es un grupo de mujeres que se entrenan en técnicas de defensa personal. Su objetivo, defender a las mujeres del barrio. Al frente del grupo, está Preeti, una joven de no más de veinte años, de piel oscura y ojos negros que irradian un fervor contagioso y una autoridad natural. Transmite serenidad y energía. El uniforme es rojo por la indignación y negro por la protesta.
  • Kumar -príncipe- es hijo de padre dalit y madre brahmán. Tiene unos veintitrés años y acaba de licenciarse por la universidad de Chennai. Quiere volver al pueblo y ofrecer a los niños lo que él ha tenido. Es simpático y habla inglés con soltura. Los niños indios heredan la casta del padre, él ha sufrido vejaciones en la escuela por ello. Su condición de mestizo es una carga dura de llevar. Discreto, educado y culto.

Lee y disfruta de un fragmento de la novela.

La autora:Laetitia Colombani
Laetitia Colombani (Burdeos, 1976) estudió cine en la escuela Louis-Lumière y dirigió su primera película con tan sólo veinticinco años. En poco tiempo, se ha consolidado como directora, guionista y actriz. Ha trabajado con intérpretes de la talla de Audrey Tautou, Emmanuelle Béart o Catherine Deneuve. Ha escrito La trenza (Salamandra, 2018), un super ventas internacional con más de dos millones de ejemplares vendidos y en curso de adaptación a la gran pantalla por la propia autora, y Las vencedoras (Salamandra, 2020).

El libro:
El vuelo de la cometa (título original: Le cerf-volant, 2021) ha sido publicado por Ediciones Salamandra en su Colección Salamandra Narrativa. Traducido por José Antonio Soriano Marco. Encuadernado en rústica con solapas, tiene 208 páginas.

Como complemento pongo un vídeo en francés con subtítulos en español en el que Laetitia Colombani nos presenta El vuelo de la cometa.

.
Para saber más:
Laetitia Colombani en Wikipedia.

Anuncio publicitario

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa, Por Maudy Ventosa

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s