Archivo diario: 16 marzo, 2022

«Empezamos por el final», de Chris Whitaker

♦Ganadora del Gold Dagger Award de la CWA
a la mejor novela negra de 2021♦

♦Ganadora del Premio Ned Kelly a la mejor novela negra 2021♦
♦Ganaddora del Theakston Old Peculier Crime Novel de 2021♦

«Un jefe de policía que nunca creció y una niña que nunca tuvo una infancia intentan resolver el asesinato de un ser querido.»

.

Cubierta de 'Empezamos por el final'

Cubierta de: ‘Empezamos por el final’

Calidad literaria, afán de totalidad, extensión considerable y capacidad para reflejar en su total complejidad la realidad social de una encrucijada histórica concreta: éstos son los cuatro rasgos que, según los entendidos, debe atesorar toda obra que aspire a entrar en el selecto club de la gran novela americana, y Empezamos por el final, un libro que lectores y críticos califican como obra maestra, los cumple con creces.
La trama de la novela abarca un año en la vida de la autodenominada «forajida» Duchess Day Radley, de trece años, y en la del jefe de policía del lugar donde vive, un hombre llamado Walk. Duchess y Walk en principio no tienen mucho en común, salvo que ambos se sienten profundamente solos y deben luchar con las consecuencias de un suceso ocurrido treinta años antes: la muerte de una niña. El asesino está a punto de salir de la cárcel y regresar al pueblo, y Duchess, determinada a defender a su familia, desencadena sin querer una serie de acontecimientos con terribles consecuencias para quienes la rodean.

El libro es en parte novela negra, en parte novela de misterio, en parte novela de iniciación y en parte historia de amor. También trata sobre la familia y sobre el significado cambiante de esta palabra. En última instancia, es un libro sobre el perdón, sobre la necesidad de perdonarnos a nosotros mismos y a quienes en su momento nos hicieron daño.

La novela comienza en 1975, en Cape Haven, una pequeña ciudad costera de California donde un grupo de adolescentes (Walk, Martha May, Star Radley y Vincent King) disfrutan de la vida mientras se juran amistad eterna. Pero Vincent atropella accidentalmente a Sissy (hermana de Star) y las cosas cambian para siempre.
Ha pasado el tiempo y corre el año 2005. El lugar, convertido en un centro de veraneo, está sometido a una extraordinaria presión inmobiliaria. Los nativos viven en casas antiguas y los especuladores tratan de comprárselas para construir viviendas de lujo. Aun así, no todo ha cambiado: los chavales de antaño son los hombres de hoy y, entre ellos, destacan Walk, que se ha convertido en el jefe de policía, y Star, que trabaja como bailarina en un antro de la zona y tiene dos hijos: Duchess, una preadolescente de trece años que está enfadada permanentemente con el mundo, y Robin, un niño de cinco que sólo ansía una vida normal. Walk cuida desde la distancia a esa familia porque es un hombre fiel a las amistades de la adolescencia y está preocupado por la posibilidad de que Star, que consume demasiadas drogas y que a menudo no tiene dinero ni para llenar la nevera, pierda la custodia de sus hijos.

Sin embargo, los problemas no tardarán en llegar a Cape Haven. Duchess, cansada del trato que su madre recibe en el tugurio donde trabaja, decide prender fuego al local, y el dueño, un especulador urbanístico con un pasado demasiado oscuro, decidirá vengarse de ella. Por otra parte, tras cumplir una condena de treinta años, lo primero que hace Vicent King al salir de la cárcel y recuperar la libertad es visitar a Star, de quien ha estado enamorado desde la adolescencia. Walk se siente feliz al recuperar a su antiguo amigo, pero se verá obligado a detenerlo cuando lo encuentre junto al cadáver de Star.
Será a partir de entonces cuando Walk, convencido de la inocencia de su amigo Vincent, decida ponerse a investigar de verdad y dejar de ser el policía ridículo que toda la población ve en él. Y enseguida encontrará a otros sospechosos.
Paralelamente, Walk llevará a Duchess y a Robin junto a su abuelo materno, en Copper Falls (Montana), un lugar de una belleza extraordinaria en el que la adolescente empezará a recuperar la alegría de vivir. Se enamorará de un chico, trabará amistad con una anciana, aprenderá a cabalgar a lomos de una yegua y, sobre todo, comprenderá que su abuelo no es el hombre cruel que siempre imaginó, sino todo lo contrario. Por desgracia, no disfrutará mucho del oasis de tranquilidad que es Montana, porque el pasado, que siempre regresa, se llevará por delante al anciano.

Chris Whitaker ha escrito una novela extraordinaria sobre personas que merecen mucho más de lo que les sirve la vida. A veces devastador, con destellos de humor y esperanza en todo momento, en última instancia es una historia inspiradora de cómo prevalece el espíritu humano y cómo, al final, gana el amor, en todas sus diferentes formas.

Lee y disfruta de un fragmento de la novela.

El autor:Chris Whitaker
Chris Whitaker nació en Londres y trabajó una década como agente financiero en la City antes de dedicarse a la escritura. Es autor de Tall Oaks (premio John Creasey New Blood Dagger de la CWA), All The Wicked Girls, el libro juvenil The Forevers y Empezamos por el final, uno de los fenómenos editoriales de 2021. Aclamada unánimemente por el público y la crítica, los derechos de traducción de esta novela se han vendido a veinticinco idiomas y Disney la llevará a la gran pantalla. En la actualidad, Whitaker vive en Hertfordshire con su esposa y sus tres hijos.

El libro:
Empezamos por el final (título original: We Begin at the End, 2020) ha sido publicado por Ediciones Salamandra en su Colección Salamandra Narrativa. Traducción Antonio Padilla Esteban. Encuadernado en rústica con solapas, tiene 430 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo una muestra de lectura de «Empezamos por el final». La versión completa tiene una duración total de 14 h 20 min.

.
Para saber más:
https://www.chriswhitaker.com/

https://twitter.com/WhittyAuthor

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura. Novela Negra