Archivo diario: 7 marzo, 2022

«Las herederas de la Singer», de Ana

«… Se llevó con él el corazón de su madre para mantenerlo a salvo, que a base de amor del bueno quedó convencida de que con los hombres era mejor ser querida que querer. Por eso, … () …, pasó el resto de su vida dejándose querer…»

MaudyReseña escrita por Maudy Ventosa.

La Editorial Grijalbo acaba de publicar el último libro de la escritora asturiana y profesora de la Escuela de Escritores afincada en Madrid, Ana Lena Rivera, Las herederas de la singer.

Estoy convencida de que los mineros tienen una piel distinta al resto de los humanos; fuerte, dura, hecha de sudor, dolor, polvo, resignación y algún deseo recurrente. Pero, ¿cómo es la piel de sus mujeres? Seguramente muy parecida, si añadimos enormes dosis de resignación, gotas del elixir “abandono los sueños”, un frasco entero de “silencio”, otro de “déjate someter sin rechistar” y mucha, mucha, mucha fuerza.

Cubierta de 'Las herederas de la Singer'

Cubierta de: ‘Las herederas de la Singer’

Las herederas de la Singer es un canto a las mujeres de las cuencas mineras asturianas que bajaban a la mina cuando su padre, o el marido, tenía un accidente y la familia se quedaba sin sustento, ocupando un puesto que no les correspondía, cobrando la mitad del salario y a pesar de que el gobierno franquista lo prohibiera —más tarde, con la llegada de feminismo volverían a bajar cuando ya no había hambre ni necesidad solo para demostrar que podían hacer lo mismo que ellos—. Siempre a escondidas; pagando favores que los que tenían el poder se cobraban, invariablemente, de la misma manera. Apropiándose de su cuerpo, ultrajándolo, vejándolo sin saber lo que costaba dar ese paso. Y no solo se honra a estas pioneras; también están las otras, las que esperaban en casa sabiendo que un tercio del jornal de su hombre se destinaba a putas y el otro a vino. Conocen y aceptan su destino —casi todas—, porque ya desde la cuna escucharon a sus madres el mismo mantra: a ver si aprendes de una vez que en esta vida las mujeres estamos para ver, oír y callar. Sobre todo, callar. Ellos saben que, cuanto menos gasten en putas, más dinero tendrán para vino. Solo depende de sus esposas e, incluso, de sus hijas que así sea…

Guerra y postguerra. Dos escenarios a cuál más brutales e inhumanos en los que la barbarie y crueldad humana se cebó, donde la miseria y el hambre no daban tregua, donde se hacía lo que fuera necesario para que, en casa, ayudados por las cartillas de racionamiento, hubiera algo con lo que llenar los estómagos. Compañeros de colegio que crecen de manera dispar. Unos arrancando mineral de las entrañas de la tierra mientras sus pulmones acumulan un polvo que terminaría ahogándolos, otros arrimándose a un régimen que les hace fuertes, aunque les dé poco pan, pero sí poder para cobrarse deudas y rencores antiguos en mujeres y hombres vulnerables a los que arrebatan la poca dignidad que han conseguido mantener. Tiempos duros que permanecen en el recuerdo porque es difícil lograr que las heridas cicatricen. Siempre quedará la desconfianza. En los que te rodean y en uno mismo.

La historia de una saga de mujeres recorre la novela, en la que se alternan los tiempos y las voces. Distintas generaciones de la misma familia, todas fuertes y decididas, trabajadoras y luchadoras: Olvido, Aurora, Águeda, Ana, Alba… Mujeres que, casi hasta el final, viven a la sombra de unos hombres que tienen muy claro cuál es su sitio y no dudan en utilizar unos derechos que les ha dado la familia, la tradición e incluso la religión. Complace a tus hijos sin que lo noten y no dejes que te falten al respeto cuando sean conscientes de hacerlo. Y a tu mujer complácela todavía más, pero a ella jamás le permitas faltarte al respeto, aunque pienses que no lo hace a propósito, haz lo que sea necesario, pero jamás dejes de ser el hombre de tu casa. Un mensaje asumido por ambas partes y transmitido de generación en generación. Hasta que una de esas mujeres se revela contra ese destino programado. Cumplirá solo una parte —para el marido el sexo es una opción, para la mujer una obligación—, y su corazón duro y correoso, incapaz de amar, seguirá siendo libre a pesar de los yugos que la atan. Aunque se lastime, intentará ser ella y logrará vivir los años suficientes para ver reflejada su rebeldía e independencia en su biznieta Alba, que representa la lucha por la emancipación de la mujer y la no aceptación de las leyes que las dejan fuera y las someten.

Tradiciones y maneras de enfrentar la vida en pequeñas poblaciones donde, de alguna manera, todos vivían la vida de los otros; donde cuentan las apariencias y las cartas adivinan el futuro, a pesar de que la mayoría sabe lo que le espera, donde casi todos los que allí viven son socialistas, creyentes en Dios, o al menos en Santa Bárbara y poco amigos de los curas; pero no se pueden abandonar los sueños y una máquina de coser de segunda mano será el símbolo de esta generación de mujeres y marcará su progreso. La Singer conoce la historia que guardan, porque quedó marcada…

Mañana, la entrevista con Ana Lena Rivera. ¡No se la pierdan!

Ana Lena Rivera con Maudy Ventosa

Ana Lena Rivera con Maudy Ventosa

PERSONAJES:

  • Olvido, casada con Juan Fructuoso Cangas, al que obedece sin rechistar. Es el hombre y puede hacer lo que quiera sin que ella o su hija lo cuestionen.
  • Aurora tiene un corazón duro y correoso incapaz de amar. Cara bonita y precioso cuerpo. Cuando su padre sufre un accidente en el Pozo Santa Bárbara de la mina de Turón, entra ella, con 16 años de paleadora en el exterior del pozo. Es 1938, y estamos en plena Guerra Civil. Tras un trauma que marca su niñez, se vuelve fría, con una mirada salvaje cuando se enfurece. Se casa con Paulino y, como regalo de bodas, llega una Singer de segunda mano comprada en Mieres.
  • Águeda es una niña reservada de ojos tristes que solo se iluminan cuando llega su padre, Paulino. Nació la noche de Reyes de 1941. Es gordita y rechoncha, sin la belleza de su madre. Se casa con Jesús y se va a Oviedo.
  • Ana, llegó a Madrid para estudiar Arquitectura con dieciocho años, con modales de colegio privado de provincias y una belleza a lo Grace Kelly que, incluso en una ciudad con tanta gente como Madrid, provocaba que más de uno volviera la cabeza. Casada con Carlos, adinerado, viven en La Finca, y tanto ella como la máquina Singer se acaban haciendo invisibles en aquella mansión.
  • Alba Fresno, Estudia Bellas Artes y es voluntaria en asociaciones feministas. Considera la costura un símbolo de represión patriarcal. Dispuesta a dar la guerra que no supieron dar ni su madre ni su abuela.
  • Paulino Muñiz, se casa con Aurora. Huérfano de padre y madre, picador de mina, el trabajo mejor pagado. Casa propia. Cojea por la polio. No bebe y es un buen hombre que quiere a su familia.
  • Don Ceferino, el capataz que abusa de su poder y somete a las mujeres. Alguna se le ofrece. Enérgico y elegante.
  • Carlos, rechaza lo que no es exquisito. Admira la belleza en coches, casas, ropa y mujeres.

Y Jesús, que es bueno pero un poco afeminado, y Florita, que se dejaba querer, y Ramona, grande y dura como un hombre, y Doña Paloma, autoritaria y clasista; y Cefe y Marisa… y, por supuesto, la Singer, como un personaje más en la vida de estas mujeres; y muchos más… pero tendrán que descubrirlos.

Lee y disfruta de un fragmento de la novela.

Ana lena Rivera

Ana Lena Rivera

La autora:
Ana Lena Rivera es asturiana de nacimiento, aunque lleva viviendo muchos años en Madrid. Estudió Derecho y Administración y Dirección de Empresas y, tras una carrera profesional emocionante en la empresa multinacional, inició una nueva etapa como escritora. Lo que callan los muertos (2019), la primera de las tres novelas dedicadas a la investigadora Gracia San Sebastián, le valió el Premio Torrente Ballester en 2017. Le siguieron Un asesino en tu sombra (2020) y Los muertos no saben nadar (2021). Las herederas de la Singer (2022) es su proyecto más personal hasta la fecha.

Libro:
Las herederas de la Singer ha sido publicado por la Editorial Grijalbo en su Colección Ficción. Encuadernado en rústica con solapas, tiene 512 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo en el que Ana Lena Rivera nos habla de su novela Las herederas de la Singer.

.
Para saber más:
https://analenarivera.com/
https://www.facebook.com/analenariveramuniz
https://twitter.com/AnaRiveraMuniz

1 comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa, Por Maudy Ventosa