«Hablemos de ópera», de Gerardo Kleinburg

«Hay una forma distinta de acercar la ópera a la gente…y es entender que la ópera ya está en ellos, que la ópera les gusta… de lo único que se trata es de facilitar que puedan percibir que les gusta; que la ópera trata de lo cotidiano, que la ópera está en la cocina, en la cama, en el baño, en el estadio de futbol, que la esencia más profunda de la ópera es absolutamente humana y cotidiana…»

MaudyReseña escrita por Maudy Ventosa.

Cubierta de 'Hablemos de ópera'

Cubierta de: ‘Hablemos de ópera’

En el marco incomparable y mágico del Teatro Real de Madrid, se presentó hace unas semanas el último libro del que fue durante diez años director de la Compañía Nacional de Ópera de México, Gerardo Kleinburg, Hablemos de ópera. La Editorial Turner, en su colección Música ha sido la encargada de que este trabajo viera la luz. Según el autor, su director editorial, Ricardo Cayuela, fue el que tuvo la idea y es el que reivindica en este acto el importante papel de los intermediarios para dar y construir tejido cultural: editores, programadores, la gente que sueña con una temporada de ópera o con un festival. Suelen pasar desapercibidos a pesar de que juegan un rol interesantísimo en la cultura.

Es el gran crítico musical, programador y director artístico del Teatro Real de Madrid, Joan Matabosch, el encargado de charlar con Gerardo Kleinburg. Juntos nos descubrirán cómo surge Hablemos de ópera y nos acercarán a la cara más íntima de sus protagonistas: Plácido Domingo, Gabriel Mijares, Ainhoa Arteta, Javier Camarena, Francisco Araiza, Marcelo Lombardero, Philippe Jaroussky, María Katzarava, José Areán… y muchos otros. ¿Es posible que persona y cantante se parezcan, que haya consistencia entre el yo real –la persona que realmente es– y el yo ideal –la persona que les gustaría ser– y que es la que muestran en público? Sin duda, muchas veces imaginamos que una voz que nos estremece y emociona en el escenario debe pertenecer a una persona fuerte, decidida, con una personalidad arrolladora en vez de a una tímida e insegura… Este libro nos va a aportar claves interesantes de la cotidianeidad de estos personajes.

«Los diálogos recogidos en este volumen son un íntimo acercamiento a la vida y a la trayectoria de los grandes divos de nuestros días y una lúdica invitación para conocer y disfrutar de la ópera sin miedo. Un libro para leer y tararear.»

Como afirma el autor, todo fue fruto de la necesidad. La COVID-19 nos privó del contacto físico con familiares, amigos, alumnos…, pero nos los acercó a través de las redes sociales, la única forma posible de hacerlo en esos momentos duros, la pandemia nos puso a todos, fuéramos quienes fuéramos, en el mismo lugar. Fue entonces cuando Ainhoa Arteta invitó a Gerardo Kleinburg a charlar con ella en Instagram. Reconoce este que copió su idea y, a través de su plataforma digital Hablemos de ópera –una cita semanal que cuenta con miles de seguidores–, pudo mantener conversaciones con muchas personas relacionadas con este arte, no solamente cantantes, lo que enriquece sobremanera la visión que el público tiene de ella. Su intención era conectarse con las personas, sin un plan previo, sin un cuestionario. Hasta tener uno propio Hablemos de ópera. Se generó mucha documentación que había que transformar para convertirla en el libro que imaginó Ricardo Cayuela y que hoy tiene en sus manos. Fue una labor de equipo hasta lograr el resultado final. Porque todo lo que tiene que ver con el mundo de la ópera es una inmensa tarea de quipo.

Gerardo Kleinburg con Maudy Ventosa

Gerardo Kleinburg con Maudy Ventosa

Uno de los objetivos que se plantea Kleinburg con esta obra, es desterrar una idea que han ido generando los expertos a lo largo de los tiempos: hablar de ópera parece que se asocia inevitablemente con elitismo, con tecnicismo, con un grado no pequeño de arrogancia y de soberbia. Se ha dado cuenta de que hay mucha gente a la que le importa la ópera, que se emociona escuchándola porque, como dice Joan Matabosch, es capaz de expresarnos; es capaz de ver fuera de nosotros nuestra experiencia común.

La ópera se apagó durante un tiempo por culpa de la pandemia, para resurgir de nuevo con fuerza para emocionar, para sanar las heridas, para alegrar los corazones, para hablar de nosotros. ¡Larga vida a la ópera! Que dicen que se está muriendo y lleva casi cuatro siglos agonizando.

El autor:Gerardo Kleinburg
Gerardo Kleinburg es un narrador, promotor artístico y crítico musical. Fue diez años director de la Compañía Nacional de Ópera de México y responsable de más de trescientas funciones en el Palacio de Bellas Artes. Trabajó con figuras de la talla de Plácido Domingo, Luciano Pavarotti, Eva Marton, Francisco Araiza, entre otros. Ganó el premio de Crítica del Festival Internacional de Salzburgo y fue director del Festival Cervantino.
Publicó las novelas No honrarás a tu padre (E. Sudamericana) y Éxtasis (Alfaguara).

El libro:
Hablemos de ópera ha sido publicado por la Editorial Turner en su Colección Turner Música. Encuadernado en rústica con solapas, tiene 280 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo en el que Gerardo Kleinburg nos presenta Hablemos de ópera.

.
Para saber más:
https://twitter.com/gkleinburg

Deja un comentario

Archivado bajo Arte, Biografías, Curiosidades, Ensayo - Crítica literaria, Historia, Literatura, Literatura, Narrativa, Por Maudy Ventosa

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s