«Ojo por ojo», de J.K. Franko 

«Es bíblico, al estilo del Antiguo Testamento… No es suficiente con que los malvados mueran. Es la ira del enojado Dios de Abraham. Estas personas tienen que sufrir antes de morir, por si no hay vida después de la vida, ni fuego infernal, ni condenación eterna. Morir no es suficiente, tienen que morir sufriendo… Tienen que sufrir por sus pecados.»

MaudyReseña escrita por Maudy Ventosa.

Raúl Calvoz, que firma con el seudónimo J. K. Franko, presentó en el Real Casino de Madrid la primera novela de la trilogía “La Ley del Talión”, titulada Ojo por ojo —título original EyeforEye— y publicada por la Editorial Planeta. Diente por diente y Vida por vida son las siguientes obras. El acto fue presidido por don D. Rafael Orbe Corsini —presidente de Casino— y la introducción corrió a cargo de Don Rafael Ansón, presidente de la Academia Iberoamericana de Gastronomía. El periodista de investigación y escritor, D. Manuel Cerdán, entrevistó al autor.

Cubierta de 'Ojo por ojo'

Cubierta de: ‘Ojo por ojo’

Raúl lleva años escribiendo, aprendiendo y, tras varios abortos literarios –así los define él– que no vieron la luz pero sí le sirvieron para aprender técnicas y trucos, ha sido capaz de contar una historia controvertida y dura aprovechando sus veinticinco años de experiencia como abogado y buen conocedor del sistema jurídico americano y, tal vez, el drama que ocurrió en la familia de su mujer. Ha realizado una buena labor de investigación, documentándose a conciencia, como lo haría un buen asesino que quiere llevar a cabo el crimen perfecto adelantándose a la policía porque sabe qué pasos van a dar y por dónde va a discurrir la investigación. Trabajó a conciencia el libro Investigación práctica de asesinatos: tácticas, procedimientos y técnicas forenses con ejemplos prácticos que es una guía imprescindible para los futuros detectives de homicidios en EE.UU. La escritora Patricia Highsmith y el director de cine Alfred Hitchock han sido una buena referencia para él y también, anécdotas llamativas de sentencias que conoció en su época de estudiante de derecho, que aparecen en la novela. Hasta en los cuentos tradicionales de los hermanos Grimm, afirma, hay pistas y moralejas.

¿Es lícita la venganza? ¿Qué tipo de sociedad crearíamos si cada uno se tomara la justicia por su mano? O mejor, yo mato a tú enemigo y tú matas al mío… ¿Hasta dónde seríamos capaces de llegar si tuviéramos la certeza de que no nos harían pagar por asesinar al verdugo que hizo daño a nuestro ser querido y no pagó por ello? Porque no estamos buscando justicia. Buscamos venganza…Justicia es lo que predican a los niños y a las mujeres mayores en la iglesia para hacerlos sentir seguros. No se trata de justicia. Se trata de venganza… Puta venganza. En EE.UU. se producen alrededor de 15.000 asesinatos al año. En unos 3.000 se identifica al sospechoso, pero no hay condena y en otros 5.000 ni siquiera llega a existir un inculpado. Demasiados casos sin culpables que paguen lo que han hecho.

J.K. Franco con Maudy Ventosa

J.K. Franco con Maudy Ventosa

J. K. Franko nos enfrenta a un dilema moral, a un sentimiento profundamente arraigado en nuestro interior y tan antiguo y primitivo como la humanidad. ¿Qué tipo de emociones se movilizan en una persona para mantenerla en una tensión que no para hasta encontrar el resarcimiento? ¿Es suficiente con que la justicia actúe? Y ¿si falla… que hacemos entonces? Una cita del Deuteronomio, que habla de arrancar el mal cuando los demás te temen porque cobras ojo por ojo, diente por diente, vida por vida… da comienzo a esta historia que habla del dolor de muchas familias que perdieron una hija, un familiar cercano… por la negligencia o la maldad de otro y que no pagaron por ello. En ese momento se sienten jueces y dioses capaces de planificar y llevar a cabo una venganza fría, cruel. Ellos se creen con derecho a matar, pero es imposible que una muerte mitigue un dolor tan hondo y devuelva la cordura a quienes la han perdido, a los que traspasan las fronteras y las leyes que nos hemos dado para una convivencia sana. Se convierten en lo mismo que rechazan. ¡Pobres dementes que no encuentran la paz ni causando el mismo dolor que les causaron! A pesar de saber que los códigos sociales definen el comportamiento seguro. ¿Nos mantiene bajo control el sistema legal?

Capítulos cortos, narradores en primera y tercera persona, y personajes bien definidos que podrían ser los vecinos de al lado, esa pareja serena y dulce que nos saluda en el rellano. Y lugares de ensueño que el autor, confiesa, haber recorrido con su mujer e hijos y conoce bien para integrarlos en la acción: las pistas de esquí en Colorado; Miami y su Bahía; Bimini Islands en las Bahamas; Austin… Confiesa que de cada personaje escribe una biografía corta, incluso busca imágenes de personas hasta encontrar alguien que encaje con él y lo tiene presente cuando escribe para pintar un retrato exacto para el lector

¿Me alegro de que está muerto?  Estoy feliz de que se esté pudriendo bajo tierra. Así es, maldita sea. Me alegro. Feliz de cojones… Tan solo desearía haberlo hecho yo… No, desearía que lo hubieras hecho tú. Ojalá tu hija, nuestra hija … te hubiera importado lo suficiente como para haber hecho algo… ¡Ojalá hubieses tenido pelotas para vengar a nuestra hija!

No es el autor el que habla, sino uno de sus personajes. Él es partidario de ignorar y superar para que determinados hechos no cambien tu vida, porque sería un equipaje que te haría doble daño. Tampoco perdonar, pues conlleva una dimensión religiosa que no encaja con sus pensamientos.

PERSONAJES:

  • Roy Cruise estudió Derecho en la Facultad de Texas, aunque ya no ejerce como abogado, sino que invierte en startups -emprendedores con una idea-. Es planificador, analítico y, también, entregado. Sus ojos son de un verde penetrante y su piel clara. De padre cubano, se cambió el apellido Díaz -al que consideraba una carga para tener éxito- por el de su abuela; en Texas, si pareces latino, eres mejicano. No es nada religioso. Hace snowboard en Colorado, en las pistas de nieve. Le gusta navegar con Susie, a la que necesita.
  • Susie Font conoció a Roy en la Facultad, en Texas, aunque él iba un cuso por delante, tenían asignaturas en común. Tiene el bronceado de Miami y el pelo con reflejos de sol, y los ojos negro azabache. Y mucha energía. Es una mujer inteligente y capaz. Y maternal. Graduada en Derecho, periodista respetada que trabajó algún tiempo en televisión.
  • Camilla, hija de Roy y Susie, tuvo la desgracia de encontrarse en la carretera, hace tres años, con un joven que conducía un coche mientras enviaba un mensaje por el móvil.
  • Joseph Alan Harlan es hijo de un abogado, senador de Texas, que se encargó de criarlo. Estudiaba Ciencias Políticas en la Universidad de Texas cuando fue acusado de violación. Fue absuelto. Simpático y amante de la juerga.
  • DebWise, –una vieja amiga de Susie– es rubia, con unos ojos azules fríos y un rostro animado. Vive en Austin, Texas. Casada con Tom Wise, de cabello dorado salpicado de gris, un hombre elegante que viste ropa cara; tiene unos cuarenta años y está en forma. Se dedica a las inversiones inmobiliarias.
  • Kristy es hija única, sus padres son Deb y Tom. Estudiante con honores en St. Stephen. Alumna de primer curso en la Universidad de Texas, Biología para pasar a Medicina. Es muy guapa y atractiva. Ha heredado de su madre los ojos azul hielo. Tiene pómulos marcados y el pelo pajizo.

Y el senador Harlan, y el detective Art Travers; y Joan, una niña guapa, lista y curiosa que estaba en el campamento Willow; y Liam, que cometió un tremendo error y, muchos más que tendrás que descubrir…

SINOPSIS:
Ojo por ojo
es un trepidante thriller con pinceladas policíacas sobre las consecuencias de la venganza llevada al extremo; una novela absorbente, donde nada es lo que parece, una historia llena de giros y quiebros inesperados, que plantea una cuestión ética universal: ¿Se puede aceptar que alguien tome la justicia por su propia mano cuando falla el sistema judicial? La novela forma parte de una trilogía, “La Ley del Talión”, que se completará con las novelas Diente por diente y Vida por vida.

«Una cautivadora trama de mentiras y engaños. Un thriller controvertido, perturbador y frenético que te dejará sin aliento.»

El autor:J. K. Franko
J. K. Franko nació en Texas, de ascendencia cubana, mexicana y española. Licenciado en Derecho, Filosofía y Dirección de Empresas, ha ejercido la abogacía y ha trabajado como directivo en diversas empresas multinacionales en Asia y Europa, donde vivió un tiempo en Zaragoza y Barcelona. Ojo por ojo es su primera novela.

El libro:
Ojo por ojo (título original: Eye for Eye, 2019) ha sido publicado por la Editorial Lectura Plus del Grupo Planeta, en su Colección Varios. Traducción de María M. Perote. Encuadernado en tapa dura con sobrecubierta, tiene 384 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo relativo a la novela.

.
Para saber más:
https://www.facebook.com/jkfranko.author

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa, Literatura. Novela Negra, Por Maudy Ventosa

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s