Archivo diario: 6 diciembre, 2021

«La comunidad», de Helene Flood

«El edificio tiene algo profundamente noruego: la igualdad de oportunidades, el desarrollo, la libertad y el progreso. Fue construido en los años cincuenta y exuda política de vivienda socialdemócrata y optimismo de posguerra…»

MaudyReseña escrita por Maudy Ventosa.

Rikke Prytz y su familia se trasladan a un cuádruplex del exclusivo barrio residencial de Tasen, Kastanjesvinge, en el Oslo actual. Bosque, árboles, calle silenciosa y la ciudad al lado. Aquí todo está controlado; es una zona muy segura. Sensación de hogar… Una casa que es un personaje más en la historia, porque aporta constantemente información.

La autora de La Psicóloga, Helene Flood, acaba de publicar su segunda novela en Editorial Planeta, un excelente thriller psicológico que también participa del domestic noir: La Comunidad.

Cubierta de 'La comunidad'

Cubierta de: ‘La comunidad’

Doctora en psicología, uno de los aspectos más apasionantes de esta escritora es el análisis profundo que realiza del comportamiento humano –tanto a nivel individual como a nivel grupal–,a los conflictos a los que nos enfrentamos y a la tensión que se genera cuando nuestra manera de proceder no concuerda con nuestras creencias –disonancia cognitiva–. Para nosotros es muy incómodo, porque tendemos a considerar que somos coherentes. Por no decir que nos guiamos por la razón y la moral. De modo que tratamos de expiar la disonancia… embelleciendo la situación, para no tener que modificar nuestro comportamiento… Un mínimo de manipulación nos hace capaces de creer en dos cosas a la vez. Es posible que en la protagonista de esta historia, esa disonancia no se genere hasta que es consciente del precio que tiene que pagar si se conocen sus mentiras; hasta ese momento, la sensación de hacer algo que está mal le resulta absolutamente delicioso.

Helene Flood nos plantea una comunidad en la que sus habitantes tienen muchos secretos y, tenemos la suerte de poder preguntarle sobre dilemas que plantea la obra y aspectos concretos que se aprecian muy bien en sus personajes.

Maudy.- El yo real no se corresponde en absoluto con el yo ideal que proyectan ante sus vecinos y es que, seguramente, cuando la sociedad es más culta y refinada es más fácil fingir lo que no eres…
Helene.- Rikke crea un relato para justificarse, me interesa mucho este proceso, cómo creamos un relato para justificar nuestras acciones pensando, bueno, estoy haciendo algo que no es correcto, pero en este caso no está tan mal… hay gente que hace cosas peores… en mi caso no es tan grave… estoy de acuerdo contigo en que cuanto más culta y avanzada es una sociedad más elaborado se convierte este relato de justificación…

De cara a los vecinos, todos representamos un papel. Es así. El cónyuge feliz, la pareja enamoradísima, los padres comprensivos y pacientes. Todos extremamos precauciones, no vaya a ser que venga uno y te despoje del papel, pues todos ellos, aunque no son desconocidos, tampoco son amigos del alma.

La novela arranca con una cita de la obra de Bertolt Brecht, La ópera de dos centavos, obra que tendrá un lugar importante en la trama.

M.- ¿Por qué utiliza esta obra que habla de marginalidad como terreno abonado para la delincuencia y que al final, no castiga las maldades del protagonista porque la vida ya es suficientemente dura…? ¿Hay algo que justifique que los que cometen errores, si tienen una situación personal complicada no paguen por ellos?
H.- Escogí la obra de Brecht por distintos motivos. Personajes pobres que se enfrentan en la vida a retos que no tienen nada que ver con los que se enfrentan los habitantes de La Comunidad, que son gente rica y tremendamente privilegiada y me interesaba articular estos dos niveles. Por una parte, teníamos a estos niños ricos que actuaban en una obra teatral con un mundo que poco tiene que ver con ellos. Y me interesaba ver cómo los padres, gente muy progresista que quiere, que ansía apreciar el secreto del arte en su forma más elevada, al mismo tiempo se siguen sintiendo incómodos con algunas expresiones de este arte tan elevado. Como, por ejemplo, con la presentación de los personajes de las prostitutas… Esta obra me permitió formular preguntas que tiene que ver con la moralidad, el crimen y el castigo. Me permitió también crear un diálogo entre las dos obras… porque tiene que ver con la resolución del crimen en mi novela.

Helene, como investigadora y psicóloga, está preocupada por el aumento de la violencia contra las mujeres y por las imágenes sexualizadas que aparecen cuando se cometen crímenes contra ellas. Lo encuentra perturbador. En sus novelas, las víctimas no son mujeres –algo que se propuso desde el principio– y sus ambientes son muy cotidianos. No hay un asesino en serie, desalmado, que actúa sin motivo alguno. Ella explora la cotidianeidad, los personajes que se lanzan preguntas, del tipo de ¿conozco a la gente de mi entorno?, ¿qué serían capaces de hacer? Es el tema principal de su escritura, la exploración del mal que vive en todas las personas y que probablemente vive en nosotros. El momento más importante es el de mirar a una persona y preguntarte ¿qué ha hecho?¿Conozco a esa persona…?

En La Comunidad, todos los personajes ocultan algo; todos tienen secretos, afirma. Ocurre como en la vida real. Todos ocultamos algo… a veces lo hacemos para protegernos a nosotros mismos, a veces para socializar o para amenizar una conversación; también como proceso adaptativo. Qué compartimos o no dependiendo del contexto. Cree que sería muy difícil vivir en sociedad si fuéramos cien por cien honestos… sería casi imposible… Continúa diciendo que hay un camino resbaladizo entre ocultar algo para proteger a alguien -objetivo finalmente positivo- y ocultar algo para protegernos a nosotros mismos, tal vez con la intención de perpetuar una conducta que nos beneficia y tal vez perjudica a los demás. Percibir esa diferencia puede ser difícil cuando estamos aparcados en este esfuerzo de ocultación.

El honor que tiene que ser preservado; la culpa que nos mueve a reparar lo que hemos hecho; la vergüenza que nos empuja a ocultarlo; el miedo ante la inseguridad que nos generan nuestros vecinos y el peligro que pueden suponer para nuestra integridad y la de nuestra familia; las emociones negativas que toman el protagonismo; la desconfianza que genera la ocultación y la mentira… y el duelo ante la pérdida de lo que amas y que no siempre tiene que ser una persona… Porque ¿el dolor por lo que se pierde no es más que el ansia de recuperarlo? ¿Tiene derecho a sentirse dolida una adultera cornuda?

Helene Flood es una psicóloga que ha dejado su trabajo para dedicarse a la escritura. Dice que le ha dado libertad y que es un lujo. Nos cuenta que la presión que le supuso la segunda novela no tiene nada que ver con la primera, porque en ella no había expectativas. Consiguió mantenerla lejos de la escritura. Hasta que terminó el libro; ahí la sintió de pleno.

Nos cuenta que hay elementos comunes en ambos libros, incluso en un tercero que se va a publicar, a pesar de que su intención es que los libros fueran totalmente autónomos. ¿Te atreves a descubrirlos? ¡Un placer encontrarte de nuevo Helene!

PERSONAJES:

  • Rikke Prytz: tiene dos hijos, Emma -es alta y delgada, de cabello claro; se ha hecho mayor y ha decorado su habitación con fotos de chicas con ropa sofisticada, como sus amigas- y Lukas de cuatro años, que nació dos meses antes de tiempo y considera que es su niño de la suerte, de una forma u otra un premio. Trabaja en un instituto de investigación, llevando un proyecto sobre los elementos cognitivos y emocionales del comportamiento del consumidor (sentimiento de culpa, intersección entre actitud y conducta).
  • Asmund, el marido. Trabaja en el estado: Asistencia informática para el Departamento de Educación. Su madre es su debilidad. Es un marido tierno que siempre ha querido hacerla feliz. Su cara es redonda y bondadosa. Su loción de afeitado huele a musgo mojado, el olor de los bosques donde creció Rikke.
  • Jorgen Tangenes muy guapo, con el cabello ondulado tirando a gris; pómulos prominentes y una sonrisa amplia y seductora. Tiene casi cincuenta años. Vive arriba y no necesita dormir mucho. Merete, su mujer, tuvo que elegir entre la vida de familia y la carrera de concertista prometedora que tenía por delante. Su expresión indica que está en otro lado y no presta atención a lo que se dice; Filippa, su hija, es muy guapa, de las que mandan sin levantar la voz.
  • Nina Sparre, es la vicedirectora del colegio y su vecina de rellano. Su cabello es muy corto. Su hijo, SimemSparre es un chico muy guapo y popular. Tiene diecisiete años, labios preciosos, mandíbula fuerte y ojos bellísimos, brillantes y sinceros y, en contraposición a su padre, una cortesía exquisita. Hombros delgados, cuerpo menudo pero robusto, pelo corto y en punta, nariz larga y aristocrática. SveinSparre, el marido, lleva una agencia de trabajo temporal.
  • Jamilla lleva siempre tacones altos, fotógrafa de moda. Es la mujer de Saman Karimi, que trabaja en el Hospital Nacional en ortopedia. Su salón pega pared con pared con la de Jorgen y Merete.
  • Rikard Hoffmo, vive justo enfrente de cuádruplex. Trabajó en inteligencia militar. Barbudo, mandíbula ancha y ojos pequeños bajo unas cejas muy pobladas. Tiene setenta años, una voluminosa barriga y una especie de autoridad natural.
  • Ingvild Fredly está a cargo de la investigación. Tuvo una relación lésbica con Hege, amiga de Rikke. Es de las que te miran por dentro.
  • Robin Pettersen, trabaja en el distrito policial de Oslo. Tiene cara de niño y aspecto de policía que se pone triste con las malas noticias.
  • Rebekka Davidsen es periodista; escribió un artículo con Jorgen sobre los contratos de esclavitud de los inmigrantes. Es muy guapa.

Sinopsis de La comunidad.
Tus secretos ya no están a salvo. Entra en La comunidad
.

En Kastanjesvingen, un vecindario silencioso a un paso del tumulto de la ciudad habitado por doctores, artistas y gente del mundo de la televisión, nunca pasa nada, es el tipo de lugar que todos querrían para forjar una familia. En uno de los edificios de vecinos vive Rikke con su marido Asmund y sus hijos Emma y Lukas. Sus vidas son tranquilas, armoniosas, perfectas.
Pero todo cambia cuando aparece el cuerpo de uno de los vecinos, Jørgen, apuñalado en su casa. A medida que la policía investiga y la prensa acecha a los vecinos, resulta evidente que todos tenían un motivo para asesinarle, incluso la propia Rikke, que pronto se da cuenta de lo poco que conoce a la gente que vive a su lado y lo mucho que esconden.

Tras el deslumbrante éxito internacional de La Psicóloga. Helene Flood nos ofrece un thriller brillante y se consolida como una de las autoras de novela negra escandinava más importante del momento.

Lee y disfruta de las primeras páginas de la novela.

Helene Flood con Maudy Ventosa

Helene Flood con Maudy Ventosa

La autora:
Helene Flood Aakvaag (født, 1982) Estudió psicología y se doctoró en 2016 con una tesis sobre la violencia, la revictimización y la culpa postraumática. Es investigadora en el Centro Nacional de Conocimiento sobre Violencia y Estrés Traumático (NKVTS). Vive en Oslo con su marido y sus dos hijos. Su primera novela La psicóloga, la encumbró como una de las voces más relevantes de la novela negra actual, con los derechos vendidos en 28 países y el aplauso unánime de crítica y lectores. La Comunidad es su segunda novela.

El libro:
La comunidad (título original: Elskeren, 2021) ha sido publicado por Editorial Planeta en su Colección Planeta Internacional. Traducción de José Arconada e Inger-Lise Ostrem. Encuadernado en tapa dura con sobrecubierta, tiene 416 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo en el que Helene Flood nos habla de su libro La comunidad. Traduce Vilma Crovetto.

.
Para saber más:
Helene Flood en Wikipedia.
https://www.facebook.com/helene.aakvaag

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa, Literatura. Novela Negra, Por Maudy Ventosa