Archivo diario: 23 septiembre, 2021

“Divina Comedia”, de Dante Alighieri (Edición bilingüe)

«La presente edición, a cargo del poeta español Jorge Gimeno, incluye el texto original, una soberbia traducción en endecasílabos, una introducción general, un prólogo y un iluminador aparato de notas.»

k

Estuche de 'Divina Comedia'

Estuche de: ‘Divina Comedia’

La Comedia es un poema tan sincero que confunde, nos cuenta Jorge Gimeno en la introducción. En la vida y en la poesía, la extrema sinceridad resulta engañosa, no es lo usual. Tendemos a la elaboración de la verdad, no a la verdad. Ante la Comedia, no creemos que sea verdad lo que se nos está diciendo porque nadie nos ha dicho la verdad así, tan desnudamente, con una fe fanática en ella.
Dante es el poeta de la veracidad extrema: poética, filosófica, teológica, política, experiencial. Él lo ha sentido, él lo ha estudiado, él lo ha vivido. Él lo sufre y lo sufre por todos.
El título del poema, Comedia (Commedia), desconcertó desde el principio. Dante murió en 1321. Unos treinta años después, Boccaccio, uno de sus primeros y más entusiastas admiradores, que escribió una biografía de tintes hagiográficos, no lo entendía y Petrarca tampoco, de lo que hay que deducir que no era transparente e inmediato, sino un título cauto tras el que Dante se resguardaba, el título más prudente, conciliador y feo de la historia de la literatura –esto lo apunta Jorge Gimeno–.
Fue más tarde, dos siglos después, en 1555, cuando un editor veneciano añadió al título el epíteto de «Divina», en el que resuenan los elogios de Boccaccio, y con el que la obra conquistó un principio de inteligibilidad, pues le cuadra: no en vano, ya avanzado el argumento, en el Paraíso, Dante llama a su poema «poema sacro», y un par de cantos antes ya lo había llamado «sagrado».

«La Divina Comedia relata el viaje de Dante Alighieri por el infierno, el purgatorio y el paraíso en tres grandes cánticas.»

Infierno.
En el Infierno, el gran poeta italiano relata su viaje al inframundo desde el encuentro fortuito con su guía, el poeta latino Virgilio, hasta el avistamiento de Lucifer en el fondo del abismo. Viaje simbólico por el alma humana, su recorrido es un inolvidable catálogo de los pecadores que merecen la pena eterna según la escatología medieval. Sin embargo, su visión poética trasciende también el tiempo y, en sus horrores, alumbra la edad moderna que en parte ayudó a crear.

Purgatorio.
El Purgatorio es la cántica del cambio, el paso del poeta por el reino en que las almas, mediante sus padecimientos y la oración de los vivos, conquistan la salvación que ya han obtenido. Pero no menos importa el aprendizaje del poeta, que amplía su conocimiento de la realidad verdadera a través de las revelaciones que le ofrece el camino. Tras un viaje entre lo velado y lo desvelado, lo que es y lo que no es, Dante se reencontrará con Beatriz y se dirigirá de su mano al bien supremo, ya un poco más dueño de su destino.

Paraíso.
En el Paraíso, culminación necesaria de la Comedia, Dante asciende a los cielos y consigue lo impensable: alcanzar el Empíreo, el no lugar y no tiempo de la presencia divina, para luego regresar a la tierra y contarlo. El sentido último del libro no es otro que místico, y los versos finales del poema se resuelven en la divinidad. Pero Dante se eleva en esta cántica también hasta la más alta expresión de su poesía, un estilo sacro, inimitable e irremplazable, que resume su destino literario.

Lee y disfruta de un fragmento de la obra.

El autor:Dante Alighieri
Dante Alighieri nació en Florencia en 1265, en el seno de una familia noble empobrecida. Su formación se enmarcó en la tradición de la época, por lo que probablemente estudió en la Universidad de Bolonia. Conoció por primera vez a Beatrice Portinari en 1274, y a su muerte en 1290, el joven poeta stilnovista (El nuevo estilo dulce) buscó refugio en el estudio de la filosofía y la teología, y escribiendo la Vita Nuova. En esta época se involucró en la disputa entre güelfos y gibelinos, partidarios del Papa y del Emperador, respectivamente. Dante llegó a ser un importante güelfo blanco -defendían la independencia tanto del poder papal como del imperial-, de modo que cuando los negros tomaron el poder en Florencia en 1302, Dante fue condenado al exilio, aprovechando su ausencia de la ciudad. Primero se refugió en Verona y, tras residir en numerosas ciudades -algunos dicen que París o incluso Oxford-, se estableció finalmente en Rávena, donde completó la escritura de su gran obra, la Divina Comedia. Dante murió en Rávena, al volver de una misión diplomática en Venecia, en 1321.

El libro:
Divina Comedia (título original: Commedia, 1304-1321) ha sido publicado por el Sello Penguin Clasicos. Introducción, prólogo, traducción y notas de Jorge Gimeno. Encuadernado en rústica, tiene 1408 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo grabado por la Fundación Juan March en el que José María Micó diserta sobre Dante y su mundo, y describe la Divina Comedia como “el libro más extraordinario de la literatura europea”.

.
Para saber más:
Dante Alighieri en Wikipedia.

Además de ser uno de los códices más importantes en la tradición manuscrita de la Comedia, este ejemplar constituye el testimonio más antiguo de la relación entre Dante y la lengua española. Junto al texto original, presenta una versión castellana atribuida a Enrique de Villena (1384-1434), que es la primera traducción del poema a un idioma vernáculo. Perteneció a Íñigo López de Mendoza, el Marqués de Santillana (1398-1458), luego pasó a los duques de Osuna y finalmente, el 1884, a la BNE.

DANTE ALIGHIERI, Comedia, manuscrito en papel transcrito en Génova fechado el 10 de noviembre de 1354. (Biblioteca Nacional, Madrid)

DANTE ALIGHIERI, Comedia, manuscrito en papel transcrito en Génova fechado el 10 de noviembre de 1354. (Biblioteca Nacional, Madrid)

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura. Poesía