Archivo diario: 28 junio, 2021

“Los amores ingenuos”, de Begoña Ameztoy

“Antes de la publicación de Los amores ingenuos, Begoña Ameztoy me pidió que leyera su libro. Lo hice encantada y le envié la reseña (ya soy incapaz de leer sin hacer anotaciones a la vez). Hace unas semanas se puso en contacto conmigo para decirme que la editorial había elegido parte de la misma para que figurara en la contraportada de la novela. Me quedé sin palabras querida Begoña. Es un honor para mí formar parte de tu libro y  te doy las gracias por ello.
He disfrutado mucho con su lectura. Como estoy segura de que harán todos tus lectores.
Mil gracias por todo”

MaudyReseña escrita por Maudy Ventosa.

…Siempre creyó que el amor ideal se busca si no se tiene otra ambición… Comprendía muy bien esos matrimonios de hombres mayores con mujeres jóvenes. Ellos disfrutaban mientras estaban vivos, y ellas alcanzaban su objetivo al quedarse viudas…

La escritora, periodista y pintora, Begoña Ameztoy, tras el éxito de su última novela Yo fui la elegida, nos regala una nueva obra: Los amores ingenuos, publicada por Ediciones Beta III Milenio.

Cubierta de 'Los amores ingenuos'

Cubierta de: ‘Los amores ingenuos’

Sagaz, elegante y con un lenguaje cuidado y preciso, la autora nos introduce en un mundo de mentiras, envidias y traiciones al que no tiene acceso la mayoría de los mortales. Un mundo reservado a una élite capaz de todo por conservar el estatus ganado a fuerza de aceptar unas normas estrictas y crueles a veces, que no están escritas, pero sí asumidas y que son de obligado cumplimiento; un mundo en el que tienen que fingir no darse cuenta de una infidelidad resignándose a la humillación de que otros sí la conozcan; un mundo de fiestas, excesos y postureo por aparentar lo que no se es para sentirse vivo; un mundo en el que la ambición y la cobardía son más fuertes que el amor… En fin, un mundo de hombres duros que han pisado muchos cojones para llegar a la cima, sobre todo si su origen era humilde; un mundo de mujeres hermosas, elegantes, hieráticas e impecables que saben perfectamente cuál es su papel en la historia si quieren mantener su nivel social y su poder, aunque sea a través del hombre que las luce orgulloso del brazo…

Es una crítica brutal a la impostura, a la belleza sin alma utilizada como un valor de cambio tan importante como la inteligencia o el dinero. Por eso, la protagonista está obligada a utilizarla y procurar el bienestar a sí misma y a su familia. Es una profesión aprendida desde pequeña, que comienza con lograr que su nombre suene armonioso y elegante; parecer siempre exquisita y rutilante; aparentar ingenuidad; dejarse engañar por su marido sin perder la compostura… mostrarse en todo momento como la esposa perfecta, bella y refinada, de un hombre poderoso e influyente. Su obligación es hacerlo con eficacia, dignidad y el máximo encanto… hasta en la cama. Porque, la belleza y el sexo constituían un mismo deber que debía cumplir de la manera más profesional posible. Se rodea de un halo de perfección, de armonía, impostura… vacío y sin contenido, imitando poseer aquello de lo que carece… Cecil, en su ingenuidad, creía amar la belleza y la armonía.  Pero lo que realmente amaba era el glamur, lo “fashion” y lo “kitsch”. Este era su universo, su mundo, el único que había conocido. Un mundo estúpido y vacío que ella había intentado llenar de contenidos…

Nuestra protagonista es una esposa profesional con mayúsculas, tanto como pueda serlo una abogada o una psicóloga formada en una universidad. La escuela fue su hogar y su instructora especializada la abuela, que le inculcó normas y tradiciones y selló su destino como responsable de toda la familia. Convertida, gracias a su físico espectacular y delicado, en madre proveedora. De dinero y de posición social. Ha interiorizado tanto su papel, que no puede fallar…es discreta, comedida y muy bien educada, y sabe que los humanos son estúpidamente vulnerables a la apariencia. Se siente perfecta, como si la belleza fuera a perdurar siempre en el tiempo, fresca y eterna, sin caducidad y no existieran emociones que pudieran perturbar su aparente equilibrio…Ejerce de consorte intachable de manera tan sobresaliente que parece natural…Su belleza siempre la había mantenido a salvo de ofensas y humillaciones…

Hay una desmitificación absoluta de la vida que muchas mujeres envidian en otras que, invariablemente, lucen sonrisa y joyas en actos sociales, benéficos o galas, sin dejar adivinar las sombras que ocultan los oropeles que les arropan. Luces y oscuridad. Todo tiene un precio y siempre hay alguien dispuesto a comprar. Y a pagar. Imposible que el lector sienta empatía por estos personajes.

Pero incluso un mundo perfectamente estructurado, controlado por Cecil, esta mujer bella y fría, puede tambalearse y venirse abajo cuando nota que tiene un corazón no programado, que obedece a impulsos que escapan de la razón…y es que no se pueden poner barreras al amor… Va a conocer el placer y la pasión de la mano de un charlatán, vendedor de felicidad… Tal vez de nuevo encuentre el equilibrio porque, contra todo pronóstico, la belleza no está reñida con la inteligencia. Y sabe que, lo más ingenioso es sumar…

Para esta novela, Begoña Ameztoy, creo, no ha tenido que investigar mucho. Describe un mundo que, por su trayectoria profesional, conoce muy bien. Incluyendo los tópicos relacionados con homosexuales. Y nunca ha tenido pelos en la lengua.

Ya le hubiera gustado a la mismísima Rosamunde Pilcher escribir esta novela, que, aunque lo parezca a primera vista, no es de amor, sino de desamor y denuncia.

PERSONAJES:

  • Cecil es una mujer hermosa que habla como su abuela, con orgullo aburguesado. Es liviana, aunque con ramalazos de vivacidad. Podría ser elegida Miss Elegancia y Miss Fotogenia. Enciende pasiones a pesar de no ser apasionada. Se muestra sensible y dócil; su libido está en estado vegetativo, pero finge perfectamente el orgasmo. Va a cumplir los cuarenta y tres años… Lleva una existencia aburrida y ordenada. Es soberbia y vanidosa, además de primitiva y elemental. Sus gestos son una pose, aparentar en vez de ser. Distante y protocolario con el servicio.
  • Gaspar Ruiz Dávila, es presidente del Consejo de Administración de “NEÓN; es un hombre maduro, divorciado y con dos hijos en edad difícil… los ve dos horas cada quince días. Es un marido-benefactor. Poco sensible, brusco. Su nombre es trascendente, sobrio, riguroso. Dirige un imperio. Tiene cincuenta y nueve años. Fuma, bebe y no hace ejercicio físico. Deja mucho que desear como amante. Su padre era albañil y la educación no se improvisa. Creció profesionalmente gracias a su exsuegro.
  • La abuela Cecilia, busca y desea una posición que no tiene y que anhela. Pertenece, a su pesar, a la clase media. Es la que toma las decisiones importantes de la familia y la creadora de la personalidad impostada de Cecil.
  • Lola Palacio, es una mujer fuerte, independiente y agresiva. Trabaja en una revista -Melba- y todos la admiran. Pertenece al grupo editorial del que es presidente Gaspar. Inteligente, de pensamiento lúcido y practico. Ha renunciado a ejercer de mujer porque no es bella; sus facciones y sus gestos se han masculinizado. De Picasso admiraba su desprecio por las mujeres, por los afectos, por la dependencia emocional, en definitiva, por la debilidad.
  • Adrián Liberman, es un hombre joven y atractivo que ronda los cuarenta años. Tiene aire de deportista de élite, o de escritor. Ejerce de astrólogo y psíquico natural; es psicólogo especializado en terapias de grupo; según afirma Lola Palacio… es adivino. Su voz es templada y acogedora. Sabe tratar a las mujeres. Cree que conoce a las personas con solo tocarlas. Buen observador. Curioso. Rápido, más hábil, más perspicaz… sabe que es un impostor y que la única manera de superar la ansiedad y la depresión, es alcanzar el éxito; el triunfo social.
  • Raimon Ventura, es un amigo gay de Cecil. Además de muy amanerado es un poco empalagoso. Gran decorador. Parece un hombre sensible y exquisito… y pedante.
  • Daniela, es dominicana, exótica y atractiva; su cabello es oscuro y lacio. A pesar de su belleza moderna parece antigua… Tiene el corazón limpio y espera un hijo.
  • Pablo, es hijo de Gaspar; sensible y reservado, como su madre. Nunca ha dejado de ser un niño tímido y huidizo… y bastante patoso.
  • Marta, es la otra hija de Gaspar; muy parecida a su padre, extrovertida y de carácter fuerte.
  • Marga es la hermana mayor de Cecil, alta y huesuda, se parecían, pero sus rasgos eran más rudos y masculinos. Por su escaso atractivo físico estudió para ser abogada y ganarse la vida por sí misma.

YFran, que trabaja como fotógrafo en Melba. Tiene un rostro delgado y anguloso. Es muy atractivo y lo sabe…; y Lucila, la doncella, que recibe pocas sonrisas de su altiva señora; y Luisa, la exmujer de Gaspar, que nunca facilitó las relaciones de sus hijos con Cecil; y Albert, amigo de Raimon, también homosexual, pintor que ha hecho un retrato a Cecil… y Charo Pedraza, directora de Melba; y Macarena Piaget, que es la que organiza las mejores fiestas. Mujer atractiva y elegante a pesar de pasar de los sesenta años ya… y mucha gente famosa que conoces por la prensa del corazón… y muchos otros que solo están en esta novela y tendrás que descubrir…

Sinopsis de la editorial.
Sagaz, elegante y con un lenguaje cuidado y preciso, la autora nos introduce en un mundo de mentiras, envidias y traiciones reservado a una élite capaz de todo por conservar su status. Un mundo de hombres duros y mujeres hieráticas, impecables y hermosas, condenadas a representar su papel si quieren mantener su nivel social, aunque sea a través del hombre que las luce orgulloso del brazo.
Para Cecil, la protagonista, es una profesión aprendida desde pequeña y su obligación es ejercerla con dignidad y el máximo encanto… hasta en la cama. Pero incluso un mundo perfectamente estructurado y controlado puede tambalearse cuando Cecil nota que tiene un corazón no programado, que obedece a impulsos que escapan de la razón… y es que no se pueden poner barreras al amor. Es una crítica brutal a la impostura, a la belleza sin alma utilizada como un valor de cambio tan importante como la inteligencia o el dinero. Para esta novela, Begoña Ameztoy, creo, no ha tenido que investigar mucho. Describe un mundo que, por su trayectoria profesional, conoce muy bien. Y nunca ha tenido pelos en la lengua. (Maudy Ventosa)

Begoña Ameztoy

Begoña Ameztoy

La autora:
Begoña Ameztoy Mendibe es escritora y pintora. Comenzó escribiendo, pero su inquietud artística le llevó a simultanear la literatura con movimientos culturales en el País Vasco. Ha sido guionista de TVE para comedias de situación (“sitcoms”) y  tertuliana en numerosos programas de televisión, como Crónicas Marcianas. Ejerce como columnista de El Diario Vasco de San Sebastián desde 1992. Algunos de sus libros publicados son: El Círculo, El Asesino de Baltimore, El Ángel, Escuela de Mujeres, Amor Caliente-Sexo Frío, Cuarentonas, Superwoman, Inmortal, El Sueño de Orión, El Señor de las Maravillas y con Ediciones Beta ha publicado en 2020 Yo fui la elegida. Los hijos de Amets. Su canal de YouTube: “Begoña Ameztoy Punto Cero”.

El libro:
Los amores ingenuos ha sido publicado por Ediciones Beta III Milenio. Encuadernado en rústica con solapas, tiene 282 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo en el que Begoña Ameztoy nos habla de su novela Los amores ingenuos.

.
Para saber más:
Begoña Ameztoy en Wikipedia.

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa, Por Maudy Ventosa