“El camino del arquero”, de Paulo Coelho

“Ilustraciones de Christoph Niemann”

«Sigue el camino del arquero,
pues es el recorrido de una vida.

Pero aprende que un tiro correcto y certero es muy
diferente 
a un tiro con paz en el alma.» [Pág. 19]

.

Cubierta de 'El camino del arquero'

Cubierta de: ‘El camino del arquero’

Con El camino del arquero Paulo Coelho regresa a sus orígenes, y como en El Alquimista nos enseña a buscar dentro de nosotros mismos, a trabajar desde nuestro interior para alcanzar la felicidad.
El camino del arquero cuenta la historia de Tetsuya el mejor arquero del país, pero vive retirado en un valle remoto y trabaja de humilde carpintero. Un día, otro arquero que viene de lejos le desafía. Tetsuya acepta el reto y le demuestra al extranjero que para vencer, tanto con el arco como en la vida, no basta la habilidad técnica. “Tienes habilidad, tienes dignidad y tienes postura —dijo Tetsuya—. Conoces bien la técnica y dominas el instrumento, pero no dominas tu mente.” [Pág. 19]
Un joven del pueblo le pide que le transmita su saber. El maestro le advierte que puede enseñarle las reglas necesarias, pero es él quien deberá trabajar sobre sí mismo. Es así como Tetsuya empieza a instruir a su nuevo discípulo en el misterioso camino del arquero, el recorrido de toda una vida.

“Y mientras bajaban la montaña,
Tetsuya le explicó las 13 reglas a seguir
para convertirse en un verdadero arquero.”

  • 1ª Regla: Los Aliados.
    El arquero que no comparte con otros la alegría del arco y de la flecha, jamás conocerá sus propias cualidades y defectos.
  • 2ª Regla: El Arco.
    El arco es la vida: dale toda tu energía. La flecha partirá un día. El blanco está lejos. Pero el arco permanecerá siempre contigo, y hay que saber cuidarlo. Para entender tu arco, es preciso que se convierta en parte de tu brazo y sea una extensión de tu pensamiento.
  • 3ª Regla: La flecha.
    La flecha es el intento. Es lo que une la fuerza del arco con el centro del blanco. Si no te arriesgas, nunca sabrás que cambios eran necesarios. Cada flecha deja un recuerdo en su corazón, y es la suma de esos recuerdos lo que te hará disparar cada vez mejor.
  • 4ª Regla: El Blanco.
    El blanco es el objetivo a alcanzar. Sitúate siempre frente a él, respétalo y haz que se acerque mentalmente. No debes soltar la cuerda hasta que no esté en la punta dela flecha.
  • 5ª Regla: La Postura.
    Una vez entendidos el arco, la flecha y el blanco, hay que tener serenidad y elegancia para aprender la práctica del tiro. La elegancia no consiste en la postura más cómoda, sino en la más adecuada para que el tiro sea perfecto.
  • 6ª Regla: Como sujetar la flecha.
    Sujetar la flecha es estar en contacto con la intención. La flecha es la intención que deja la mano del arquero y se dirige al blanco. Será tocada por el viento y por la gravedad, pero eso forma parte de su recorrido: una hoja no deja de ser hoja porque una tormenta la haya arrancado del árbol.
  • 7ª Regla: Como sujetar el arco.
    Ten calma y respira profundamente. Todos tus movimientos son percibidos por tus aliados que te ayudarán en lo que necesites; pero también por tus adversarios que conocen la diferencia entre la mano firme y la mano trémula.
  • 8ª Regla: Como tensar la cuerda.
    La cuerda es grande, pero la flecha la toca en un pequeño punto, y es en este punto donde debe concentrarse la sabiduría y experiencia del arquero.
  • 9ª Regla: Como mirar el blanco.
    El día que no sientas pasión por la vida, tu tiro será inestable. Cuando a tu tiro le suceda esto, analiza las causas que provocaron dicha imprecisión. Deberás de aprovechar los malos momentos, para descubrir aquello que te hace temblar. Cuando todo está en armonía, tu tiro será certero. En esos momentos descubrirás el camino que te llevará a la paz interior.
  • 10ª Regla: El momento de disparar.
    Existen dos tipos de tiro. El primero es aquel que se hace con precisión, pero sin alma. Domina la técnica, pero no ha conseguido crecer. El segundo tiro es aquel que se dispara con el alma. Tiene que partir en el momento en que el arco, el arquero y el blanco se encuentran en el mismo punto del universo: eso se llama inspiración.
  • 11ª Regla: La repetición.
    Debemos de aprender la técnica de tal manera que se haga intuitiva. La intuición no tiene nada que ver con la rutina, sino con un estado espiritual más allá de la técnica. Hasta que llega el momento en que ya no hay que pensar en lo que se está haciendo. a partir de ahí, el arquero pasa a ser su arco, su flecha y su blanco.
  • 12ª Regla: Como observar el vuelo de la flecha.
    Una vez que la flecha ha sido disparada, ya no hay nada que el arquero pueda hacer, salvo acompañar su recorrido hacia el blanco. Por tanto el arquero mantiene los ojos fijos en el vuelo de la flecha, pero su corazón reposa y sonríe.
  • 13ª Regla: El arquero sin arco, sin flecha, sin blanco.
    El arquero aprende cuando olvida las reglas y pasa a actuar basándose sólo en su instinto. Pero para olvidar las reglas primero hay que conocerlas y respetarlas. Cuando alcanza este estado, ya no necesita los instrumentos que lo ayudaron a aprender.

«Escribí este texto donde el arco, la flecha,
el blanco y el arquero son partes integrales del
mismo sistema de desarrollo y desafío»

Magníficas las ilustraciones de Christoph Niemann.

Lee y disfruta de un fragmento del libro.

Paulo Coelho ©Xavier Gonzalez

Paulo Coelho ©Xavier Gonzalez

El autor:
Paulo Coelho de Souza nació en Río de Janeiro en 1947, trabajó como director y autor de teatro, periodista y compositor antes de dedicarse a los libros. Desde la publicación de su primer libro, El Peregrino de Compostela (Diario de un mago), se han vendido más de 320 millones de ejemplares de sus novelas en todo el mundo. Entre sus mayores éxitos destaca El Alquimista, considerado el libro brasileño más vendido de todos los tiempos. Se ha publicado en 170 países y traducido a 83 idiomas.
Coelho ha recibido destacados honores internacionales, como el premio Crystal Award que concede el Foro Económico Mundial, la prestigiosa distinción Chevalier de l’Ordre National de la Légion d’Honneur del gobierno francés y la Medalla de Oro de Galicia. Desde 2002 es miembro de la Academia Brasileña de las Letras, y desde 2007 ejerce como Mensajero de la Paz de las Naciones Unidas.

El ilustrador:
Christoph Niemann (Alemania, 1970) es ilustrador, diseñador gráfico y autor de libros infantiles. Desde julio de 2008, Niemann ha estado escribiendo e ilustrando el blog de The New York Times Abstract City, renombrado Abstract Sunday en 2011, cuando el blog se mudó a The New York Times Magazine.

El libro:
El camino del arquero (título original: O caminho do arco, 2003) ha sido publicado por Editorial Planeta en su Colección Biblioteca Paulo Coelho. Traducción de Ana Belén Costas, 2020. Ilustraciones de Christoph Niemann. Encuadernado en tapa dura con sobrecubierta, tiene 152 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo el booktrailer “El camino del arquero” de Paulo Coelho.

.
Para saber más:
https://paulocoelhoblog.com/
Paulo Coelho en Wikipedia.
https://www.christophniemann.com/

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s