Archivo diario: 20 julio, 2020

“Malasangre”, de Helena Tur

«…No tiene derecho a soñar…
como todas las que se apellidan Expósito…»

MaudyReseña escrita por Maudy Ventosa.

Cubierta de 'Malasangre'

Cubierta de: ‘Malasangre’

Henar es una niña abandonada que muy pronto dejó de preguntar por su familia y eliminó de su mente la posibilidad de soñar con que alguien la reclamara. Pronto aprendió a leer y escribir y fue forjándose un carácter rebelde, independiente y libre, sobre todo cuando tuvo la suerte de pasar a ser la asistente personal y confidente de Doña Eulalia, una anciana acomodada y ciega poseedora de una mente liberal y adelantada que le abre todo un mundo de posibilidades y disfrute a través de su biblioteca de libros y revistas, y lo que es más importante, la ayuda a creer que no es inferior por haber nacido mujer, a pesar de lo que esto supone en la época.

La novela está ambientada en la segunda mitad del S. XIX, pocos años después de que el carlismo tuviera fuerte apoyo en Bembibre, Ponferrada y Villafranca, y derrotado después por las milicias urbanas que eran leales al reinado isabelino. Cuando la joven Henar apenas tiene diez y ocho años y emprende viaje para trabajar en una explotación apícola, la guardia civil merodea por los pueblos en busca de prófugos carlistas que puedan atentar contra su graciosa y casquivana majestad, la Reina Isabel II que emprende viaje a Santiago de Compostela para impulsar el Camino de Santiago.

La autora realiza constantes alusiones al pasado romano que vivió esta zona en la que se unen León y Galicia, por lar riberas del río Sil y sus afluentes; bosques y praderas verdes con el fondo incomparable de las montañas. Nos transporta a lugares de cuento, como las Médulas, en el Bierzo, entorno formado por una antigua explotación minera de oro romana – datada en el siglo I a.C.-, considerada la mayor a cielo abierto y Patrimonio de la Humanidad desde 1997; tierras rojizas, paraíso e infierno… Nos muestra también la mezcla de castellano y gallego que se hablaba en la zona, dialecto propio denominado berciano; y nos transporta a unas costumbres y una época de pobreza y hambre donde sus habitantes vivían de los pocos animales que cuidaban en los pastos vecinales y de las humildes y escasas cosechas que no daban fruto suficiente para alimentar a una población que trabajaba de sol; paseamos por lugares abruptos y escarpados en los que era difícil incluso atravesar el río… revivimos sus leyendas plagadas de lobos –lobisomes– que acechan al caer la noche y chupan la sangre de los infelices que se atreven a cruzar el bosque en sombras y cuando hay rañubeiro…; leyendas de xanines, xanas y del diablo burlón; y nos recuerda también al macabro asesino que escapó de la cárcel después de confesar los horribles crímenes que había cometido y nadie había sabido resolver, el sacamantecasManuel Blanco Romasanta– o el hombre del saco, que mató por primera vez en Ponferrada y cuando se dio a la fuga después de ser condenado, se estableció y aparentó ser un buen hombre, vendedor ambulante, en una aldea de Orense, cuya tarea consistía en comerciar y ayudar a pasar al vecino Portugal a aquellos que buscaban una vida mejor. Y el se la daba…

Oficios antiguos, hoy ya desaparecidos, tienen también su lugar en la novela, como el de los molineros que vivían solos y apartados a la orilla del río y trabajaban cuando el caudal era suficiente para mover sus enormes ruedas de piedra; aureanas do Sil – mujeres que se dedican a buscar el oro depositado en la cuenca fluvial-, dura tarea que destrozaba los huesos tras permanecer horas y horas con el agua hasta las rodillas; buhoneros que recorrían las aldeas comerciando con artículos de poco valor; conductores de la diligencia, único transporte comunitario para los que no tenían una propia –la mayoría-; herreros, aladreros… Retrato fiel y extenso de una época dura en la que la solidaridad era una quimera, porque estas gentes no tenían ni para ellos… Aldeas apartadas, pero en las que se permitía ya a las mujeres acudir a los concellos.

Muy interesante la descripción de los maragatos, su indumentaria y manera de ser. Según la autora, los maragatos no hacen ostentación de su riqueza y defienden la mercancía con su propia vida…

La vida de Henar Expósito, una vez que emprende el viaje, no volverá a ser la misma. Nada tiene que ver con las rutinas del convento, con la tranquilidad que tuvo junto a Doña Eulalia… Conocerá la maldad en su estado puro –de la que Sor Virtudes afirmaba que nace del inconsciente, de la irreflexión, de la costumbre de actuar por impulsos sin medir las consecuencias… y que es la más peligrosa-, el miedo, la mentira, la crueldad, la locura… Las niñas que aparecen asesinadas están pálidas porque la sangre ha huido de su cuerpo… Pero también conocerá la alegría y el agradecimiento que hay en una sonrisa cuando regalas una caricia. Y el amor puro y sin fisuras…

Historia, leyendas, magia, asesinatos, intriga, denuncia social, costumbres, análisis de una época, personajes bien perfilados, sueños… En definitiva, ¡Malasangre!

Personajes:

  • Henar Expósito apareció en el torno de un hospicio regentado por religiosas a finales de 1.841. Su mente inquieta y curiosa hace que aprenda con facilidad. Sabe leer, escribir y realizar todo tipo de labores caseras. De carácter impaciente, suele erigirse en defensora de los más débiles. Tiene enormes ojos azules, el cabello castaño y los pómulos marcados. Su rostro es dulce, porque su boca siempre está dispuesta a sonreír…es una joven bondadosa, trabajadora y paciente.
  • Juan Aldaz, El Navarro, nació en Aranz. Tiene el pelo corto, despeinado y revuelto. Va de acá para allá… Busca tesoros, restos arqueológicos que pueda vender a los británicos. Tiene un carro con un precioso corcel andaluz, Itzal, y dice, que también el influjo de los Malasangre, su familia… Su padre era un borracho que maltrataba a su madre.
  • Lucio Hurtado se casó con la viuda del apicultor. Es un hombre cruel y pendenciero. Alto, de cabello poblado y barba descuidada. Sus ojos, pequeños y brillantes denotan crueldad. Sus ademanes son rudos y groseros.
  • Don Faustino Aliaga es de alta posición, noble. Tiene las patillas canosas y los ojos profundos. Su expresión es solemne. Atractivo. Su linaje está apegado a esta tierra. Se casó con Doña Clara Escalante, que nació en Santander. Está muy enferma. 
  • Baia se casó, en mala hora después de enviudar, con Lucio Hurtado. Es baja y rechoncha y apenas se cuida. Sucia. Teme a su marido. Habla en berciano y, sobre las abejas, lo sabe todo.
  • Lua es la hija de Baia. Es sorda y Lucio la llama la niña tonta; pero lejos de eso, con la ayuda de Henar descubren que aprende rápido y es lista. Sus ojos azules brillan cuando pronuncia los primeros fonemas.
  • La niña, Matilde, tenía diez años, cabello rojizo y rostro pecoso… Dejó atrás las noches leonesas, las palizas de la señora de Cuellar y las regañinas de las monjas del hospicio cuando marchó rumbo a la granja de abejas…
  • Sor Piedad es lo más parecido a una madre que tuvo Henar… Tiene un hoyuelo simpático en la barbilla…
  • Sor Virtudes se ha formado para educar a niños “con taras”… mudos, etc.
  • Los molineros de Peñalva, la familia de Santiago García viven junto al río. La pequeña Mencia tiene siempre los pies en el agua y se niega a llevar zapatos, por eso le llaman la neñiza descalza. Se pasa el día jugando con su cabra de tres patas…

Y Onésimo, burdo y grosero amigo de Lucio que mira con lascivia a Henar; y el teniente Verdejo, y el sargento Soto; y el cabo Gómez… y muchos más que tendrás que descubrir…

Una tierra teñida por la sangre de cuatro niñas.
Una joven dispuesta a arriesgar su vida por los demás.
Una poderosa historia de amor.

Sinopsis:
En la segunda mitad del siglo XIX, Henar, una joven huérfana, viaja hasta el Bierzo para trabajar en una granja de abejas. Coincidiendo con su llegada, comienzan a aparecer en la comarca niñas asesinadas, con un corte en el cuello y el cadáver sin sangre.
En medio de este ambiente opresivo, Henar descubrirá el amor que no conoció en su infancia, al encariñarse de la hija de los señores, a la que cuida y protege como si fuera de su familia, y conocerá la pasión en los brazos de un atractivo buscavidas que huye por una estafa. Pero en un lugar inhóspito donde nadie es quien dice ser ¿es posible confiar en un extraño?

Lee y disfruta de un fragmento de la novela.

Helena Tur

Helena Tur

La autora:
Helena Tur Planells nació en Ibiza en 1969. Hija única, de niña desarrolló la tendencia a evadirse en la lectura o en sí misma y a inventarse historias. No es de extrañar que después dedicara sus estudios a la literatura, licenciándose en Filología Hispánica. Tras publicaciones modestas y diversas con su nombre, se enfundó en el seudónimo de Jane Kelder para publicar novela romántica influida por Jane Austen y Elizabeth Gaskell. Ahora, sin abandonar la ficción histórica, ni tampoco el costumbrismo o el romance, da el salto al suspense recuperando su nombre real.
Desde que descubrió las Médulas, se enamoró de aquel lugar y supo que las antiguas minas romanas de El Bierzo iban a convertirse en un personaje más de Malasangre.
Además, es profesora de Lengua y Literatura en un instituto de Mallorca.

El libro:
Malasangre ha sido publicado por la Editorial Plaza & Janés en su Colección Éxitos. Encuadernado en tapa dura con sobrecubierta, tiene 400 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo el booktrailer de Malasangre, de Helena Tur.

.
Para saber más:

https://www.facebook.com/jane.kelder.5

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa, Literatura. Novela Negra