Archivo diario: 13 julio, 2020

“Cómo casarse en Santa Manuela”, de Sylvia Herrero

«La trilogía ‘Santa Manuela’ candidata
al Premio literario de Amazon 2019»

MaudyReseña escrita por Maudy Ventosa.

Santa manuela

SINOPSIS DE LA TRILOGÍA:
Alejados del caos de la ciudad y rodeados de unos vecinos más que peculiares, la pandilla de Santa Manuela, un pequeño pueblo pirenaico de casitas de piedra y tejados de pizarra, sabe qué es lo verdaderamente importante: el amor, la amistad y el cariño incondicional a los suyos. Lola, la maestra de la escuela, y sus amigas la diplomática Raquel, Alicia, la temperamental abogada, la despreocupada periodista Sofía y la tierna Florita, a las que se suman los chicos del grupo, Lucas, Fran, Lucho y Cosme, pueden gritarse, pelearse o decirse a la cara verdades como puños; da igual, todos han nacido y crecido en Santa Manuela, han vivido juntos sus primeras historias de amor, sus veranos en la plaza, sus inviernos en la nieve, comparten secretos inconfesables y una complicidad capaz de atravesar el tiempo y mover montañas. Ante cualquier rencilla o adversidad, ya sea en forma de inundación, de ruptura sentimental o de crisis de grupo, solo conocen una forma de resolverla: juntos. Así es como se solucionan los problemas en Santa Manuela.

Cómo casarse en Santa Manuela

Santa Manuela del Val es un pueblo pirenaico de unos setecientos habitantes. Todos se conocen, comparten genes y apellidos, chismes y aperos domésticos…

Cubierta de 'Cómo casarse en Santa Manuela'

Cubierta de: ‘Cómo casarse en Santa Manuela’

La escritora y periodista Sylvia Herrero, después de que estas novelas pudieran ser leídas en Amazon con el seudónimo de Juliana Marín (el nombre de su abuela) y presentarse al Premio literario 2019, publica la trilogía de Santa Manuela con la Editorial Planeta. Tres libros con una cuidada y bonita presentación en un cómodo estuche que, con toda seguridad, veremos en playas y piscinas este verano. Son tres novelas independientes y autoconclusivas, pero al compartir personajes, se impone leer las tres, por supuesto.

Sylvia, en una entrevista con su editora, nos cuenta que la historia de la novela surgió por el final. Cubría la noticia del desbordamiento del río Ésera en 2013, en Benasque, que obligó al desalojo de muchos vecinos y dejó a otros incomunicados. Podías ver a lo lejos las luces de las casas de la gente aislada… y te preguntas, ¿qué planes tenían para este día?… Cogí la libreta y empecé por el final… ¡Tenía una historia!

La autora tiene la suerte de tener dos pueblos; uno en la provincia de Soria, por línea paterna, y otro en Zaragoza, por su madre. Quien no tiene pueblo no imagina lo que supone una vida sin intimidad ni secretos, porque todo el mundo se conoce y sabe quienes fueron tus antepasados y a qué se dedicaban; incluso el “alias” de la familia (el mote), más personal que el propio apellido… Como ella, me considero afortunada por tener uno y sentir que todos mis vecinos forman parte de mi vida, de mi historia. Son mi familia aunque nos veamos solo en vacaciones.

Este pueblo pirenaico, Santa Manuela del Val, es el personaje principal de esta trilogía coral. Representa a todos los pequeños pueblos de nuestra geografía que se han ido vaciando poco a poco, llegando incluso, en algunos casos, a desaparecer. Sus habitantes combinan la agricultura y la ganadería con el turismo, tradición y modernidad… gente esquiando y turismo rural. Esto consigue que muchos de ellos, tras finalizar sus estudios fuera del valle, vuelvan a él a trabajar, ya formados y con conocimiento de idiomas para atender mejor a los turistas que les visitan. Se mantiene la unión, la amistad… y los cotilleos más solidarios. Sylvia conoce bien esta zona, y afirma que en estos pueblos de montaña, se sobrevivía gracias al que tenías al lado, por eso los nexos que se crean son más profundos y duraderos.

La manera de evitar que la hacienda se dividiera, antes de la emigración a las ciudades, era preservando el derecho de primogenitura. Supone, que a la muerte de los padres, el mayor de los hijos hereda la casa familiar y la totalidad de las tierras. Una carga y un honor, porque suponía hacerse cargo de su propia familia y la de sus hermanos. Si no había dinero suficiente para mantener a todos, debía permanecer soltero para no aumentar la carga. Surgen así los denominados tiones.

Cuando hay problemas, el pueblo es una piña y todos se vuelcan para ayudar al que lo necesita… a pesar de los cotilleos y las habladurías. Prima la solidaridad y el hermanamiento.

La pandilla se forma con los compañeros que hay, que normalmente son pocos, pero eso si, dura toda la vida porque se comparte todo; vivencias, aventuras, emociones, dificultades, experiencias… siempre estarán ahí a pesar de que la vida de cada cual siga su propio destino y solo se vean en verano, cuando todos vuelven al pueblo.

Amistad verdadera, de la que dura toda la vida; cariño incondicional sin envidias ni celos hacia el triunfador; lealtad hacia el amigo sin preguntar ni juzgar; alegría por compartir; diversión por los recuerdos comunes y el presente, que siempre es increíble, esperanza por lo que vendrá… siempre juntos… ¡Esa es la pandilla de Santa Manuela!. Transmiten alegría y “buen rollo” a pesar de la añoranza inevitable de alguno por retomar una relación que no acabó bien… es posible que el próximo libro nos cuente si tenemos más parejas en el grupo, de momento, vamos a preparar juntos la boda de Lola y Lucas, de la maestra y el veterinario. Los más tradicionales que se han quedado a vivir en el pueblo.  

Y como en los pueblos se intentan mantener vivas las tradiciones, ¿qué mejor manera de hacerlo que a través de la gastronomía, por ejemplo? Hemos degustado chiretas –tripas de cordero vueltas y rellenas de arroz-; secallona –un embutido, comida típica de pastores-, o la exquisita trenza de Almudévar.

La autora juega con los ritmos para mantener la atención del lector; da giros… dice que es más de verbos que de adjetivos. Lenguaje claro, ágil y directo. ¡Bienvenido a Santa Manuela del Val!

PERSONAJES:

  • Santa Manuela del Val, un pueblo pirenaico de menos de mil habitantes que ha conservado su identidad a pesar de estar cerca de la estación de esquí, llena de turistas. Los valinos aprendían a esquiar en la escuela, en las clases de educación física. Muchos iban a la universidad y volvían al pueblo.
  • Lola tiene los ojos color de avellana. Estudió Educación en Zaragoza y ha conseguido plaza como maestra de infantil y primaria en su pueblo, Santa Manuela del Val. Es la más tradicional del grupo; sueña con casarse de blanco, por la iglesia y con su novio de toda la vida…
  • Lucas está enamorado de Lola. Estudió Veterinaria en Madrid y seguramente allí pasó algo… que guarda en secreto. Es alto -mide 1,93- y guapo, de caminar elegante. Tiene rizos grandes en el pelo… soñador y romántico. Amigo de sus amigos.
  • Florita tiene un vínculo muy estrecho con Lola. Trabaja como directora financiera en la estación de esquí. Autoestima baja, insegura, siempre se ha sentido el patito feo del grupo. Se pone nerviosa cuando hay niebla… y empieza a pesarle la soledad… por eso chatea con BRAN.
  • Lucho es el más pirenaico de todos. Tiene barba corta descuidada… cuidadosamente, y cabello de tonos terrosos. Es independiente y con ideas claras. Trabaja en el mantenimiento de la maquinaria de las pistas y como secretario municipal. Quiere conocer gente y experimentar antes de comprometerse… Tiene miedo al compromiso.
  • Sofía es una apasionada de su profesión: periodista; escribe en el suplemento dominical de El Global. Tiene ojos verdes y seductores. Muy independiente.
  • Alicia Gallart es licenciada en Derecho y trabaja en un despacho de abogados en Valencia. De rasgos raciales y carácter muy ibérico… Brava y noble como los miuras… Temperamental y dinámica.
  • Fran Samitier es economista y trabaja en Londres, en el departamento de inversiones de un banco. Tiene físico de galán de cine.
  • Raquel es la hija del carnicero, y trabaja en Jaca como Higienista dental. Sus raíces familiares proceden de la vecina región francesa del Bearn. Tiene una silueta espigada y atlética.
  • Cosme tiene el atractivo de los chicos malos, un punto canalla de pelo capeado y barba de tres días. Hijo de Marce, la prima de Dori… No ha nacido en el pueblo, pero viene cada verano a pesar de vivir en Italia, en Milán concretamente…
  • Ruth Bas es la hermana de un compañero de Veterinaria de Lucas. Ella estudia Arquitectura. Es guapísima y tiene una melena larga y negra. Pertenece a una esfera social privilegiada. Vive en un palacete y se muestra dulce… e inteligente y desinhibida. Pero cuando la conoces mejor, te das cuenta de que es violenta y dominante; consentida y mimada…
  • Don Blas es el párroco de Santa Manuela del Val; bonachón y buena gente… conoce a los muchachos desde que han nacido… y los quiere.
  • Mila es la cotilla del pueblo… pero cuando hay que ayudar, está la primera.
  • Mariano y Dorita; los padres de Lola.
  • Miguel y Presen, los padres de Lucas.
  • Hortensia, la “marquesa” tiene sesenta años, nació en la postguerra en una familia humilde… vive sola, en una casa señorial. Ahora, por fin, siente que forma parte del pueblo.
  • Misteilor no ha nacido en el pueblo, pero vive aquí. Cada vez que vuelve Alicia de Valencia, siempre le trae horchata…
  • Isaías es el alcalde de Santa Manuela. Le preocupan los vecinos y tiene ideas para ayudar cuando es necesario…

Y Teo, y Melitón, y la viuda que hace repostería, y Marce… y todo un pueblo maravilloso ¡que tendrás que descubrir!

SINOPSIS. CÓMO CASARSE EN SANTA MANUELA:
Lucas acaba de pedirle a Lola que se case con él. Tienen una casa en el pueblecito pirenaico de Santa Manuela, un anillo y amigos de toda la vida que esperan con ilusión el enlace. Lola abraza con entusiasmo los preparativos. Nada puede salir mal. ¿O si? Por que los secretos se pagan caros en localidades como la suya y pueden desatar auténticas guerras entre vecinos. Aún así, si vienen mal dadas, nadie olvida que Santa Manuela defiende a los suyos. Aunque se trate de afrontar un reto como preparar en 24 horas trepidantes una boda épica y poco convencional sin que lo sepan los novios.

La primera entrega de la Trilogía de Santa Manuela habla de amor pero también de amistad y de sentimiento de pueblo. Con giros inesperados que lo cambian todo y una trama dinámica, el lector descubrirá poco a poco la trastienda de una localidad en la que nada es lo que parece y donde uno vale tanto como sus secretos. El punto de partida de las dos siguientes entregas sobre los chicos de Santa Manuela: Londres te espera y Tienes una cita. Unas novelas que comparten ubicación y unos personajes que descubrirán que a su alrededor hay más opciones sentimentales de las que imaginaban y que cada cual ha de buscar la suya.

Lee y disfruta de las primeras páginas de la novela.

Sylvia Herrero

Sylvia Herrero

La autora:
Sylvia Herrero nació en Zaragoza un jueves por la noche. Desde que se licenció en Periodismo en la Universidad Pontificia de Salamanca, ha viajado por todo el mundo mostrando a su audiencia la cara y la cruz de la vida. De contiendas bélicas a grandes pasarelas de moda. De alfombras rojas a muertes en las playas. Ha sido corresponsal de Antena 3 en el Campo de Gibraltar, editora y presentadora de informativos o redactora de Aragoneses por el mundo. Tiene un máster en Dirección de Empresas Audiovisuales por la Universidad Carlos III de Madrid y entre sus propósitos de año nuevo está terminar la tesis doctoral en Comunicación Política que empezó en la Complutense. Actualmente divide su tiempo entre el programa Unidad móvil de Aragón TV y sus dos hijos.

El libro:
Cómo casarse en Santa Manuela ha sido publicado por la Editorial Planeta Fuera de colección en la Serie Trilogía de Santa Manuela. Encuadernado en rústica con solapas, tiene 352 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo en el que Sylvia Herrero nos enseña Santa Manuela y nos habla de sus novelas.

.
Para saber más:
https://www.facebook.com/sylvia.herrero.3

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa, Por Maudy Ventosa