“La vida desnuda”, de Mónica Carrillo

‹Premio Azorín de Novela 2020›

«Cuando nadie nos ve, a solas, desnudos frente a frente, ya no hay disfraz que nos tape las vergüenzas ni las cobardías. Frente al espejo uno siempre sabe lo que hay por más que uno se empeñe en inventar espejismos…»

MaudyReseña escrita por Maudy Ventosa.

La periodista y escritora Mónica Carrillo es la ganadora de la vigésimo séptima edición del Premio Azorín de Novela 2020, con su obra La vida desnuda, convocado por la Diputación de Alicante y la Editorial Planeta. Se han presentado 218 originales de los que 161 corresponden a autores españoles. El premio tiene una dotación económica de 45.000 euros.

Cubierta de 'La vida desnuda'

Cubierta de: ‘La vida desnuda’

Gala es la protagonista de esta novela intimista y bella que habla, sobre todo, de sentimientos. Es un largo poema con sentencias y reflexiones que tienes que apuntar para releerlos y saborearlos. Es un doble viaje, el de la vuelta a casa para despedir a una abuela querida que los abandona, y el viaje interior que cambia la imagen que había interiorizado de su familia, al descubrir los secretos que esconde. Esa familia ejemplar y modélica a los ojos de los demás, pero no a los suyos, será más cercana y humana cuando es capaz de mirarlos desde dentro.

Narrado en primera persona, con capítulos cortos que conforman tres bloques: Mi vida, Vida privada y Mi vida secreta, Gala va recorriendo su historia. Afirma Mónica, que la vida tiene tres planos –tomados de una cita de García Márquez-: el público, que es el que mostramos a los demás; el privado, lo que solo mostramos a algunos pocos y la vida secreta, donde habita nuestra parte más inaccesible.

La vida de Gala siempre ha estado acompañando por un sentimiento que la destruye y le provoca infelicidad: la culpa. A defraudar, a no estar a la altura de lo que esperan los demás de ella, a no ser la hija ideal, a no saber reaccionar emocionalmente a una ruptura… que entra en contradicción con la imagen que proyecta de joven rebelde con ansias de ser ella misma… Higgins lo denomina ‘La teoría de la autodiscrepancia’ , y nos habla de tres tipos del Yo: El Yo real –cómo creemos que somos realmente-, El Yo ideal –cómo nos gustaría ser-, y El Yo responsable –cómo esperan que seamos las personas que nos importan-. La falta de congruencia entre el Yo real y el Yo responsable nos lleva a situaciones de culpa y vergüenza, que son las que pueblan la vida de esta joven… el perdón no compensa el mal trago de tener que reconocer ante un extraño que nuestra vida no es ejemplar… la vergüenza gana a la culpa. Culpa y vergüenza camina de la mano y se llevan al hombro. La mochila de la culpa es una carga demasiado pesada para cargar con ella toda la vida…

El miedo apareció más tarde. Los recuerdos de la infancia con sus abuelos la llevan a una época feliz, cuando se levantaba temprano, a esas horas en las que la playa está como un regalo todavía sin desenvolver… Por eso acude a ellos, porque como dice la tía Julia, piensa en el pasado cuando te traiga calma o placer y porque las acciones pasadas que nos provocan vergüenza dependen de nuestros prejuicios. Es lo subjetivo que tienen los recuerdos, que moldeamos y recordamos lo que queremos que hubiera ocurrido y no lo que ocurrió realmente.

Ahora vuelve a su casa por unas horas. A un hogar en el que habitan una madre con la que no se lleva bien, nos hicimos más daño que falta…; un padre triunfador y mujeriego por el que sentía fascinación de niña, pero se le cayó el mito hace tiempo; la callada y discreta tía Julia, que será su mejor descubrimiento, y de la que recibirá las mejores lecciones para restañar sus heridas; su hermano Mauro, con una familia y una vida ejemplar y al que admira… Va a ser el momento de descubrir los secretos que cada uno guarda y que van a cambiar la percepción que de ellos tiene; de todos. Recibirá lecciones de vida para ser mejor y más feliz. Conseguirá, por fin, entenderlos.

El libro habla también de la felicidad que solo depende de una persona… esa persona somos nosotros mismos y del amor entendido como generosidad; aunque el amor no es la entrega absoluta, sino la búsqueda de la máxima felicidad al lado del otro, por eso, los buenos momentos tienen que compensar a los malos. Por eso, para llegar a ser feliz en pareja, hemos de ser felices en solitario… para poder querer bien, hay que enamorarse primero de uno mismo…

Maudy Ventosa

Maudy Ventosa

Aparece también el tema de los celos, pero nunca entendidos como una señal de amor, sino como una respuesta emocional al miedo… no son más que una muestra de amor propio…; y el tiempo, que lo tomamos como un aliado más sin darnos cuenta de que…vivimos como si la vida fuera eterna y lo único que es infinito es el tiempo, que no nos pertenece y que no podemos retener…

Por último, nos acerca a El hombre en busca del sentido, el libro del neurólogo y psiquiatra austriaco Viktor Frankl, que sobrevivió a varios campos de concentración y que, como he dicho en otras ocasiones, es mi libro de cabecera desde los tiempos de la facultad. Gracias por admirarlo tanto como yo.

Gala ha hecho su recorrido; ha crecido interiormente y se ha encontrado con una imagen mejor de sí misma y de los demás. Está preparada para afrontar el futuro. La última lección la recibe de Mauro: hacerte mayor es darte cuenta de que no le vas a gustar a todo el mundo. Y madurar es que te dé lo mismo… ¡Sabio su hermano!

Vida secreta, culpa, vergüenza, felicidad, amor, celos, el tiempo… agítalo con cuidado y tendrá La Vida desnuda. Escribes muy bonito Mónica. Enhorabuena por el Premio y por la belleza que emana de las páginas de tu novela.

PERSONAJES:

  • Gala Argensola tiene unos treinta años y siempre ha arrastrado un sentimiento de culpa por no llegar a ser lo que la familia esperaba de ella; quiere ser libre y romper con los convencionalismos, ser rebelde con causa, pero la voz de la conciencia le jode la vida. Prefirió las artes plásticas a la medicina, la poesía a las batas blancas… Pinta cuadros por encargo y no tiene trabajo fijo. Reflexiva, ensoñadora, autocrítica. El mito de su padre se vino abajo hace tiempo, y la relación con su madre es complicada. El viaje para despedir a su abuela tendrá parada en varias estaciones. Aquellas en las que se esconden los secretos más íntimos de su familia.
  • Rosario es la abuela querida de Gala; es la bondad personificada, de sonrisa fácil y comentario irónico. Era una recia mujer del Bierzo cuando se instaló en Chamberí del brazo de su marido, fuerte, deslumbrante y seductora. Mujer muy sensible que pinta, cose, borda y cocina. Todo le salía bien, porque todo lo hacía con amor. Era, fundamentalmente, una buena persona.
  • Hernán es el novio ausente que ha destrozado el corazón de Gala. Está en Berlín, pero rompieron antes de que se marchara.  Se conocieron por casualidad en una exposición de arte en Barcelona. Dice Gala que es “imperfectamente guapo”, con facciones marcadas, ojos rasgados, pobladas pestañas, labios gruesos y pelo revuelto. Es especial y cautivador, pero con mala memoria para recordar las fechas señaladas… y los malos recuerdos.
  • Mauro es el modélico, médico como su padre, con una bonita familia formada por Marga, su hija Vilma y otra en camino. Trabaja en la moderna sanidad privada. Inteligente, sensato, cabal y guapo. Dice Gala que es el “Vega Sicilia” de la familia, aunque es posible que también tenga una vida secreta.
  • La tía Julia hace años que vive con sus padres. Amiga de la infancia de Juana, siempre han sido inseparables. Fue profesora de literatura en un pueblecito de la costa. Entonces era rápida y audaz. Ahora sigue siendo generosa e intuitiva. Habla poco, se encierra en sí misma. Para salir de la rutina utiliza dos cosas, el alcohol y la fantasía de sus recuerdos distorsionados… ¿de su vida secreta?
  • Fermín Argensola es el padre. Con Gala, de pequeña, hacía duelos dialécticos; cirujano de prestigio, jefe de cardiología de un hospital público, publicaciones en revistas médicas, charlas en simposios… Machista y clasista porque al final se aburguesó… junto a su mujer han conseguido parecer lo que no son: alta alcurnia, mejor alta alcurnia sobrevenida…
  • Juana, la madre, era una mujer muy guapa y presumida. Ahora está muy retocada por el bisturí y el botox. Se fue encerrando en si misma y cayendo en la depresión después de lo que pasó a sus padres… La relación con Gala es pésima, nunca han sido cómplices, nunca se ha puesto de su lado. Con su marido utiliza un tono condescendiente y reprobatorio. Siempre lanza reproches, nunca un comentario constructivo.
  • El abuelo Fermín murió tras años de padecer un ictus y quedarse hemipléjico. Era practicante y le apodaban ‘El Espadachín’, el ‘Lanzaflecha’s o el ‘Azotaculos’. Se mudó con su mujer a Madrid. Tuvieron dos hijos, Fermín y Julia.
  • Chris es un joven australiano que viaja con su amigo Hugh por Europa disfrutando el año sabático que ambos se han tomado. Su madre estudió Filología hispánica y portuguesa, por eso está loco por la literatura española del Siglo de Oro. Le gustan Lópe, Calderón, Sor Juana Inés de la Cruz y Pessoa. Habla español. Es rubio y habla con una sonrisa bronceada. Su viaje comienza cuando rompe con su novia.

Hay más, pero tendrás que descubrirlos…

Sinopsis de La vida desnuda:
Una llamada de teléfono lo cambió todo. Cuando Gala emprende el viaje para despedirse de su abuela Rosario no puede imaginar que pronto descubrirá que nada es lo que parece en su familia: a pesar de las apariencias, o precisamente por ellas, todos tienen una vida pública que muestran al mundo, una vida privada reservada para unos pocos y una vida secreta que permanece oculta para todos. Poco a poco, Gala irá destapando las distintas capas que envuelven a sus padres, a su hermano Mauro y a su tía Julia. Y en la cima de tantos descubrimientos hallará aquello que siempre buscó y que se le resistía: el amor sin condiciones.

“La vida desnuda, Premio Azorín de Novela 2020, es el viaje de Gala a los secretos de su familia. Un recorrido emotivo y sorprendente en el que ella misma terminará siendo una persona distinta a la que comenzó.”

Lee y disfruta de un fragmento de la novela.

Mónica Carrillo

Mónica Carrillo

La autora:
Mónica Carrillo (Elche, Alicante, 1976) es licenciada en Periodismo, diplomada en Turismo y cursó estudios de Arquitectura. En la actualidad presenta los informativos de fin de semana en Antena 3, empresa a la que lleva vinculada desde 2006 y donde ha pasado por todas las ediciones. Anteriormente trabajó como redactora y presentadora en TVE y en la Agencia EFE. También ha realizado entrevistas a personajes de actualidad, colabora en Onda Cero y escribe artículos para distintas publicaciones. Muy activa en las redes sociales, sus perfiles en Twitter e Instagram han conseguido la fidelidad de cientos de miles de seguidores que disfrutan diariamente de sus comentarios y microcuentos. La luz de Candela y Olvidé decirte quiero, sus dos primeras novelas, fueron acogidas con entusiasmo por los lectores y coparon las listas de libros más vendidos durante meses. También es autora de El tiempo. Todo. Locura, un precioso libro de microcuentos con el que hizo las delicias de sus seguidores.

El libro:
La vida desnuda ha sido publicado por la Editorial Planeta en su Colección Autores Españoles e Iberoamericanos. Encuadernado en tapa dura con sobrecubierta, tiene 288 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo el vídeo en el que Mónica Carrillo recibe el premio Azorín en Alicante.

.
Para saber más:
http://www.monicacarrillo.es/

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa, Nombramientos y Premios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s