Archivo diario: 23 23Europe/Madrid febrero 23Europe/Madrid 2020

“Un cocodrilo bajo la cama”, de Mariasun Landa (ilustraciones de Marta Moreno)

A partir de 10 años

«¿Qué harías si te diagnosticaran cocodrilitis?»
.

Cubierta de 'Un cocodrilo bajo la cama'

Cubierta de: ‘Un cocodrilo bajo la cama’

Han pasado diecisiete años desde que en el 2003 Un cocodrilo bajo la cama recibiera el Premio Nacional de Literatura Infantil y Juvenil y no se nota en nada la edad, pues sigue tan fresco  y divertido como el primer día.
Pero, ¿que es la cocodrilitis? Para desgracia de muchos es una enfermedad demasiado corriente. Pero volvamos a la realidad del libro en el que hay dos protagonistas principales. Uno es el cocodrilo, “un reptil que tenía el cuerpo lleno de costras endurecidas, escamas enormes petrificadas, una especie de color gris verdusco y una alargada bocaza semiabierta donde J.J. [(Juan José), el otro protagonista] contempló uno de sus zapatos bien atrapado por una hilera de afilados dientes”. (Pág. 14-15)
J.J. (Juan José) es un joven administrativo que trabaja en una entidad bancaria, está soltero, y vive solo en una ciudad nueva para él.

Juan José (J.J.) se queda asombrado al ver al cocodrilo que está debajo de su cama e intenta reaccionar con cordura; primero llama al zoo para que vengan a recogerlo pero no lo logra y además se burlan de él, después avisa a su amigo, Cefe (Ceferino), que es carnicero de profesión, y se lleva un chasco cuando descubre con su llegada que sólo él puede ver al animal.
Toda esta historia lo trastornaba y en la oficina del banco donde trabajaba tanto la señora Eulalia, la más veterana de los empleados de la oficina que lo trata como a un hijo; como la señorita Elena, una joven en prácticas en la oficina, melena rubia, larga y rizada, ojos como avellanas brillantes y silueta de casi adolescente le dicen lo mismo: tienes mal aspecto, Juan José.

Y por ese mal aspecto visita al médico, el Dr. Deprisa, que acepta con naturalidad su historia, y le receta Cocodritalidón, Cocodrifil y Cocodritamina, y es el encargado de la farmacia el que le explica todos los síntomas; es una enfermedad más común de lo que J.J. creía. 
Elena, su compañera de oficina, va a visitarlo y lo tranquiliza al decirle que ella también tiene un cocodrilo bajo la cama que come relojes de pulsera. Al estar los dos juntos el cocodrilo desaparece.

¿Se puede hablar de soledad e incomunicación desde un punto de vista humorístico? Mariasun Landa lo hace en esta novela.

La autora:
Mariasun Landa Etxebeste (Rentería, País Vasco,1949) pasó algunos años estudiando en paría cuando era joven pero ahora vive en Donostia/San Sebastián. És licenciada en Filosofía y Letras y profesora titular en la Escuela de Magisterio de la Universidad del País Vasco. La autora, que en 1991 ganó el premio Euskadi de Literatura Infantil i Juvenil otorgado por el gobierno vasco, obtuvo el Premio Nacional de Literatura Infantil de 2003 por la versión en Euskera de Un cocodrilo bajo la cama.

La ilustradora:
Marta Moreno es ilustradora y maestra, nació en Barcelona en el año 1977. Estudió Ilustración en la Escola d’Art i Diseny de Tarragona y ha colaborado con editoriales tanto a nivel nacional como internacional. Combina su trabajo como ilustradora co el de maestra de primaria eb pequeñas escuelas rurales. El contacto diario con niños y niñas es para ella una gran fuente de inspiración.

El libro:
Un cocodrilo bajo la cama (título original: Krokodiloa ohe azpian, 2004) ha sido publicado por la Editorial La Galera en su Colección Narrativa singular. Traducción de la autora. Encuadernado en tapa dura, tiene 88 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

img058

Para saber más:
Mariasun Landa en Wikipedia.
https://martamoreno.com/about/

 

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura infantil y Juvenil, Literatura, Narrativa