Archivo diario: 24 diciembre, 2019

“El prisionero de Zenda”, de Anthony Hope

«Amores imposibles, héroes galantes, villanos inteligentes, princesas hermosas, coronas en peligro, fieles servidores…»
.

Cubierta de 'El prisionero de Zenda'

Cubierta de ‘El prisionero de Zenda’

Esto y mucho más vamos a encontrar en una de las novelas clásicas más modernas que podemos leer. Me refiero a El prisionero de Zenda un novela por la que no pasa el tiempo y que ahora podemos encontrar en una preciosa edición publicada por Zenda Aventuras, edición que tiene su pequeña historia pues la edición precedente la vamos a encontrar publicada en 10 de noviembre de 2016 por la Editorial Debolsillo.
El prisionero de Zenda es la segunda novela que publica Zenda Aventuras y tengo que reconocer que me sorprendió que no fuese la primera dado el nombre de su ‘padre-editor’ aunque la novela elegida para abrir la colección El diamante de Moonfleet de John Meade Falkner no desmerece en absoluto.

La idea de la historia de intriga política de El prisionero de Zenda, abarca la historia de tres meses en la vida de un caballero inglés , se le ocurrió a Hope a fines de 1893 cuando caminaba en Londres. Terminó el primer borrador en un mes y el libro estaba impreso en abril. La historia se desarrolla en el reino europeo ficticio de ‘Ruritania’, un término que ha llegado a significar “el lugar de los novelistas y dramaturgos para los romances de la corte en un entorno moderno”. Todo ello, situado en el corazón de la Europa elegante de finales del siglo XIX: ese territorio mítico donde se cruzaban viajeros dandis realizando el Grand Tour, condesas misteriosas que tomaban las aguas en balnearios enclavados en mágicas montañas, investigadores privados tras la huella del mal en ciudades envueltas en niebla, infieles esposas fugitivas con jóvenes apuestos en el Orient Express, ladrones de guante blanco al acecho de las perlas de adineradas jovencitas.

Zenda logró un éxito instantáneo y su ingenioso protagonista, el elegante Rudolf Rassendyll, se convirtió en una creación literaria muy conocida. La novela fue elogiada por Robert Louis Stevenson entre otros y dio pie para una trilogía: The Heart of Princess Osra (creo que no ha sido traducida al español) escrita inmediatamente después del éxito de El prisionero de Zenda y se publicó en 1896, pero se desarrolla en la década de 1730, mucho más de un siglo antes de los eventos de Zenda y su secuela, Rupert de Hentzau (1898). Las historias tratan sobre la vida amorosa de la princesa Osra, hermana menor de Rudolf III, el ancestro compartido de Rudolf Rassendyll, el caballero inglés que actúa como señuelo político en El prisionero de Zenda, y Rudolph V de la Casa de Elphberg, el monarca absoluto de ese reino germánico.

Sinopsis de la novela:
Rudolf Rassendyll es un joven y adinerado noble que vive apaciblemente en Inglaterra sin otra preocupación que su propio entretenimiento. Cuando decide viajar al reino de Ruritania para asistir a la coronación del rey Rudolf V, poco sospecha que se enfrentará a un reto mayor del que jamás hubiese podido soñar.
El futuro monarca es secuestrado la víspera de la ceremonia por su hermano, el duque Michael, señor de Zenda y segundo en la línea de sucesión, y el joven Rassendyll, que guarda con Rudolf V un asombroso parecido, deberá ponerse en su piel para evitar que pierda el derecho al trono. De la noche a la mañana, se convertirá en el soberano de todo un país, en el prometido de la hermosa princesa Flavia y en la única persona capaz de devolver al legítimo rey su corona.

El prisionero de Zenda cuenta con un prólogo inédito de Arturo Pérez-Reverte, y con la portada diseñada en exclusiva por el pintor de batallas Augusto Ferrer-Dalmau.

Anthony Hope Hawkins por Zaida Ben-Yusuf, 1897

Anthony Hope Hawkins por Zaida Ben-Yusuf, 1897

El autor:
Anthony Hope, hijo del reverendo E. C. Hawkins, creció en el ambiente humilde del Londres brumoso e industrial de mediados de siglo XIX. Se formó como abogado y procurador en la Universidad de Cambridge. Ejerció como jurista durante algunos años, aunque su ambición era la política; por esa razón y aunque ya tenía publicados numerosos artículos y tres novelas, en 1892 se presentó como candidato por el Partido Liberal en las elecciones de South Buckinghamshire, famoso feudo conservador, sin salir elegido. Dos años después de esa derrota política le aguardaba una grata victoria literaria: el éxito casi inmediato de El prisionero de Zenda. Este triunfo y su posterior continuación en Ruperto de Hentzau convencieron a Hope de la conveniencia de abandonar el ejercicio de la abogacía, convirtiéndose en novelista profesional y escribiendo hasta su muerte, en 1933, un total de 32 volúmenes, aunque ninguno tan famoso como la inmortal saga ruritana.

El libro:
El prisionero de Zenda (título original: The Prisoner of Zenda, 1894) ha sido publicado por la Editorial Zenda Aventuras. Traducción de Miguel Temprano García. Encuadernado en rústica con solapas, tiene 224 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo la emocionante lucha de espadas de la película El prisionero de Zenda de 1952.

.
Para saber más:
Anthony Hope en Wikipedia.

 

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa