“El libro de las plantas olvidadas”, de Aina S. Erice

«Prólogo de José Antonio Marina»
«Ilustraciones de Montse Moreta»

«Una recuperación de los usos tradicionales de nuestras plantas»

“Un inventario bellamente ilustrado y lleno de curiosidades
que cautivará a todo tipo de lector.”

Cubierta de 'El libro de las plantas olvidadas'

Cubierta de: ‘El libro de las plantas olvidadas’

Creo que lo primero que tenemos que definir es ¿Qué es una planta olvidada? En términos generales, cuenta Aina, todas las plantas están bastante olvidadas debido a la llamada ceguera verde, ese fenómeno responsable de que, en una imagen rebosante de plantas donde aparece un tigre escondido entre la maleza, nuestro cerebro sólo se fije en el tigre (y es igual de válido si hubiera una araña, un gato o una rana: cualquier animal nos vale para ignorar las plantas circundantes).
En parte gracias a esta técnica de ahorro cerebral, que considera las plantas como información de fondo, poco relevante para tomar decisiones, hemos tenido un gran éxito evolutivo. Sin embargo, a no ser que hagamos algo urgente para esquivar o hackear esta tendencia, nos precipitaremos de cabeza al colapso ambiental.

Y la razón del por qué de este libro nos le da la autora en un epílogo que titula ‘Cualquier tiempo puede ser mejor’ donde nos dice: “Hasta aquí ha llegado mi tarea: intentar despertar chispas de curiosidad, de maravilla o de interés por alguna de las plantas que componen mi pequeño herbario de plantas olvidadas. Si lo he conseguido, ante ti se abre ahora un mundo de posibilidades para abonar la memoria fitocultural de nuestros tiempos, un desempeño colectivo construido gracias a miles de pequeñas obras individuales.”

«En la apabullante riqueza vegetal va centrando su atención en plantas concretas. En este caso, en plantas olvidadas porque no se consideran muy interesantes. Ésta es la característica de la estética zoom: sacar un objeto de la insignificancia. Detenernos en él, en vez de pasar corriendo, para descubrir sus tesoros ocultos.» 
[José Antonio Marina en el Prólogo]

A través de los orígenes, parentescos, curiosidades, usos materiales y simbólicos de 100 especies en concreto, la autora construye un rico catálogo en el que conviven desde la caléndula, la ortiga, la malva y el ajenjo, hasta el serbal, el nispolero o el guillomo, pasando por el caqui, el malvavisco, el tomillo…, plantas que pertenecen a diversos paisajes y costumbres, pero que conforman nuestra historia aunque hoy solo seamos capaces de reconocer a unas más que a otras.
El libro de las plantas olvidadas está estructurado alrededor de cinco apartados perfectamente diferenciados: ‘La memoria de los huertos‘, ‘La memoria de los campos‘, ‘La memoria de las aguas‘, ‘La memoria de los bosques‘ y ‘La memoria de las montañas‘. y algo muy importante, la ilustración que acompaña a cada una de las especies permite a su vez una mejor identificación y recuerdo de esas «plantas olvidadas».

Tengo que reconocer que la autora tiene un amor desbordante por su trabajo, y este queda reflejado en un pequeño apartado al final del libro titulado ‘Antes de cerrar el libro’. En él nos cuenta que no pasa día sin que le entren ganas de añadir plantas  a su lista de «olvidadas». Como en el libro ya no pudo ser, se decidió  a escribir sus historias y regalarlas a quién quiera recibirlas y para ello puedes descargarte las fichas de otras cinco plantas olvidadas en la dirección en http://www.ainaserice.com/plantasolvidadas  (además de los glosarios listos para imprimir, algunas recetas que no llegaron a incluirse en el manuscrito final y otros regalos vegetófilos varios).

El libro se complementa con una amplísima Bibliografía seleccionada (son más de veinte páginas), dos glosarios (breves e indoloros), uno de términos botánicos y otro de términos médicos; un Índice de nombres y una Guía de uso muy interesante.

Lee y disfruta de las primeras páginas del libro.

Aina S. Erice

Aina S. Erice

La autora:
Aina S. Erice  (Palma de Mallorca, 1985) cursó Biología en la Universitat de les Illes Balears donde también realizó una maestría en Biología de las Plantas en Condiciones Mediterráneas. Más allá de su pasión por la biología, sus diferentes ensayos y artículos descubren un interés particular hacia la antropología, el arte, la diversidad cultural, la historia y todo asunto que relacioné la psique humana con el mundo vegetal. Es autora del blog Imaginando Vegetales donde comparte y publica información sobre diferentes temáticas, siempre relacionada con la etnobotánica. El presente libro, su primera publicación, es el resultado de una investigación rigurosa, orientada por la asesoría de su amigo y mentor, José Antonio Marina.

El libro:
El libro de las plantas olvidadas ha sido publicado por la Editorial Ariel. Encuadernado en tapa dura, tiene 415 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo titulado “El herbario de las plantas olvidadas” con Aina S. Erice.

.
Para saber más:
https://www.ainaserice.com/
https://www.ainaserice.com/plantasolvidadas

Deja un comentario

Archivado bajo Ciencia y tecnología, Cocina, Curiosidades, Ensayo - Crítica literaria, Literatura, Viajes y tiempo libre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s