Archivo diario: 25 noviembre, 2019

“La sangre de la tierra”, de Óscar Soto Colás

«Todo lo que es bueno se celebra con vino… El vino se aprecia con la edad, como otras cosas en la vida, la amistad, el deseo, la pasión…»

Maudy VentosaReseña escrita por Maudy Ventosa.

Cubierta de La sangre de la tierra

Cubierta de: ‘La sangre de la tierra’

El riojano Oscar Soto presenta su último libro, que según nos cuenta, ha rehecho por completo; diecisiete versiones, dice, porque le parecía tan interesante la sociedad del siglo XIX que deseaba contar tantas cosas, que se liaba. Y lo que realmente quería hacer era escribir la historia del vino, hacer un homenaje a la gente y a la tierra. Su tierra. De hecho, la historia está ambientada en Haro, la llamada capital del vino. Dice que aquí hay buena gente y buen vino… supone una experiencia tranquila y calmada para todos los que vivimos en grandes urbes. Por todo ello enamora la Rioja, sin olvidad la buena comida, por supuesto.

El título de la novela no está elegido al azar, hace honor al gran protagonista, el vino, porque el vino es La sangre de la tierra. Es símbolo de celebración, de alegría, de amistad, de amantes… si pudiera ser una uva, sería una garnacha madura, porque es muy definitoria del sitio donde he nacido, sonríe Oscar.

El autor quería contar cómo, aprendiendo de los que sabían más por entonces -los gabachos, como eran llamados por los españoles de manera despectiva-, los más emprendedores riojanos quieren hacer buenos caldos. Abarca una época de algo más de treinta años, en la segunda mitad del siglo XIX, cuando las vides francesas son atacadas por una plaga de oídio que no saben cómo atajar y se ven obligados a compran vino en La Rioja para elaborar los suyos, ya en aquella época de una excelente calidad. Ellos saben esperar a que el vino madure en las cubas durmiendo en la más absoluta oscuridad… en lo hondo… conocen este proceso milenario y no tienen prisa, porque las cosas buenas requieren su tiempo. Vendimian cuando la uva alcanza una óptima maduración; después eligen que macere el racimo entero o realizan el llamado despalillado desgranando los racimos; más tarde hay que estrujarlas sin que se rompan las semillas; fermentación y maceración, con el control adecuado de temperatura… hasta que los azúcares se conviertan en alcohol; el reposo, con trasiego y clarificación… pasa mucho tiempo hasta llegar al final y los pequeños viticultores españoles no están dispuestos a esperar. Venden el vino según se produce. Más vale pájaro en mano…

«Dos familias, dos bodegas en La Rioja del siglo XIX, dos rivales en busca del mismo sueño: elaborar el mejor vino.»

Pero llega el deseo de hacer el mejor vino, o mejor, el deseo humano por trascender, por dejar algo detrás de ti, puede ser una catedral, una obra musical, una pintura… o en este caso el vino, que es de lo que trata la novela.

A través de los Arriola, familia bilbaína acomodada que se muda a Haro, porque el negocio está donde se produce, el autor va presentando un retrato nítido de la sociedad del momento. Clases sociales acusadas y muy diferenciadas; donde el poder del amo no tiene límites ni castigo los desmanes porque la justicia la ostentan ellos mismos. Los dueños y el resto; los que malviven con un jornal escaso, los que medran para conseguir pequeños privilegios a costa de sus iguales. Buenos y malos en ambos lados; dice el autor que quería, también, presentar ese contraste. Cuando le digo que los malos son muy malos… me contesta que también los buenos son muy buenos… Los seres humanos somos capaces de amar, y de odiar.

Es una novela de personajes y de sentimientos, y la tierra es uno de los más potentes y esenciales. La tierra lo es todo. Si no hay tierra no hay nada… valoras el esfuerzo desde que eres niño, si no tienes esfuerzo la tierra no te da nada.

La transmisión de valores también está presente a lo largo de la historia: honestidad, lealtad, orgullo, esfuerzo, ayuda, superación… Todo un canto a una tierra que adora y sabe que hay que cuidar.
Hay un claro guiño y homenaje a sus padres a través de los personajes principales, los buenos, y a toda esa gente que se esforzó en que La Rioja fuera un lugar de referencia mundial cuando se habla de buenos caldos. Todos los que la amáis, la hacéis visible también con vuestras palabras.

Y ahora, vamos a brindar por el éxito; con rioja, ¡por supuesto!

PERSONAJES:

  • Miguel Arriola se traslada desde Bilbao a Haro con su familia. Quiere estar cerca de las vides. Es altivo y déspota; y poco dado a hablar, sobre todo con su familia.
  • Inés de Muruaga se rodeaba en Bilbao de un ambiente culto y refinado. Ella es la que tiene clase, y dinero, aunque su aristócrata familia haya venido a menos. Se opone al cambio de residencia, pero a su marido no le importa.
  • Víctor Arriola Muruaga es el hijo, y con veinte años persigue sus sueños en “lo hondo”. Quiere hacer un buen vino, trascender.
  • Martín Zabala posee una de las bodegas más antiguas de La Rioja. Es franco y campechano como las gentes del campo, aunque tenga una buena posición en el pueblo. Amigo de Miguel desde hace tiempo.
  • Matilde Orozco es la mujer de Martín; como él, parlanchina y sin refinamientos. No consigue hacerse amiga de Doña Inés aunque lo intenta.
  • Mariola Zabala Orozco es su bella y bien refinada hija. Tímida y callada.
  • Carmen Egea es la mayor de cinco hermanos. Su padre es vendimiador y borrachín; su madre costurera. Ella ayuda en casa y recoge leña en el campo hasta que empieza a trabajar como sirvienta en la casa de los Arriola. Es lista y aprende rápido.
  • Ángel Zabaleta no es como el resto de los trabajadores. Es discreto y leal. Siempre se esfuerza, y siente pasión por el trabajo en la bodega.
  • Doña Casilda es la rígida ama de llaves que vino de Bilbao y conoce a Doña Inés desde chica.

Y Marcos Egea, hermano de Carmen que emigra a Cuba y se enamora de una esclava negra; y Don Matías y Don Ernesto, de La Leal en Cuba; y Manuela, una bella cordobesa; y Carmenchu, melliza de Francisco; y Francoise Jouet… y muchos más que descubrirás en La Sangre de la Tierra.

Sinopsis de la editorial:
La Rioja, 1853. Víctor Arriola, criado en la mejor sociedad de Bilbao, nunca imaginó lo que cambiaría su vida con el traslado de la familia a Haro para trabajar en el naciente negocio de la industria vinícola.
Allí descubrió a un padre ambicioso, infiel y sin escrúpulos, que le despreciaba. Pero también el amor de la dulce Mariola, hija de los bodegueros a quien su padre pretendía destruir.
La sangre de la tierra es la historia de dos familias, dos bodegas, dos rivales, que persiguen, a costa de lo que sea, un mismo sueño: elaborar el mejor vino. Es además el retrato de una época única que vio cómo una pequeña región se transformaba en uno de los mejores centros vinícolas del mundo.

Lee y disfruta de las primeras páginas del libro.

Óscar Soto Colás con Maudy Ventosa

Óscar Soto Colás con Maudy Ventosa

El autor:
Óscar Soto Colás nació en Villamediana de Iregua (La Rioja) en 1973. Apasionado de la música, desde adolescente ha militado en varias bandas de rock, para cambiar la guitarra por la pluma años más tarde. Lector voraz de casi cualquier género, comenzó escribiendo relatos cortos sin más afán que el de contar historias.
En 2017 ganó el Premio Círculo de Lectores de Novela con El Diablo en Florencia, libro del que se enamoraron más de veinte mil lectores.Ha sido traductor de inglés y articulista en diversas páginas de ciencia, videojuegos y tecnología.
En la actualidad estudia Historia del Arte y vive en Logroño, donde es presidente y fundador de la Asociación Riojana de Escritores.

El libro:
La sangre de la tierra ha sido publicado por la Editorial La Esfera de los Libros en su Colección Novela histórica. Encuadernado en rústica con solapas, tiene 474 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo grabado por Maudy Ventosa en el qué Óscar Soto Colás nos habla de su libro La sangre de la tierra.

.
Para saber más:
https://www.facebook.com/oscar.sotocolas

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa, Por Maudy Ventosa