“Colmillo Blanco”, de Jack London (seudónimo)

«Traducción de José Novo Cerro»

«Rousseau decía del hombre que nace naturalmente bueno y se pervierte al contacto con la sociedad. London lo aplica al mundo del animal. Colmillo Blanco, el perro-lobo salvaje que no conoce más leyes que las de la naturaleza, irá agudizando sus instintos de ferocidad o violencia a imagen y semejanza de los hombres. “Si el lobezno hubiera pensado como los hombres -dice London-, habría calificado la vida como un voraz apetito, y el mundo como un caos gobernado por la suerte, la impiedad y el azar en un proceso sin fin.” Por fortuna, Colmillo Blanco encontró finalmente al “señor del amor”

Cubierta de 'Colmillo Blanco'

Cubierta de: ‘Colmillo Blanco’

El gran escritor norteamericano Jack London no necesitó buscar argumentos ni personajes para sus narraciones; su propia experiencia, a pesar de su corta vida, le sirvió para recoger material sobre lugares, ambientes, hechos, personalidades y algunas de las tramas para sus numerosos cuentos y famosas novelas.
Desde su más tierna infancia tuvo que enfrentarse a la vida para sobrevivir. Su familia, un hogar desequilibrado, no le favoreció en su crecimiento y educación, por lo que tuvo que valerse por sí mismo. Durante su adolescencia realizó trabajos callejeros; más adelante se enroló en un buque al Japón como cazador de focas y siguió durante algún tiempo la senda de los buscadores de oro de Alaska.

Tras su regreso de Alaska, London inició su andadura literaria intentando plasmar su actitud filosófica en relación con la vida y la sociedad. Para ello aplicó los esquemas evolucionistas de Darwin. El principio de la lucha por la vida, de la supervivencia de los más fuertes y mejor dotados, la naturaleza animal del hombre, la consideración de la sociedad como una jungla conflictiva son algunos de los aspectos que mejor quedan reflejados en la obra de este gran escritor.
Colmillo Blanco es una narración que gira en torno al mundo del perro-lobo o del lobo. Al contrario que otras novelas de London, el animal protagonista pasa del mundo salvaje a la civilización. Colmillo Blanco, al nacer, se encuentra con un estado de equilibrio en la Naturaleza.

“Gracias al amor, el cariño y al cuidado que le ofrece,
casualmente, un hombre,

Colmillo Blanco recobra su equilibrio con la Naturaleza. ”

No quiero hacer un resumen de la novela que es apasionante, pero siempre me ha gustado la última parte, en la que Colmillo Blanco casi muere asfixiado, pero es rescatado cuando Weedon Scott, un acaudalado joven buscador de oro, aparece de repente y detiene la pelea con el bulldog, consiguiendo comprárselo a Smith por ciento cincuenta dólares, en vez de su precio real, quinientos dólares, dado el estado casi estrangulado del lobo.
Weedon trata de domar a Colmillo Blanco, lográndolo tras un largo y paciente esfuerzo. Cuando Weedon Scott trata de regresar solo a California, Colmillo Blanco lo persigue y decide llevárselo consigo a su casa. En Sierra Vista, Colmillo Blanco debe adaptarse a las leyes de la mansión. Al final del libro Jim Hall, un asesino, trata de matar al Juez Scott, el padre de Weedon, por haberlo sentenciado a prisión sin saber que fue falsamente acusado. Colmillo Blanco mata a Hall y recibe varios disparos, convocándolo costillas rotas y un pulmón perforado. Casi muere en el ataque, pero sobrevive por su instinto de supervivencia innata. Por su acción, las mujeres de la mansión Scott lo llaman “el lobo bendito” o “Bendito Lobo”, y la historia termina con Colmillo Blanco relajándose bajo el sol junto a los cachorros que tuvo con Collie, la perra pastora.

Sinopsis de la editorial:
Ambientada en la vida agreste y salvaje de una frontera que trasciende su mero carácter físico para convertirse en una encarnación del conflicto entre la naturaleza y el ser humano alienado en ella, Colmillo blanco es una de las obras más célebres de Jack London (1872-1916). Reverso casi simétrico de La llamada de la naturaleza, en la historia del perro salvaje que, significativamente, se degrada en su contacto con el hombre, hallamos en efecto, matizadas por la belleza de los grandes escenarios naturales y una remota esperanza de redención, las inquietudes que rigen toda la obra del autor estadounidense: el choque entre civilización y naturaleza, la perpetua pugna entre el bien y el mal, la supervivencia del más fuerte, el determinismo genético, la selección natural.

Jack London

Jack London

El autor:
Jack London nacido como John Griffith Chaney fue un escritor estadounidense (San Francisco, 1876 – Glen Ellen [California], 1916 cuya vida estuvo repleta de aventuras propias de los libros que escribía. Con catorce años abandonó los estudios y se dedicó a vivir con marineros y buscadores de oro. Trabajó en los más variados oficios: obrero, agricultor, pescador e incluso contrabandista, y también experimentó largos periodos como vagabundo, viajando en trenes de carga. Gran aficionado a la lectura, pasó mucho tiempo en las bibliotecas públicas estudiando por su cuenta hasta que finalmente decidió convertirse en escritor. Su mayor anhelo era llegar a ser un hombre rico con sus escritos, ¡y no hay duda de que lo consiguió! En sus libros se plasmaron su actitud enérgica y sus ganas de viajar por todo el mundo. Escribió muchas novelas pero dos son las más famosas: La llamada de la selva (1903) y Colmillo blanco (1906). También publicó cuentos y reportajes periodísticos, que ayudaron a convertirlo en uno de los hombres más famosos de su tiempo.

El libro:
Colmillo Blanco (título original: White Fang, 1906) ha sido publicado por Ediciones Austral en su Colección Austral Intrépida. Cubierta diseñada por Birgit Palma ilustraciones del interior de Charles Livington Bull y traducción de José Novo Cerro. Encuadernado en tapa dura, tiene 338 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo el vídeo de Colmillo Blanco. Película completa en español.

.
Para saber más:
Jack London en Wikipedia.

1 comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa

Una respuesta a ““Colmillo Blanco”, de Jack London (seudónimo)

  1. Es un relato muy bonito. Yo lo leí junto con La llamado de lo salvaje, y los dos me encantaron.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s