Archivo diario: 16 16Europe/Madrid agosto 16Europe/Madrid 2019

“Tesla, Inventor de la modernidad”, de Richard Munson

“Nueva biografía con datos recientemente desclasificados”
.

No engaño a nadie si afirmo que siento auténtica pasión por Nikola Tesla. A lo largo de estos años he reseñado multitud de libros sobre este autor. Unos suyos, como Yo y la energía y Firmado: Nikola Tesla. Escritos y cartas, 1890-1943 (publicados por la Editorial Turner); y otros sobre él como Nikola Tesla. El genio al que le robaron la luz de Margaret Cheney (Editorial Turner); Tesla. Inventor de la era eléctrica de W. Bernard Carlson (Editorial Crítica); Nikola Tesla. El hombre que inventó el siglo XX, de Charo González Casas (Editorial Obelisco). También se han escrito novelas como Tesla y la conspiración de la luz de Miguel A. Delgado (Ediciones Destino) e incluso novelas juveniles como El asombroso legado de Daniel Kurka  de Mónica Rodríguez (Ediciones SM).

Cubierta de Tesla, Inventor de la modernidad

Cubierta de: ‘Tesla, Inventor de la modernidad’

Pero Tesla, Inventor de la modernidad nos aporta mucho más. Hoy pocos recuerdan a Nikola Tesla, pero gracias a él se enciende la bombilla del techo cuando pulsamos un interruptor. Fue el inventor del campo magnético rotatorio, la base de la corriente alterna que hoy ilumina el mundo; pero también el padre de tecnologías visionarias en su época como la robótica, la informática o las armas teledirigidas.
Nikola Tesla es el paradigma del inventor genial, la mente creativa sin perspicacia para los negocios, y su vida es la historia de un fogonazo de luz que iluminó a todos los que lo rodearon, para apagarse de forma triste… y resurgir hoy, con el homenaje y el recuerdo de los científicos modernos que reconocen a Tesla como “el padre de la tecnología moderna”.

Pero como deja en claro la enérgica y nueva biografía de Richard Munson, Tesla fue y sigue siendo una especie de enigma, probando nuestras nociones de genio, fama, incluso la personalidad coherente. Como ejemplo, bien pudo haber hecho la primera imagen de rayos X en la historia de la humanidad, fue de la mano de Mark Twain, y esto no está entre las 10 cosas principales por las que se recordará a Tesla, suponiendo que se le recuerde en absoluto.
Munson presenta este volumen minuciosamente investigado cronológicamente, cada capítulo vinculado a una ciudad. El peripatético Tesla nació en lo que hoy es Croacia, a la medianoche durante una tormenta eléctrica (acompañado de un rayo, es tentador decirlo, y como el mismo Tesla afirmó, aunque tal vez no estaba en la mejor posición para recordar). Trabajó en Budapest, Nueva York, Pittsburgh, Londres y Chicago, acumulando unas 300 patentes e inventando tan febrilmente (a veces literalmente) que uno podría pensar que su nombre estaría vinculado para siempre con el de Einstein y Edison.
Setenta y cinco años después de su muerte, sin embargo, no lo es. Tesla fue mundialmente famoso una vez, pero en 2018 (fecha de edición en inglés), su nombre tiende a recordar el auto de Elon Musk, o tal vez una banda de metal de los 80. Munson no se detiene en este giro de la memoria cultural, pero demuestra con considerable detalle por qué no debería ser así.

Una razón para la amnesia histórica puede ser que Tesla, junto con su sorprendente lista de dualidades personales: el apuesto cavador de zanjas, el showman tímido, la famosa nota al pie, era el opuesto de Edison de dos maneras importantes. El mago de Menlo Park, el héroe convertido en rival de Tesla, a quien conoció en su segundo día en Estados Unidos, era un maestro en financiamiento y relaciones públicas, mientras que Tesla era miserable para ganar y administrar dinero. Típicamente, por lealtad a su benefactor, George Westinghouse, una vez rompió un contrato que le habría hecho una gran fortuna.
Los dos hombres, obviamente ambos brillantes, también trabajaron de manera muy diferente. Edison llegó a sus descubrimientos por el trabajo en equipo y el minucioso ensayo y error, luego promovió y defendió vigorosamente esos inventos. Tesla trabajó mejor solo y estuvo sujeto toda su vida a visiones, “destellos” como los llamaba, en los cuales las ideas innovadoras llegaron completas como si fueran dibujadas en el aire por alguna “mente prestada”, para usar su propia descripción de un robot.

Tesla murió endeudado, sin dinero y alimentando palomas, y sufría de fobias (gérmenes, perlas y mucho más) y probablemente era obsesivo compulsivo. Pero por muy bien que esto pueda estar de acuerdo con nuestras nociones estereotipadas de genio como atormentado y alienígena, Munson nunca es tremendista al tratar este lado de su biografía, mostrándonos sabiamente no solo las peculiaridades y debilidades de Tesla, sino también cuánto le debemos por una asombrosa variedad. de inventos que impregnan el mundo moderno: radio, control remoto, robots, láseres, altavoces, la lista continúa…

«Richard Munson nos da una visión entretenida y
comprensiva de la vida del genio»

Richard Munson

Richard Munson

El autor:
Richard (Dick) Munson es un autor estadounidense y defensor de la energía limpia. Su último libro, Tesla: Inventor of the Modern, fue publicado por WW Norton en mayo de 2018. Autor de otros cinco libros con temas que van desde la política energética del gobierno de EE. UU., hasta los perfiles del magnate George Fabyan y el oceanógrafo Jacques Cousteau en Cousteau. El capitán y su mundo. También ha escrito sobre la historia y evolución de la tecnología, entre ellos De Edison a Enron.  Munson también es Director del Environmental Defense Fund.

El libro:
Tesla, Inventor de la modernidad (título original: Tesla: Inventor of the Modern, 2018) ha sido publicado por Ediciones Urano en su Colección
Indicios no ficción. Traducción de Sergio Lledó Rando. Encuadernado en rústica con solapas, tiene 332 páginas + 8 de fotografías.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo en el que Sergio Bulat, editor de Indicios nos habla del libro Tesla, Inventor de la modernidad.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Biografías, Ensayo - Crítica literaria, Historia, Literatura