“La vuelta al mundo en ochenta días”, de Jules Verne

Para jóvenes a partir de 12 años

«Una de las mejores novelas de Jules Verne, que narra las peripecias de Phileas Fogg y Jean Passepartout en una carrera contrarreloj alrededor del mundo.»

«Con ilustraciones originales de Alphonse de Neuville
y de Hyppolite-Léon Benett»

Cubierta de La vuelta al mundo en ochenta días

Cubierta de: ‘La vuelta al mundo en ochenta días’

El año 1956 fue un año muy importante por muchas razones. Y entre todas destaca el estreno en los cines de todo el mundo de una de las películas más importantes de la historia del séptimo arte. Se estrenaba La vuelta al mundo en ochenta días protagonizada por David Niven y Cantinflas, quienes interpretan a Phileas Fogg y a Jean Passepartout, respectivamente, y una preciosa Shirley MacLaine en el papel de princesa Aouda.  Fue todo un éxito y ganó cinco premios Oscar.
Pero la historia comienza mucho tiempo antes pues La vuelta al mundo en ochenta días que es su título original en francés fue publicada por entregas en Le Temps desde el 7 de noviembre (número 4225) hasta el 22 de diciembre (número 4271) de 1872, el mismo año en que se sitúa la acción. Después, sería publicada de manera íntegra el 30 de enero de 1873.

La historia  comienza cuando el flemático y solitario caballero británico Phileas Fogg, protagonista de la novela, apuesta con sus colegas del Reform Club que daría la vuelta al mundo en ochenta días. El caballero inglés y su criado Passepartout salieron de Londres el 2 de octubre de 1872 a las 8:45 pm, y para ganar la apuesta deberían estar de nuevo en la capital británica antes de las 8:45 del día 21 de diciembre.
Realmente no es del todo un viaje por el globo terrestre, sino que se limita a países donde exista o haya existido el Imperio británico, o los “prefiere”, con la clara excepción de Japón, aunque con fines narrativos, para dar coherencia a la trama del detective Mr. Fix; no deja de llamar la atención, este hecho., mister Fogg creyó haber llegado a Londres a las 8:50 del día 21 de diciembre lo que significaba que había perdido la apuesta por cinco minutos. Sin embargo no fue así, ya que al viajar hacia el este había ganado un día, por tanto, había ganado la apuesta pues completó la vuelta al mundo en 79 días… y cinco minutos.
Aquí puedo añadir que otra novela que representa un viaje para sus protagonistas por todo el orbe es Los hijos del capitán Grant: esta vez, por el paralelo 37 austral.

“Magnífica la traducción de Mauro Armiño”

El argumento de la novela creo que es suficientemente conocido pero por si hay algún despistado cuento un pequeño resumen. El flemático y solitario caballero británico Phileas Fogg abandonará su vida de escrupulosa disciplina para cumplir con una apuesta con sus colegas del Reform Club, en la que arriesgará la mitad de su fortuna comprometiéndose a dar la vuelta al mundo en solo ochenta días usando los medios disponibles en la segunda mitad del siglo XIX y siguiendo el proyecto publicado en el Morning Chronicle, su periódico de lectura cotidiana. Lo acompañará su recién contratado mayordomo francés, Jean Passepartout y tendrá que lidiar no solo con los retrasos en los medios de transporte, sino con la pertinaz persecución del detective Fix, que, ignorando la verdadera identidad del caballero, se enrola en toda la aventura a la espera de una orden de arresto de la Corona británica, en la creencia de que, antes de partir, Fogg robó 55 000 libras del Banco de Inglaterra.

Mapa del viaje de Phileas Fogg, en una ilustración de Alphonse de Neuville y de Léon Benett.

Mapa del viaje de Phileas Fogg, en una ilustración de Alphonse de Neuville y de Léon Benett.

Los medios de transporte más utilizados en el viaje son el ferrocarril y el barco. Además, utilizan otros medios de transporte. La siguiente lista indica cuáles y en qué parte del recorrido los utilizan:

  • De Londres a París, de allí a Turín y de allí a Bríndisi en trenes y barco.
  • De Bríndisi a Suez y Bombay en un barco a vapor (el Mongolia).
  • De Bombay a Kholby en tren.
  • De Kholby a Allahabad en un elefante.
  • De Allahabad a Calcuta (pasando por Benarés) en tren.
  • De Calcuta a Hong Kong en barco.
  • De Hong Kong a Shanghái en una goleta.
  • De Shanghái a Yokohama en buque.
  • De Yokohama a San Francisco en un paquebote.
  • De San Francisco a Kearney en tren.
  • De Kearney a Omaha en trineo.
  • De Omaha a Chicago y a Nueva York en tren.
  • De Nueva York a Cobh (antigua Queenstown) en barco mercantil.
  • De Cobh a Dublín en tren.
  • De Dublín a Liverpool en un pequeño barco.
  • De Liverpool a Londres en tren.

………..Passepartout agarró a su amo por el cuello de la chaqueta y lo arrastró con fuerza irresistible.
……….Fogg, llevado de aquella manera, sin tener tiempo de reflexionar, salió de su casa, saltó a un cab, prometió cien libras al cochero, y después de haber aplastado dos perros y atropellado cinco coches, llegó al Reform Club.
……….El reloj marcaba las ocho y cuarenta y cinco minutos cuando apareció ne el gran salón.
……….¡Phileas Fogg había dado la vuelta al mundo en ochenta días!

Antes de terminar quiero comentar que la cubierta diseñada por Peter Lloyd tiene un pequeño desliz, pues en la novela Phileas Fogg no utiliza el globo aerostático (arriba a la derecha en la cubierta) en ninguna de sus travesías. Pero es una cubierta preciosa.

Jules Verne

Jules Verne

El autor:
Jules Gabriel Verne, conocido en los países hispanohablantes como Julio Verne nació en Nantes, el 8 de febrero de 1828 y falleció en Amiens, 24 de marzo de 1905. Es considerado el fundador de la moderna literatura de ciencia ficción. Se escapó de su casa a la edad de 11 años para ser grumete y más tarde marinero, pero, prontamente atrapado y recuperado por sus padres, fue llevado de nuevo al hogar paterno en el que, en un furioso ataque de vergüenza por lo breve y efímero de su aventura, juró solemnemente (para fortuna de sus millones de lectores) no volver a viajar más que en su imaginación y a través de su fantasía. Predijo con gran precisión en sus relatos fantásticos la aparición de algunos de los productos generados por el avance tecnológico del siglo XX, como la televisión, los helicópteros, los submarinos o las naves espaciales. De 1848 a 1863 escribió libretos de ópera y obras de teatro. En 1863 obtuvo su primer éxito con la publicación de Cinco semanas en globo. Documentaba sus fantásticas aventuras y predijo con asombrosa exactitud muchos de los logros científicos del siglo XX.

 

El libro:
La vuelta al mundo en ochenta días (título original: Le Tour du monde en quatre-vingts jours, 1872) ha sido publicado por Ediciones Austral en su Colección Austral Intrépida. Ilustraciones de Alphonse de Neuville y  de Hyppolite-Léon Benett. Traducción de Mauro Armiño. Encuadernado en tapa dura, tiene 362 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo el primer capítulo de esta fantástica serie de animación basada en la novela de Julio Verne.

.
Para saber más:
Jules Verne en Wikipedia.
Le Tour du monde en quatre-vingts jours en Wikipedia.
http://jverne.net/

La vuelta al mundo en ochenta días.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura infantil y Juvenil, Literatura, Narrativa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s