Archivo diario: 27 27Europe/Madrid mayo 27Europe/Madrid 2019

“La ciudad infinita. Crónicas de exploración urbana”, de Sergio C. Fanjul

«Pasear por la ciudad será diferente a partir de ahora.»

maudy-ventosa-2Reseña escrita por Maudy Ventosa.

Cubierta de La ciudad infinita

Cubierta de: ‘La ciudad infinita’

¿Conoces Madrid?
¿Pero conoces bien Madrid?
¿Cuántos años llevas viviendo en el mismo barrio? ¿Cinco, diez, toda la vida?
¡Vaya!, paseas todos los días por las mismas calles, entras en las mismas tiendas (si es que queda alguna todavía), desayunas en los mismos bares y bajas el perro al mismo parque… y no sabes nada de esos lugares… !Anda!, ponte las gafas progresivas, para ver de cerca y de lejos, las de observar todo con ojos nuevos y detenimiento, y cálzate unas buenas deportivas porque empezamos el recorrido. Y esta vez vamos a hacerlo despacio. ¡¡¡Ah!!! No olvides el libro de Sergio C. Fanjul, La ciudad infinita. Porque ¡él sí sabe mirar! De Madrid lo sabe todo, o casi todo, este asturiano que marchó de Oviedo porque si paseaba un rato largo se salía de la ciudad. Vetusta perdió un paisano, y Madrid ganó un poeta y cronista brillante de la Villa.

Nos ha preparado un pequeño itinerario por el barrio de Lavapiés, que es donde vive. Sergio nos invita a pasear explorando, a observar lo que han escrito o dibujado en las paredes, a buscar su historia. Cada esquina, cada edificio, cada cartel, tienen un pasado. Pero no para el que va rápido corriendo no se sabe adónde porque nunca llega a tiempo. Nos faltan pausas, reposo, dejar que la mirada se pose y busque, y nos hagamos preguntas y comparemos con lo que vimos ayer; y saboreemos las pequeñas diferencias que dan paso a un nuevo día, y así uno tras otro, a la evolución del barrio, de la sociedad que lo compone, de la ciudad que nos acoge.

Avanzamos poco porque todo tiene algo que merezca mención, como el gran supermercado que desde hace años, día y noche, tiene una actividad constante e inquietante y que parece el núcleo central de la vida del barrio, que se va transformando a la par que la gente que lo frecuenta, como la ciudad. La composición social del barrio se nota en su clientela. El centro comercial avanza con la sociedad y se moderniza porque sus clientes lo demandan con sus nuevas necesidades recién creadas. Centro también de contrastes donde se encuentran comprando los solidarios que apoyan el comercio de barrio ¡pero éste abre 24 horas!

Hace ya muchos años que la inmigración extranjera empezó a llegar a Lavapiés. Ahora comienzan un nuevo éxodo a lugares donde los camiones puedan llegar sin restricciones a llenar sus tiendas de mercancías baratas. Por un lado, se intenta atraer el turismo cultural, mientras que por el otro se potencia el juvenil de juerga y borracheras. Otra vez los contrastes.

Y podríamos continuar horas escuchando embelesados las historias que nos cuenta Sergio de este barrio castizo que antes fue judería; con esa tranquilidad que transmite fruto del conocimiento y la paciencia, de las horas dedicadas a sacarle sabor a este Madrid tan poco equilibrado que aglutina asfalto y torres frente a callejuelas estrechas que serpentean como los barrios del puerto que miran al mar. En este caso al cemento, pero también con regusto de cocido y bocadillo de calamares; de chotis y de manolas; de churros y paseos por el Retiro o la Plaza Mayor…

Con mi libro bajo el brazo, pienso en el paseo de mañana. Quiero “mirar” bien Callao y la Plaza de Oriente; y adentrarme de nuevo en Malasaña, que era “lo más” cuando iba a la facultad hace ya tiempo; y el Barrio de las Letras y recalar en el Hogar del dinero, elegante y ostentoso; y recorrer el Manzanares por si tengo la misma suerte que el autor y hay luna de sangre; y observar el skyline de Moratalaz y después perderme por los túneles y pasadizos de AZCA para, por fin, descansar disfrutando de un buen concierto en el Auditorio. Y también quiero pasear por Arganzuela, conocer el Museo del Ferrocarril y llegar al Matadero; y como echo de menos el cielo de Ávila, me voy a conformar con admirar las estrellas desde el Planetario de Madrid, en el Parque Tierno Galván…

Y aún queda mucho Madrid, muchos descubrimientos, muchas sorpresas…, seguro que también nostalgia, pero apuesto por el futuro y por esta ciudad maravillosa que me acogió hace muchos años y en la que me siento en casa.

Sergio, me gusta tu mirada sencilla, sin prejuicios, limpia, clara. Me encantaría saber mirar como tú. Espero conseguirlo a través del regalo maravilloso que supone tu libro. ¡¡Gracias!!

SINOPSIS de la editorial:
La ciudad infinita es una mirada nueva al arte del paseo y también un ensayo lírico sobre urbanismo. La semilla de este libro fueron las 21 excursiones literarias, o «expediciones asfálticas», que Sergio C. Fanjul emprendió durante el verano en que ejerció de algo así como Paseador Oficial de la Villa de Madrid. Tras regarlas y abonarlas, se han convertido en una frondosa andadura donde conviven, con humor y vehemencia, apuntes sobre la misión del peatón en una época hostil a la urbanidad, la búsqueda de episodios históricos que nos reconcilien con el trazado de las calles e incluso una reivindicación de la convivencia y del ser social.
Sin duda, este es un libro para aventureros de a pie, firmado por uno de los escritores más sorprendentes de la nueva literatura en español.

Lee y disfruta de un fragmento del libro.

Sergio C. Fanjul con Maudy Ventosa

Sergio C. Fanjul con Maudy Ventosa

El autor:
Sergio C. Fanjul (Oviedo, 1980) es astrofísico de formación, y poeta de vocación. En 2017 obtuvo el Premio Paco Rabal de Periodismo Cultural. Escribe sobre cultura y ciencia en el diario El País, donde también es columnista (“Bocata de calamares”), y ha colaborado en las publicaciones Tribus Ocultas, El Asombrario, PlayGround y Vice. Es comentarista de radio en Poesía o Barbarie (M21) y profesor en la Escuela de Escritura Creativa Hotel Kafka, así como miembro del dúo polipoético Los Peligro.
Ha publicado los poemarios Otros demonios (2008, Premio Asturias Joven de Poesía), La Crisis: econopoemas (2013), Inventario de Invertebrados (2015, Premio Pablo García Baena) y Pertinaz Freelance (2016, accésit del XXVI Premio de Poesía Gil de Biedma). También ha escrito el libro de relatos Genio de extrarradio (2012) y el volumen misceláneo La vida instantánea (2018), donde se recogen sus líricos post de Facebook.

El libro:
La ciudad infinita. Crónicas de exploración urbana ha sido publicado por el Sello RESERVOIR BOOKS en su Colección Reservoir Narrativa. Encuadernado en rústica con solapas, tiene 192 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo grabado por Maudy Ventosa en el que Sergio C. Fanjul nos habla de su libro La ciudad infinita.

.
Para saber más:
Sergio C. Fanjul en Wikipedia.
https://www.facebook.com/txe.peligro
https://twitter.com/txepeligro

Deja un comentario

Archivado bajo Arte, Biografías, Ensayo - Crítica literaria, Historia, Literatura, Literatura, Narrativa, Por Maudy Ventosa, Viajes y tiempo libre