Archivo diario: 22 de abril de 2019

“La cocinera de Castamar”, de Fernando J. Múñez

«En un tiempo en que la clase social se definía por la comida que se servía en la mesa, una cocinera desafiará el espíritu de su señor.»

Maudy VentosaReseña escrita por Maudy Ventosa.

Cubierta de La cocinera de Castamar

Cubierta de: ‘La cocinera de Castamar’

Recién llegada a España la dinastía de los Borbones después de la guerra de Sucesión contra los Habsburgo, aún quedan muchos simpatizantes de éstos en el Madrid de 1720. Reinan Felipe V e Isabel en una corte provinciana que no admite ninguna pérdida de privilegios y que hará lo posible para que nada se tambalee. Ascender socialmente es casi imposible, y todo aquel que se salga del orden establecido será condenado al ostracismo más absoluto.
Hay un contraste absoluto entre la nobleza y el pueblo aborregado, inculto y sucio que “no posee apenas intelecto” para salir de su situación. Son considerados seres inferiores dedicados a servirles, a los que se puede despedir, maltratar y usar según convenga. El mundo no va a cambiar a pesar del aire fresco que trae el Borbón y pobre de aquel que intente ilustrarse para salir de su situación, porque un pequeño traspiés le condenará para siempre.
La corte intenta cultivarse acudiendo al teatro en las corralas, aprendiendo a tocar instrumentos, leyendo a los clásicos, recitando poesía… Montan a caballo, juegan a cartas, practican con la espada… y sobre todo intrigan y se dejan arrastrar por las más oscuras pasiones. El autor nos presenta esta sofisticada corte del S. XVIII como un auténtico nido de intrigas, de afán por medrar. La posición social lo es todo y la mujer ha de llamar la atención si quiere encontrar un marido ventajoso, puesto que es lo único que la mantendrá en el puesto que la pertenece por nacimiento.

Existe también un contraste en la forma de entender el amor, y da igual la clase a la que pertenezcan, aunque la brutalidad física se da más entre los pobres. La mujer está para el uso y disfrute del varón y la pega porque se lo “merece”… o la disfruta porque ella quiere algo a cambio y no tiene más remedio que sucumbir ante quien se convierte en su benefactor. A pesar de todo esto, existe el amor verdadero, delicado, generoso… como el que sintió don Diego por su esposa muerta o el que nace más tarde por su cocinera… Y hay otras parejas también enamoradas, pero con un futuro imposible. Las reglas sociales son implacables y es intolerable y no justificable el amor homosexual o el que una mujer blanca pueda sentir por un hombre de color, un membrillo. Son límites infranqueables.
Lujuria, sensualidad, seducción, erotismo, deseo… los salones y las alcobas se llenan de ello, a la vez que por encima planea la sombra de la venganza, de las ganas de aniquilar, destruir, hacer sufrir… Sentimientos intensos que recorren las páginas desde el principio al final.

Los personajes femeninos son muy fuertes, potentes, mujeres que no se rinden, que tienen muy claros sus objetivos y luchan, generalmente, con buenas artes aunque alguna haga aflorar su lado masculino, mujeres perseverantes, generosas, que se salvan y salvan a los demás a través del amor, aunque lo consideren en un principio como un sentimiento que las hace débiles…, o padezcan agorafobia. Y también hombres buenos, justos, generosos, con temperamento, con creencias sólidas, con una clara idea de la justicia sin olvidad las reglas sociales que rigen en la época.

¡¡Y los olores que recorren el libro!! Es una delicia absoluta para los sentidos porque no puedes escapar a ellos a través de las magníficas descripciones con las que nos deleita el autor, carnes aderezadas con especias que resaltaban su sabor, postres que hacen que salives sin poder contenerte, consumados deliciosos, refrescos increíbles…. La documentación que ha realizado el autor es absolutamente maravillosa, así como la bibliografía que aporta. Excelente.

Trama que te atrapa desde la primera hoja, intrigas, amores, venganza, seducción…. acompañado del lenguaje preciso y culto de la época. Te ves trasladada a la enorme mansión de Castamar, a los burdeles infectos de Lavapiés, a los paseos cerca de El Escorial… Apasionante hasta el final. ¡¡Magnífica!!

PERSONAJES

  • Clara Belmonte cuando no está entre las paredes de una casa se siente frágil, vulnerable, por un mal nervioso que arrastra desde que su padre murió. El amor por la cocina la viene de familia, puesto que su madre era la cocinera principal de del Cardenal Giulio Alberoni. Su padre, el reputado doctor Armando Belmonte, se esmeró en darles una educación a ella y a su hermana Elvira. Había leído muchos libros de cocina, sabe inglés, francés, latín y algo de griego. Toca el piano y un poco el arpa.
  • Don Diego, duque y señor de Castamar y la mejor espada de España. No supera la trágica muerte de su joven esposa, la añora cada invierno y cada primavera. Caballero con grandes valores, justo y generoso; amigo de sus amigos. Es muy joven para estar solo y no tener descendencia, pero su corazón aún sangra y añora a su mujer.
  • Doña Mercedes de Castamar , duquesa de Rioseco y Medina es la madre de Don Diego. Intrépida, monta a caballo a pesar de su edad. Su buena fe le hacen vulnerable ante embusteros.
  • Doña Alba de Montepardo es la fallecida querida y añorada esposa del señor duque. Ausente y siempre presente. Había amado la vida con pasión. Y a don Diego.
  • Francisco Marlango, conde de Armiño es uno de los mejores amigos de dos Diego, el hombre más elegante de toda Europa…
  • Alfredo Carrión, barón de Aguasdulces, es el otro gran amigo. Roza los cincuenta años , lo que le convierte casi en el hermano mayor. Tranquilo y amante de la política.
  • Gabriel es negro, un membrillo, educado como hijo por los duques de Castamar, hermano para don Diego. Don Abel no creía en la esclavitud y le dio la carta de ahorría. Viste con ropa fina y tiene modales de caballero.
  • Enrique de Arcona, marqués de Soto y Campomedina es, según doña Mercedes, un perfecto caballero de educación exquisita, pero tal vez no es tan distinguido…
  • Amelia de Castro es una joven muy bella. Pasa por un momento delicado y necesita con urgencia un marido que le de un título y posición.
  • Melquiades Elquiza, mayordomo mayor de Castamar. Arrastra un secreto que le provoca dolor. Y mucho amor por dar…
  • Doña Úrsula Berenguer es el ama de llaves y acapara todo el control. El sufrimiento la hizo implacable. Nunca dependerá de ningún hombre.
  • Simón Casona, anciano jefe de jardinería. Tiene los brazos grandes y fibrosos. Sencillo, humilde y bueno.
  • Antonio Aldecoa, preste de la capellanía, se dedica a los débiles, ancianos y desfavorecidos y enseña a leer a los niños.
  • Asunción Escribá, cocinera; María y Emilia, galopines; Carmen de Castillo, ayuda de cocina; Rosalía, la pobre demente; Hernaldo, veterano hombre de armas al servicio de don Enrique; El Zurdo y muchos otros que tendrás que descubrir en la novela.

SINOPSIS de la editorial:
Clara, una joven caída en desgracia, sufre de agorafobia desde que perdió a su padre de forma repentina. Gracias a su prodigiosa cocina logra acceder al ducado de Castamar como oficial, trastocando con su llegada el apático mundo de don Diego, el duque. Este, desde que perdió a su esposa en un accidente, vive aislado en su gran mansión rodeado del servicio. Clara descubrirá pronto que la calma que rodea la hacienda es el preludio de una tormenta devastadora cuyo centro será Castamar, su señor y ella misma.

Fernando J. Múñez teje para el lector, con una prosa detallista y delicada, una urdimbre de personajes, intrigas, amores, envidias, secretos y mentiras que se entrecruzan en una impecable recreación de la España de 1720.

Lee y disfruta de las primeras páginas de la novela.

Fernando J Múñez con Maudy Ventosa

Fernando J Múñez con Maudy Ventosa

El autor:
A Fernando J. Múñez (Madrid,1972) le comenzó el gusto por la escritura desde muy niño. Con catorce años empezó su primera novela, y sus primeros guiones de cine con dieciocho. Tras licenciarse en Filosofía, inició su carrera como realizador en publicidad mientras dirigía sus primeros cortometrajes, completando su formación académica en Cinematografía en Estados Unidos.
En 2012 dirigió el largometraje Las nornas, mostrado en el festival de Alicante y la Seminci de Valladolid. La cocinera de Castamar es su primera novela.

El libro:
La cocinera de Castamar ha sido publicado por la Editorial Planeta en su Colección Autores Españoles e Iberoamericanos | Serie Volumen independiente. Encuadernado en tapa dura con sobrecubierta, tiene 768 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo en el que Fernando J. Múñez nos habla de su novela La cocinera de Castamar.

.
Para saber más:
https://www.facebook.com/fernando.munez
escritores.org

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa, Por Maudy Ventosa