Archivo diario: 22 febrero, 2019

“Los lobos de Praga”, de Benjamin Black

«La amante del emperador ha sido asesinada, y hay muchos sospechosos»
.

Cubierta de Los lobos de Praga

Cubierta de: ‘Los lobos de Praga’

Debo advertir a los que esperan otra novela de su serie de Quirke en Dublín que la última novela de Benjamin Black, Los lobos de Praga abandona al patólogo misántropo de Dublín en la década de 1950 en favor de la Praga del siglo XVI y la corte del rapaz, paranoico y todopoderoso emperador, Rodolfo II. Un cambio inesperado, pero claro de Benjamin Black se puede esperar de todo, no en vano  como John Banville escribió su novelas Kepler una reimaginación de la vida del matemático imperial y astrónomo de Rodolfo II en el mismo tiempo y lugar; y también escribió Imágenes de Praga una crónica de sus propias experiencias de la capital checa entrelazada con fragmentos de historia, literatura y folclore. Praga, tal vez casi tanto como Dublín, está en el ADN de Black y Banville.

Como lo exige la tradición de la ficción criminal, Los lobos de Praga se abre con un cadáver. Es invierno, estamos en 1599 y Christian Stern, un joven alquimista, erudito y ambicioso, llega a Praga con la intención de hacer fortuna en la corte del Sacro Emperador Romano, el excéntrico Rodolfo II, sobrino de Felipe II. La noche de su llegada, borracho y perdido, Christian tropieza en el Callejón del Oro, junto al castillo, con el cuerpo de una joven tendido en la nieve. Vestida de terciopelo y con gorguera de encaje, luce en el pecho un gran medallón de oro y un profundo tajo a lo largo del cuello. Después de pedir ayuda a un guardia del castillo, Stern descubre que ella es Magdalena Kroll, hija del médico de Rodolfo II y el último “pequeño juguete” del emperador. Stern es rápidamente aprehendido como sospechoso y encarcelado.
Pero el paranoico y obsesionado emperador ha soñado que una estrella vendrá del oeste, enviada por el mismo Cristo, “un buen augurio para el trono y … una señal de victoria sobre el turco”. Gracias a su nombre auspicioso, Stern parece ser esta estrella. Surgido de la cárcel y abruptamente elevado al círculo interno imperial, Christian entrará al servicio del emperador, quien pronto le confía la tarea de resolver el misterio del asesinato de Magdalena, pero a medida que se acerca a la verdad advierte que su propia vida está en grave peligro…

Esta novela parece reducir la brecha entre Banville y Black, y se deduce por la aparición de Jeppe Schenkel, el enano de ficción que aparecía en la novela de Banville, Kepler. Como buen seguidor de sus libros espero que esto sea un gesto juguetón del escritor Banville que llama a su “hermano oscuro” y no una indicación de que una de las bifurcaciones literarias más exitosas de los últimos años está llegando a su fin.

“Los lobos de Praga es la más pura esencia del mejor Banville y el mejor Black, y ofrece al mismo tiempo un fascinante retrato de una ciudad mágica y de una época perdida.”

Lee y disfruta de un fragmento de la novela.

Con John Banville / Benjamin Black

Con John Banville / Benjamin Black

El autor:
John Banville (Wexford, Irlanda, 1945) ha trabajado como editor de The Irish Times y es habitual colaborador de The New York Review of Books. Con El libro de las pruebas (Alfaguara, 2014) fue finalista del Premio Booker, que obtuvo en 2005 con El mar, consagrada además por el Irish Book Award como mejor novela del año. Entre su obra destacan también El intocable(Alfaguara, 2015), Los infinitos y la Trilogía «Cleave», ciclo de novelas que incluye Eclipse (Alfaguara, 2014), Imposturas (Alfaguara, 2015) y Antigua luz (Alfaguara, 2012), uno de los mejores libros del año según la crítica. Bajo el seudónimo de Benjamin Black ha publicado en Alfaguara, con gran éxito de público y de crítica, El lémur (2009), la serie de novela negra protagonizada por el doctor Quirke –El secreto de Christine (2007), El otro nombre de Laura (2008), En busca de April (2011), Muerte en verano (2012), Venganza (2013) y Órdenes sagradas (2015)-, y La rubia de ojos negros (2014), en la que, por invitación de los herederos de Raymond Chandler, resucita al mítico detective Philip Marlowe. En 2011 recibió el prestigioso Premio Franz Kafka, considerado por muchos como la antesala del Premio Nobel, y en 2013 fue galardonado con el Premio Austriaco de Literatura Europea, y, en España, con el Premio Leteo y el Premio Liber. En 2014 le fue otorgado el Premio Príncipe de Asturias de las Letras, por «su inteligente, honda y original creación novelesca» y por «su otro yo, Benjamin Black, autor de turbadoras y críticas novelas policíacas». 

El libro:
Los lobos de Praga (título original: Prague Nights, 2017) ha sido publicado por la Editorial Alfaguara en su Colección Alfaguara Negra. Traducción de Miguel Temprano García. Encuadernado en rústica con solapas, tiene 331 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo en el que la editora y periodista Margarita Valencia entrevista a uno de los grandes invitados a la FILBo en 2015, el irlandés John Banville.

.
Para saber más:
http://www.john-banville.com/

 

 

1 comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa, Literatura. Novela Negra