“Todo lo mejor”, de César Pérez Gellida

«Los niños se ciñen al presente,
un adulto pensaría en las consecuencias…»
.

Reseña escrita por Maudy Ventosa.

Cubierta de Todo lo mejor

Cubierta de: ‘Todo lo mejor’

Nueva novela de Gellida, tan inquietante que te hiela el alma. Y si hay niños por medio, además sientes sus miedos cuando  la oscuridad hace que cambien la percepción de lo que ocurre a su alrededor.
Novela muy muy negra y de espionaje durante un periodo crucial en la historia de Europa y del mundo, la Guerra Fría. Nos cuenta el autor, que políticamente le atrae mucho esta época, sobre todo los años 80, cuando el comunismo se da cuenta de que no podrá con el capitalismo e implementa fases muy duras, con el epicentro en la ciudad de Berlín. Ha visitado esta ciudad reconstruida tantas veces que le resulta difícil ser honesto con ella. Se quedaron lo mejor de la zona. Ha hecho una labor de documentación exhaustiva y amplia para que la narración sea verídica. En esos momentos en los que Berlín estaba dividido en dos zonas y la vida era completamente distinta en cada uno de ellos. Me lanzo a escribir y no sé por dónde va a ir la trama. Me guían los personajes y tengo que buscar más información.

«Una ciudad separada por un muro y unida por un sanguinario asesino. Dos investigadores que descubrirán que la crueldad
no tiene límites.»

‘Todo lo mejor’ es una cita, como una paradoja que no tiene mucho sentido en sí misma, pero sí tiene que ver con el personaje principal. Afirma que es el pago de una deuda con Lopategui. Es la eterna dualidad, el bueno, el malo, y él como báscula entre ambos.
Esta historia tendrá su otra mitad, aunque se puedan leer de manera independiente. Son dos novelas conclusivas. Narra la investigación criminal de los asesinatos de cinco niños, que obsesiona a Otto Bauer, por su crueldad y porque cree que están relacionados entre sí y tiene implicaciones al otro lado del muro, a la vez que se interna en la trama profunda del espionaje. Crímenes y espionaje. Viktor  Lavrov será el nexo de unión entre ambas historias, que van en paralelo. Sus conocimientos como psicólogo criminal se pondrán a prueba a pesar de que sus jefes prefieren que no se esclarezca la verdad de los asesinatos por las consecuencias que pueda acarrear.

Existen dos personajes reales, Erick Mielke (Director del Ministerio para la Seguridad del Estado –Stasi-) y Markus Johannes Wolf, llamado Mischa Wolf, conocido como el espía Romeo o el espía sin rostro, fue un alto funcionario de la República Democrática Alemana (RDA) y jefe de los servicios secretos de la RDA (Stasi) en el extranjero. El resto bien podrían haber existido. Su perfil es absolutamente creíble y bien definido.

Gellida nunca se había sumergido en el KGB, el Comité para la Seguridad del Estado Ruso,  ni en la Stasi, la sofisticada  máquina de control y represión de la RDA que llegó a contar con más de doscientos mil agentes. Le atraía bastante meterse en esta red de espionaje y de enfrentamientos solapados. Y como telón de fondo, siempre la CIA. Nos introduce también en el mundo estremecedor y  sórdido de una parafilia, la hematodixia. Aterrador.

Esta novela cuenta con los ingredientes necesarios para que te atrape desde el primer momento. Tiene ritmo e intriga suficiente para que no puedas abandonar su lectura hasta el final. Y por supuesto, a esperar con ansia la próxima.

«Todos en determinadas circunstancias somos capaces de todo lo mejor y todo lo peor»

PERSONAJES

  • Viktor  Lavrov  es un brillante psicólogo criminalista ruso de la KGB que trabaja para la Stasi destinado en Berlín. Piensa que el fin justifica los medios. Se mueve entre el bien y el mal manteniendo en equilibrio la balanza. Su cara tiene señales que la afean. Soltero, de vida notablemente disoluta, amigo de la nocturnidad y del dispendio. Su padre era español. Es capaz de amar.
  • Otto Bauer es inspector jefe de la Kriminalpolizei. Obsesionado por encontrar un nexo de unión en los asesinatos de cinco niños y poder detener al culpable. Es capaz de poner en peligro su vida por conseguirlo. Consecuente con sus sentimientos.
  • Erika Eisemberg. Funcionaria del Comité para el Desarrollo del Deporte de la RDA. Se enamora de verdad pero el trabajo y el deber están por delante de los sentimientos.
  • Brigit Bauer, agente de la Kriminalpolizei. Sigue y ayuda a su medio hermano Otto porque cree en él.
  • Annike Pop es una agente ilegal del Servicio Federal de Inteligencia (BND). Tiene una hija pequeña y hará lo posible por tenerla a su lado y verla crecer.

Y muchos más…, alguno perverso y lleno de maldad. Otros, supervivientes natos que creen en el régimen.

«Una historia negra para iniciarse en el género Gellida

SINOPSIS
Una ciudad separada por un muro y unida por un sanguinario asesino. Dos investigadores que descubrirán que la crueldad no tiene límites.

Viktor Lavrov es un joven talento perteneciente al KGB destinado en Berlín durante el periodo más crudo de la Guerra Fría. Pronto recibirá un delicado encargo que pondrá a prueba sus conocimientos en psicología criminalista y sus virtudes como agente de inteligencia. El caprichoso destino hará que su camino se cruce con el del inspector jefe de la Kriminalpolizei, Otto Bauer, empecinado en resolver las terribles muertes de cinco menores que parecen estar relacionadas entre sí, unos asesinatos que se niegan a reconocer desde las más altas instancias de la RDA.
Con ocho novelas publicadas, César Pérez Gellida es ya un referente en la actualidad literaria de nuestro país. El vallisoletano regresa ahora con su relato más negro, una historia repleta de intriga, una explosión narrativa que mantiene los ingredientes que han atrapado a miles de lectores y que significa un paso adelante a nivel estilístico con respecto al resto de su obra.

Lee y disfruta de un fragmento de la novela.

Cesar Pérez Gélida con Maudy Ventosa

Cesar Pérez Gelida con Maudy Ventosa

El autor:
César Pérez Gellida nació en Valladolid en 1974. Es Licenciado en Geografía e Historia por la Universidad de Valladolid y máster en Dirección Comercial y Marketing por la Cámara de Comercio de Valladolid. Desarrolló su carrera profesional en empresas vinculadas con el mundo de las telecomunicaciones y la industria audiovisual hasta que, en 2011, decidió dedicarse en exclusiva a su carrera de escritor.
César irrumpió con fuerza en el mundo editorial con Memento mori, que cosechó grandes éxitos tanto de ventas como de crítica y obtuvo el premio Racimo de literatura 2012. Constituía la primera parte de la trilogía «Versos, canciones y trocitos de carne», que continuó con Dies irae y se cerró con Consummatum est y por la cual le fue otorgada la Medalla de Honor de la Sociedad Española de Criminología y Ciencias Forenses 2014 y el Premio Piñón de Oro como vallisoletano ilustre. En 2015 publicó Khimera, su cuarta novela, y en 2016 inició su segunda trilogía, «Refranes, canciones y rastros de sangre», compuesta por las novelas Sarna con gusto, Cuchillo de palo y A grandes malesActualmente sigue escribiendo novelas y colabora como columnista en El Norte de Castilla.

El libro:
Todo lo mejor ha sido publicado El Sello Suma de Letras en su Colección Tinta Negra. Encuadernado en tapa dura, tiene 608 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo el booktrailer de la editorial.

.
Para saber más:
https://perezgellida.es/
César Pérez Gellida en Wikipedia.
@cpgellida


Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa, Literatura. Novela Negra, Por Maudy Ventosa

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s