Archivo diario: 2 de noviembre de 2018

“La vida en el límite de la vida”, de Sebastián Álvaro y Jose Mari Azpiazu

«Experiencias de alpinistas para inspirar nuestro día a día»

“La historia del montañismo no es tan solo la historia del triunfo sobre las montañas, sino del triunfo sobre el miedo. No es meramente la crónica de unas proezas emocionantes, sino de una gran aventura del espíritu humano.”
James Ramsey Ullman (1907-1971)

.

Cubierta de La vida en el límite de la vida

Cubierta de: ‘La vida en el límite de la vida’

La montaña es una inigualable escuela de vida. En este libro, Sebastián Álvaro y Jose Mari Azpiazu recogen las mejores reflexiones de reconocidos alpinistas, nacidas de situaciones favorables o adversas, a menudo extremas pero siempre inolvidables, que nos permiten entender la existencia tal y como es: llena de alegrías y dificultades, de pasión y fracasos.
Las vivencias aquí compartidas, acompañadas de las fotografías más conmovedoras de las montañas del planeta, nos impulsan a despertar de la apatía y la tristeza, a desarrollar la fortaleza del espíritu, a confiar en nuestros valores, a afrontar los obstáculos sin desfallecer; en definitiva, a vivir la aventura de la vida en toda su amplitud e intensidad.
Una historia del montañismo a través de sus principales protagonistas y sus gestas, pero sobre todo, de los valores que se extraen de cada una de ellas. Incluye más de 100 fotografías y los testimonios de Reinhold Messner, Walter Bonatti, Maurice Herzog, Junko Tabei y muchos otros alpinistas.Foto 1

Como montañeros con una larga trayectoria a sus espaldas, Sebastián Álvaro y Jose Mari Azpiazu saben muy bien que la montaña puede ser la mejor escuela de vida; en realidad, es la vida misma. La montaña nos enseña a respetar y amar el medio ambiente; que todo lo importante exige de nosotros esfuerzo y trabajo; a superar los miedos que nos impiden avanzar; a acercarnos a nuestros límites; a saber disfrutar de las victorias, sabiendo que siempre son efímeras, pero que esos instantes perduraran en nuestras vidas; a obtener conclusiones de las derrotas, pues el fracaso siempre forma parte del aprendizaje; a superar las perdidas, y a convivir con las ausencias y el dolor por el mazazo de nuestros dramas y tragedias.
La montaña nos enseña a vivir con pasión y a saborear con intensidad cada día de la vida, y nos enseña a afrontar las adversidades de la vida plantándoles cara. La montaña nos facilita ser mejores personas y nos ayuda conocernos, a admitir nuestra fragilidad y a ser solidarios ante el infortunio.
El libro es también una historia del alpinismo a través de sus grandes nombres y de sus principales logros, tras los cuales hay siempre historias de coraje, esfuerzo, compañerismo y pasión.

Los valores del alpinismo clásico
Los valores que impulsaron el alpinismo clásico son pilares fuertes como escuela de vida. Desde la inteligencia, la curiosidad o la ciencia, que alentaron los pasos del sabio ginebrino Horace-Benedict de Saussure, al que podríamos calificar como el «inventor» del alpinismo y del sentimiento de la montaña, pasando por el atrevimiento y la tenacidad del joven Edward Whymper, vencedor del Cervino ―«la montaña imposible»―, hasta la innovación y la osadía del británico Albert Mummery, el padre del alpinismo moderno, que nos enseñó que «quienes realmente desean gustar las alegrías y los placeres de la montaña deben saber desenvolverse en las nieves de la altura confiando solo en sus dotes y en sus conocimientos», y lo hizo realidad desafiando riesgos inherentes a un hombre adelantado a su tiempo. Mummery fue el primer alpinista en acometer la escalada de una montaña que supera los ocho mil metros. La evolución técnica y de mentalidad llevaría a Luis de Saboya muy cerca del Polo Norte y a George Mallory a las cercanías de la cima del Everest a principios del siglo pasado. ¿O quizá a la misma cumbre? Fueron hombres y mujeres de una generación irrepetible.

Sebastián Álvaro y Jose Mari Azpiazu nos traen otras muchas lecciones de vida de los grandes del alpinismo, como la valentía de Terray en el Jannu o de Bonatti en el Gasherbrum IV, la solidaridad del grupo francés en el Annapurna y la de los británicos en el Ogro, y la inteligencia y la capacidad de liderazgo de Bonington en la cara sur del Annapurna o la sudoeste del Everest. Todos ellos vencieron los miedos que todos llevamos dentro y lograron superar retos que parecían imposibles. Tanto, que se creía que ya no podía llegarse más lejos ni más alto… Hasta que aparecieron Reinhold Messner y Jerzy Kukuczka, que conquistaron los catorce ochomiles ―sin botellas de oxígeno, en invierno, en solitario y por rutas nuevas― derrochando coraje, inteligencia y esfuerzo sin límites. Son la prueba de que no tenemos más barreras que las que nosotros nos imponemos.

En el libro figuran muchas aventuras increíbles y como de muestra vale un botón, os traigo una:
El Annapurna, primer ochomil.Annapurna
El 3 de junio de 1950, Maurice Herzog y Louis Lachenal coronaron la cima del Annapurna; se convertían así en los primeros en alzarse sobre una cima de más de ocho mil metros. La victoria en el Annapurna era la recompensa por los infatigables esfuerzos de varias generaciones de grandes alpinistas, empezando por Albert Mummery en 1895, pero también era el fruto de una expedición perfectamente planificada, desarrollada con gran entusiasmo y ejecutada de manera eficaz. Aquella expedición francesa reunía a un grupo humano unido y bien liderado, con un objetivo compartido y una solidaridad sin límites. Pero aquel triunfo se convertiría en un drama de enormes proporciones cuando cuatro alpinistas se vieron atrapados en una de las montañas más peligrosas del planeta y tuvieron que luchar al límite por su supervivencia. Los dos vencedores de la cima, Herzog y Lachenal, sufrirían graves congelaciones, como si el Annapurna, la Diosa de la Abundancia, hubiera querido castigarlos por su atrevimiento, aunque los dejó escapar milagrosamente de la muerte. La intervención de Terray, que renuncio a la cumbre para descender a sus compañeros heridos, como también de Gaston Rebuffat, fue decisiva para salvar sus vidas. Su solidaridad se sitúa muy lejos del individualismo pragmático que hoy se ha instalado en ciertos ámbitos del alpinismo. Después de haberle sido amputados todos los dedos de pies y manos, Maurice Herzog escribiría el libro Annapurna primer ochomil, un relato cautivador sobre la primera ascensión de una montaña de más de ocho mil metros.

Y como extracto del prólogo:
«Y todo ello hemos pretendido transmitirlo como mejor sabemos: con imágenes y con palabras. Las palabras nos permiten expresar ideas y sentimientos; las imágenes, capturar emociones. Las palabras nos llevan al lugar, los paisajes nos trasladan al momento.»

Los autores:
Sebastián Álvaro Lomba (Madrid, 1950) fue el creador y director de los documentales de aventura Al filo de lo imposible, una de las series de mayor prestigio de la televisión española. Durante los últimos treinta años ha dirigido más de doscientas expediciones y realizado más de trescientos documentales, lo que lo convierte en una de las personas que más aventuras, viajes y exploraciones han realizado. Por su trabajo ha recibido tres medallas al Mérito
Militar, el Premio Nacional del Deporte, dos premios Ondas, nueve premios de la ATV y dos medallas en el Festival de Nueva York. Escritor, periodista y fotógrafo, es autor de diecisiete libros y colabora habitualmente en algunos de los medios de comunicación más prestigiosos de España, como El País, Marca, El Semanal, El Mundo, Onda Cero y RNE.

Jose Mari Azpiazu es alpinista, expedicionario y escritor. Se inició en la montaña a edad temprana y cuenta en su haber con importantes ascensiones y escaladas en los Pirineos, los Picos de Europa y los Alpes. También ha organizado y participado en expediciones a los Andes y al Himalaya. Es autor de numerosos artículos y autor y coautor de seis libros de montaña, entre ellos Alpinismo español en el mundo, el tomo VI de la colección Mendiak, Nuestras montañas, Montañas de mi interior y Nire Barneko Mendiak. Como profesional de la comunicación y el marketing ha participado en la realización de más de un centenar de libros de temas diversos: sociales, culturales, festivos, históricos, empresariales… y de montaña.

El libro:
La vida en el límite de la vida. Experiencias de alpinistas para inspirar nuestro día a día ha sido publicado por Lunwerg Editores en su Colección Bienestar, estilo de vida, salud. Encuadernado en tapa dura, tiene 224 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo el booktrailer realizado por la editorial.

.
Para saber más:

Índice del libro:

  • Introducción
  • VALOR Y CORAJE. Miedo a lo desconocido
  • VICTORIAS Y DERROTAS. Lo contrario de vivir es no arriesgarse
  • DRAMAS Y TRAGEDIAS. Grandeza ante la derrota
  • SENTIMIENTOS Y PASIONES. El corazón nos impulsa, la razón nos guía
  • RAZON Y EMOCION. Nunca lo uno sin lo otro
  • COMPANERISMO Y SOLIDARIDAD. Nunca dejamos a ningún herido en el campo de batalla
  • AFRONTAR LA ADVERSIDAD. Jamás se rindieron… Sobrevivieron!
  • LA MONTANA, ESCUELA DE VIDA. El sentimiento de la montaña
El libro por dentro

El libro por dentro

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa, Viajes y tiempo libre