Archivo diario: 22 agosto, 2018

” Viajes y viajeros medievales”

La magnífica Biblioteca Castro tiene dos volúmenes dedicados a los viajes medievales que en sí mismo son un tesoro y una invitación a viajar, que como bien dijo el poeta francés Paul Éluard“hay otros mundos pero están en este”.

Edición de Joaquín Rubio Tovar y Miguel Ángel Pérez Priego
.

La maravilla es un elemento esencial del universo medieval. Las noticias sobre maravillas inundan los relatos de viajes, pero también los tratados geográficos y los libros de caballerías. Solían representarse en ilustraciones fabulosas sobre los objetos prodigiosos y las criaturas extrañas que encontraban los viajeros, por lo que era habitual encontrar esta palabra en el título de sus libros, como le ocurre a los que componen este volumen. Es conocida la idea de que Marco Polo no escribió directamente la narración de su viaje, sino que se lo dictó a un colaborador del que apenas se tienen noticias. Lo cierto es que Marco Polo fue un fino observador de la realidad, que inició su viaje muy joven, cuando la formación académica aún no había moldeado su capacidad de observación, aspecto que aporta a su libro una perspectiva diferente a la de otros viajeros.
Mandavila es un narrador inteligente con una idea muy clara de lo que quería escribir. No relata un viaje real, sino que consigue trenzar múltiples fuentes escritas para combinar la geografía y la historia de manera novedosa.
Lo que se sabe de Pero Tafur es lo que él mismo cuenta en su obra: en Sevilla es donde transcurre la mayor parte de su vida donde nació a principios del siglo XV. A las órdenes de Juan II tomó parte en las guerras de reconquista y combatió contra los moros en Jaén, circunstancia que aprovechó para emprender su viaje, en 1436, por tierras lejanas y extrañas. Colón nació en Génova, hacia 1450, en una familia de mercaderes, lo que le permitió entrar en contacto con el mar. Vivió muchos años en Portugal y fue esta sociedad atlántica y marinera la que contribuyó a que madurara su idea de alcanzar el fabuloso mundo de Oriente, tantas veces descrito por los viajeros, pero quería hacerlo por una nueva ruta a través del Atlántico: la Historia deja constancia de que los errores de cálculo que cometió marcaron su fama para siempre.
.

Viajes medievales. Tomo 1

Cubierta de: ‘Viajes medievales. Tomo 1’

Viajes medievales. tomo primero:
Incluye tres libros excepcionales: el Libro de Marco Polo; el Libro de las maravillas del mundo de Juan de Mandavila y el Libro del conoscimiento (Incluye dos mapas).

De todos los relatos de peregrinos y viajeros medievales, el que más influencia tuvo con numerosas reediciones entre los siglos XV y XVII, fue el Libro de Marco Polo, pero no fue concebido como un relato de viajes tal y como lo entendemos hoy, sino que se acerca más al género de la compilación de noticias geográficas.
La obra de Juan de Mandavila tuvo una difusión extraordinaria entre lectores de toda condición y fue traducido a las principales lenguas. Su Libro de las maravillas del mundo mezcla el peregrinaje a Tierra Santa, que aporta información precisa de los Santos Lugares y de los prodigios que allí sucedían, con el viaje de interés mercantil a tierras de Oriente, y confiesa que su intención era deleitar a los lectores y alimentar su curiosidad.
Como sucede con Marco Polo o con Mandavila, tampoco el Libro del conoscimiento es un simple libro de viajes, sino un pequeño tratado en el que predominan la geografía y la heráldica. Su título completo es: Libro del conoscimiento de todos los reynos e tierras e señoríos que son por el mundo e de las señales e armas que han cada tierra e señorío por sy e de los reyes e señores que los proueen.

El libro:
Viajes medievales. tomo primero ha sido publicado por Biblioteca Castro. Encuadernado en tapa dura con sobrecubierta, tiene 438 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.
.

Viajes Medievales. Tomo 2

Cubierta de: ‘Viajes Medievales. Tomo 2’

Viajes medievales. Tomo segundo:
Incluye tres obras extraordinarias: Embajada a Tamorlán (Ruy González de Clavijo),  Andanças e viajes de Pero Tafur y  los Diarios de Colón.

Durante la Edad Media los libros de viajes conocieron un notable desarrollo: sus autores querían dar cuenta de sus andanzas, vividas o fingidas, pero casi siempre extraordinarias. Aunque el testimonio era importante, también lo era la capacidad de transmitirlo al lector. El primer relato de este volumen de Viajes Medievales ofrece una gran precisión y veracidad en lo que cuenta: se trata de la famosa Embajada a Tamorlán, que narra el itinerario de viaje vivido por la misión diplomática que envió Enrique III de Castilla, en 1403, desde Cádiz a Samarcanda. 
Andanças e viajes de Pero Tafur es el típico relato viajero de aventuras sobre las andanzas de este hidalgo andaluz que viajó a diversos lugares de Oriente y Europa entre 1436 y 1439. Su libro responde a la ideología caballeresca y el viaje es concebido como la empresa que pone a prueba el valor y el esfuerzo personal del caballero.
Colón escribió cuatro Diarios de a bordo correspondientes a cada uno de sus viajes. Apenas se conservan documentos autógrafos, ya que la mayoría de sus escritos nos han llegado por las copias que realizó fray Bartolomé de las Casas, quien trabó profunda amistad con el hijo del descubridor, mientras fue almirante en La Española.

El libro:
Viajes medievales. Tomo segundo ha sido publicado por Biblioteca Castro. Encuadernado en tapa dura con sobrecubierta, tiene 605 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo realizado por La UNED en TVE2 – Aventura del Saber titulado Los libros de viajes en la Edad Media.

Para saber más:
Libros de viajes medievales de España en Wikipedia.

 

 

Deja un comentario

Archivado bajo Biografías, Literatura, Viajes y tiempo libre