“El Cuarto Mono”, de J.D. Barker

«Espera lo inesperado,
el argumento es imprevisible»
.

“Lo más probable es que me conozcan como el Cuarto Mono. ¿Por qué no lo dejamos ahí? Cuánto nos vamos a divertir, usted y yo.” [Pág. 31]

Cubierta de El Cuarto Mono

Cubierta de: ‘El Cuarto Mono’

Dice la publicidad de la novela que El Cuarto Mono se inscribe en la mejor tradición de los thrillers de asesinos en serie; El Cuarto Mono es el nuevo Hannibal  Lecter y Sam Porter el nuevo Clarice Starling. Las comparaciones son odiosas, pero tengo que reconocer que me ha entretenido mucho.
La historia principal transcurre durante tres días y alterna los capítulos dedicados a la investigación policial con el ‘diario’ de El Cuarto Mono. En cuanto a la investigación, el ritmo es vertiginoso, subrayado por unos capítulos cortos encabezados por la hora y el minuto en el que transcurre la acción. Narrados en tercera persona, utilizan tres puntos de vista: el de los detectives Sam Porter y Clair Norton, y el de Emory Connors, la adolescente secuestrada.

«Los cuatro monos proceden del templo Tosho-gu de Nikko, en Japón, que cuenta con tres monos tallados sobre la entrada. El primero se tapa los oídos, el segundo se tapa los ojos, el tercero la boca, y representan el proverbio «No escuches el mal, no veas el mal, no pronuncies el mal».
El cuarto representa «No hagas el mal»”.
El patrón del asesino se ha mantenido constante desde la primera víctima, Calli Tremell hace cinco años y medio. Dos días después de su secuestro, la familia Tremell recibió una oreja suya por correo. Dos días después de eso recibieron sus ojos. Dos días más tarde llegó la lengua. Su cuerpo fue hallado en Belford Park dos días después de la fecha del matasellos del último paquete, con una nota agarrada en la mano que simplemente decía «No hagas el mal». Más adelante se descubrió que Michael Tremell, padre de la víctima, había estado implicado en una trama de juego clandestina para enviar millones de dólares a cuentas en paraísos fiscales.» 
[Pág. 44]

El ‘diario’ del asesino es otro de los protagonistas de la novela. Historia dentro de la historia, el ‘diario’ de El Cuarto Mono (CM a partir de ahora) es a la vez un reto policial y una gran fuente de conocimiento sobre el origen y las motivaciones del asesino. Con un lenguaje sencillo, el CM crea un relato estremecedor que se inicia con un tono costumbrista —casi de comedia familiar— para acabar en un relato del más puro terror.  Abarca un periodo indeterminado de la adolescencia de CM, y más que un diario es un minucioso relato en primera persona de las semanas en las que la vida del joven dio un vuelco que lo conduciría hacia un futuro sangriento.
J.D. Barker no se recrea en la culpa ni en la justificación, transcribe la brutal descripción de una situación desquiciada a través de la mirada de un niño.

Pero empecemos desde el principio. Cuando el veterano detective Sam Porter vio la primera oreja cortada, entregada en una caja blanca atada pulcramente con una cuerda negra, su inteligencia policial le dijo que probablemente se trataba de un asesino en serie. La entrega de los ojos, y luego la lengua, en cajas blancas idénticas lo confirmaron. El primer cadáver llegó unos días más tarde con un letrero que proclamaba «No hagas el mal». Eso fue hace unos años y desde entonces ha habido varias víctimas. Fue solo después de las tres primeras víctimas que Porter y sus colegas se dieron cuenta de que los fallecidos eran inocentes en el sentido habitual y que su único delito era relacionarse con una persona que CM consideraba culpable de hacer el mal.

Son las 06:15 de la mañana cuando Porter recibe una llamada de su compañero Nash. Un hombre ha sido atropellado por un autobús en el centro de Chicago. Los informes de los testigos sugieren que es más probable el suicidio que el accidente. Hasta ahora, tan normal, pero este hombre lleva una cajita blanca atada pulcramente con una cuerda negra … La caja debía ser enviada a Arthur Talbot, un hombre de negocios con intereses en banca y desarrollo inmobiliario. En el cuerpo del hombre muerto hay un ‘diario’, y un examen superficial sugiere que pertenece a CM.
En esta ocasión el asesino ha secuestrado a la hija ilegítima de Arthur Talbot. Emory tiene quince años y se encuentra secuestrada en un lugar frío e inhóspito. Atada con unos grilletes a una cama metálica, al despertar siente un terrible dolor en la cabeza y al tocarse se percata de que la han cortado una oreja.
Se inicia así una frenética carrera contrarreloj para averiguar donde se encuentra encerrada su última víctima. Tienen tres días para hallarla antes de que muera de sed.

A través del ritmo de la escritura, J.D. Barker nos contagia las emociones de los protagonistas. En los momentos de mayor tensión las frases son muy cortas y los pensamientos se suceden a velocidad de vértigo. Utiliza los diálogos y la acción para describir a los personajes y mostrarnos sus motivaciones. Las conversaciones fluyen con naturalidad y nos definen quién es quién.
La descripción del trabajo policial es también muy realista. No hay en CM milagros técnicos ni forenses. Tampoco testigos con vista de águila y memoria de elefante ni felices casualidades.

Por último quiero resaltar la excelente traducción de Julio Hermoso que permite disfrutar de todo el dramatismo de la novela.

Pero no es lo último que quería decir. El final de la novela es tan inesperado que pensé: “Esto no puede quedar así” y tenía razón. J.D. Barker acaba de publicar  The Fifth to Die (The second book in the Detective Sam Porter series). En él, obsesionado con atrapar a Bishop, Porter sigue una fotografía granosa de Chicago a las calles de Nueva Orleans y se topa con un mundo más oscuro de lo que podría haber imaginado, donde rápidamente se da cuenta de que el único lugar más aterrador que la mente de un asesino en serie es la mente de la madre de la que vino.

Lee y disfruta de las primeras páginas del libro.

J. D. Barker

J. D. Barker

El autor:
Jonathan Dylan Barker más conocido como J. D. Barker (Lombard, Illinois 7 de enero de 1971) es un escritor que se ha movido siempre dentro del terreno del horror que a menudo incorpora elementos de crimen, misterio, ciencia ficción e incluso lo sobrenatural. Con su primera novela, Forsaken, consiguió despertar expectación dentro del género y fue nominado a diversos premios siendo finalista del Premio Bram Stoker en 2014. Barker cita a Stephen King, Dean Koontz, John Saul y Neil Gaiman entre sus influencias. Después de leer Forsaken, la familia de Bram Stoker se acercó a Barker y le pidió que fuera coautor de una precuela de Drácula en la que utiliza las notas y diarios originales de Bram, muchos de los cuales nunca se han hecho públicos. La editorial Planeta tiene previsto su publicación a medidos de octubre de este año.

El libro:
El Cuarto Mono (título original:  The Fourth Monkey, 2017) ha sido publicado por la Editorial Destino en su Colección Áncora & Delfín, 1437. Traducción del inglés de Julio Hermoso. Encuadernado en rústica con solapas, tiene 554 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo el booktrailer de El Cuarto Mono realizado por la editorial.

Para saber más:
http://jdbarker.com/    (Web oficial del autor)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa, Literatura. Novela Negra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s