Archivo diario: 27 julio, 2018

«El fantasma de la Ópera», de Gaston Leroux

Traducción y prólogo de Mauro Armiño

«Una recreación del mito de la Bella y la Bestia»
.

¿Con quién habla la joven soprano, nueva revelación de la Ópera de París, cuando se refugia sola en su camerino? ¿Quién ocupa el palco número 5, siempre reservado, pero donde nunca hay nadie? ¿Quién descuelga la enorme araña de cristal que se desploma sobre la platea aterrada? ¿Quién ha hecho los subterráneos de la Ópera su reino? ¿Quién rapta a la hermosa soprano? ¿Quién la inspira cuando canta? ¿Será ese misterioso ser con cara de calavera y alma de músico que se pasea por el baile de disfraces de la Ópera? ¿O la sombra oscura con ojos de fuego que espía a la joven y a su amado entre las estatuas de mármol?

Cubierta de El fantasma de la Ópera

Cubierta de: ‘El fantasma de la Ópera’

El fantasma de la Ópera apareció por primera vez en forma serial, forma habitual en la época, en Le Gaulois (septiembre 1909 – enero 1910), y aparece publicado ya en libro, por el editor Pierre Lafitte en marzo de 1910.
La novela El Fantasma de la Ópera es una fabulosa obra en la que se nos presenta a uno de los personajes más interesantes de la literatura contemporánea, junto con El Jorobado de Notre Dame de Victor Hugo o el Drácula de Bram Stoker, una de las creaciones más influyentes en nuestra cultura, así como uno de los personajes más famosos con que contamos en el imaginario actual. Atado inherentemente a la imagen de París como trasfondo, la historia que nos cuenta se constituye como una de las obras de ficción más importantes.

El personaje de Erik es una muestra excelente de un despojo social. El mundo le ha dado la espalda desde que nació porque era deforme y ha tenido que aprender a vivir con ello en las tinieblas de los subsuelos de un teatro que era el centro de la sociedad europea más adinerada. Desde que nació, Erik, ha tenido que vivir pagando por su fealdad y aprendiendo por si mismo de la vida que ha sido tan cruel con él. Este personaje es tierno, angelical y a la vez violento y omnipotente. Para poder vivir ha tenido que hacerse temer por los demás con lo que ha pasado a conocerse por los trabajadores del teatro con el calificativo de “el fantasma de la ópera”.

«En El fantasma de la ópera hay un juego entre el amor y el mal hábilmente barajado por Leroux.»

En el prólogo, Mauro Armiño nos dice: El valor de El fantasma de la ópera quizá estribe precisamente en el patetismo de su protagonista, al que los dos enamorados sirven de comparsas; heredero del romanticismo, Leroux termina por condenar, aunque toda la novela lo exalte, a esta encarnación del mal —de cualquier modo, ¿qué mal ha cometido Erik?—, pero si esa condena se produce en el desenlace, desde el primer momento el lector queda atrapado en las redes de la compasión de Leroux ha tejido: Erik es desde su nacimiento  un monstruo de feria aborrecido por sus padres.

Leroux nos introduce en el mundo del otro lado del telón. Una obra en lo que lo fantástico es narrado con la precisión de una crónica periodística y en la que se describen multitud de elementos reales que inspiraron al autor.

Gaston Leroux

Gaston Leroux

El autor:
Gaston Leroux (París, 1868 – Niza, 1927) ha pasado a la historia de la literatura como uno de los pioneros de la literatura de misterio. Aunque ejerció como abogado durante tres años, pronto descubrió que su auténtica vocación era escribir y se dedicó a ello en cuerpo y alma. Crítico teatral, periodista (como reportero siguió los avatares de la Revolución rusa y entrevistó a algunos de los criminales más peligrosos de su época) y por encima de todo escritor, Leroux llevó una existencia pareja a la de uno de sus más célebres contemporáneos: Arthur Conan Doyle, el creador de Sherlock Holmes. Leroux, y su inmortal personaje Joseph Rouletabille, han deleitado a millones de lectores de todo el mundo a partir de historias que exploran las formas clásicas de la narrativa policíaca: los enigmas que aparentemente no tienen solución, como los «cuartos cerrados». Actualmente Leroux ocupa un lugar de honor entre los autores franceses de todas las épocas.

El libro:
El fantasma de la ópera (Título original: Le Fantôme de l’Opéra, 1910) ha sido publicado por la Editorial Austral en su Colección Austral Singular. Traducción del francés por Mauro Armiño. Encuadernado en tapa dura, tiene 338 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo de la adaptación en dos partes de la Novela de Gaston Leroux Le Fantome de l’Opera por Artur Kopit para la NBC.

Para saber más:
Gaston Leroux en Wikipedia.

Gaston Leroux en su escritorio, en su residencia en Niza , alrededor de 1919.

Gaston Leroux en su escritorio, en su residencia en Niza, alrededor de 1919.

 

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa