“7-7-2007”, de Antonio Manzini

«Rocco Schiavone es brusco, sarcástico en el sentido más romano, cínico con todo y cualquiera, tiene una relación de odio y amor con su trabajo, pero tiene talento.»

En esta ocasión Antonio Manzini aleja la acción de los idílicos parajes del valle de Aosta para remontarse hasta el oscuro pasado romano de Rocco Schiavone, cuando el incorregible policía aún era feliz, y reconstruir las circunstancias que lo han llevado hasta la situación actual. Después de cuatro novelas nos va a contar como comenzó todo.

Cubierta de 7-7-2007

Cubierta de: ‘7-7-2007’

7-7-2007 empieza con Rocco reunido con el juez Baldi y con Costa, su superior. Estamos en el verano de 2013 en Aosta. Estos le preguntan que por qué sigue sin resolverse el caso de Adele, la pareja de su amigo Sebastiano, que fue acribillada a tiros cuando se alojaba en el piso de RoccoSchiavone les cuenta que sabe quién es el asesino y por qué lo hizo, y para ello Manzini, utilizando una historia que ocupa la mayor parte del libro, nos traslada a Roma en el verano de 2007. Porque el asesinato de Adele tiene relación con algo que pasó en Roma en ese año.

Rocco Schiavone es el típico policía gruñón, rudo y arrugado que conocimos en novelas anteriores que cuentan sus investigaciones. Pero en esto también es, a su manera, feliz. Y, de hecho, aquí estamos unos años antes, cuando su esposa Marina aún no se ha convertido en el fantasma del remordimiento de Rocco: está viva, comprometida en el trabajo y con amigos, y capaz de involucrarlo en todos los aspectos de la vida. Y aquí estamos cuando todo comenzó.
Fue en julio de 2007. Roma está plagada de aguaceros tropicales, y en los días en los que Marina se ha marchado de casa, triste y desengañada tras descubrir que el elevado tren de vida que llevan se basa en los trapicheos de Rocco y sus amigos de la infancia.
A pesar de encontrarse en un estado de desesperación tiene que investigar junto a su subjefe Schiavone el asesinato  violento de Giovanni Ferri, un chico de veinte años hijo de un periodista, un excelente estudiante de derecho. Lo encuentran en una cantera de mármol, golpeado y luego apuñalado. Schiavone comienza a investigar la vida ordenada y ordinaria de la víctima. Días después descubren el cuerpo sin vida de un amigo de Giovanni, en la calle. Matteo Livolsi, también fue violentamente asesinado, pero esta vez una circunstancia extraña permite a Rocco tener una pista: no hay sangre en el cadáver. Ahora, el animal que respira dentro de Rocco Schiavone puede ponerse, sobre las huellas de “el hijo de puta que apuñaló a dos veinteñeros en la base del cráneo”. Han sido asesinados de forma tan violenta que todos los indicios apuntan a un ajuste de cuentas.

“Así funcionaba Rocco: algo, un olor, un detalle, atraía su atención y le seguía el rastro como un sabueso hasta el final.”   [Pág. 116]

Han pasado varias semanas de intensas pesquisas, en las que al final logra descubrir  las conexiones internacionales de una red de narcotraficantes, Rocco obtiene la información suficiente para interceptar un cargamento de droga. Sin embargo, aunque lo ignora, acaba de dar un paso decisivo hacia el precipicio: al asestar el golpe de gracia a la trama criminal, ha firmado una sentencia de muerte cuyo legado será una guerra sin cuartel que se dilatará durante diez años hasta alcanzar los fríos parajes de Aosta.

Esta novela de Manzini nos permite conocer, por fin, a Marina, y saber cómo era realmente. Porque en las novelas anteriores la veíamos a través de los ojos de Rocco y aquí ha sido a través de los ojos del autor. Creo que nos hemos perdido un gran personaje femenino, el contrapunto perfecto para el borde de su marido. Y conocer cómo era Rocco antes de quedarse viudo. Tenía su carácter, pero no era el personaje atormentado ni amargado en el que se convirtió después.

Ya estoy deseando leer el siguiente caso del subjefe Rocco Schiavone, Pulvis et umbra. Espero que la Editorial Salamandra no demore su publicación mucho tiempo.

Lee y disfruta de las primeras páginas del libro.

Antonio Manzini

Antonio Manzini

El autor:
Antonio Manzini (Roma, 7 de agosto de 1964), actor, director de cine y teatro y escritor, se formó en la Accademia Nazionale d’Arte Drammatica con Andrea Camilleri, el célebre maestro del giallo italiano. Ha publicado las novelas Sangue marcio, La giostra dei criceti y Sull’orlo del precipizio, así como varios libros de relatos. Su serie dedicada al subjefe Rocco Schiavone, recibida con entusiasmo tanto por la crítica como por los lectores, lleva un millón de ejemplares vendidos en Italia y se ha traducido a siete idiomas. Salamandra ha editado en español las cinco primeras entregas: Pista negra, La costilla de Adán, Una primavera de perros, Sol de mayo y 7-7-2007.

El libro:
7-7-2007 (título original: 7-7-2007 (Schiavone 5), 2016) ha sido publicado por el Sello Salamandra Black en su Colección Novela negra. Traducción de  Julia Osuna Aguilar. Encuadernado en rústica con solapas, tiene 347 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo donde Antonio Manzini, invitado de Aspettando Webnotte, presenta su última novela “7-7-2007”, publicada por Sellerio. El autor habla sobre el protagonista, el subjefe de policía Rocco Schiavone, interpretado por Marco Giallini en la exitosa serie de televisión nacida de sus libros y transmitida en Rai2.

Para saber más:
Antonio Manzini en Wikipedia Italia.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa, Literatura. Novela Negra

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s