“Vilcabamba. El reino escondido”, de Miguel Gutiérrez-Garitano

«La historia del mayor secreto de los Andes»
.

Corría el año 1975 cuando cayó en mis manos un libro que dejaría una huella importante. Se titulaba Machu Pichu. La ciudad perdida de los incas, y su autor era ni más ni menos que su descubridor Hiram Bingham III y que publicó la Editorial Rodas hoy desaparecida. Más recientemente y ya en el siglo XXI nos vamos a topar con dos de los libros que más me han fascinado, no tienen que ver directamente con el imperio inca, sino más bien con América del Sur: Cazadores de cabezas en el Amazonas. Siete años de exploraciones y aventuras del norteamericano Fritz W. Up de Graff y publicado por Ediciones B en el año 2000; y sobre todo A través de la selva amazónica, con un subtítulo que lo dice todo La increíble aventura del explorador que inspiró el personaje de Indiana Jones. Fue publicado por Ediciones B en el año 2003.

“Este libro versa sobre la historia y búsqueda del reino escondido de Vilvabamba, la última nación inca.”    [Pág. 26]

Cubierta de Vilcabamba. El reino escondido

Cubierta de: ‘Vilcabamba. El reino escondido’

Todo este preámbulo sirve para confirmar que he leído con interés manifiesto el libro de Miguel Gutiérrez-Garitano: Vilcabamba. El reino escondido, y que recomiendo a todos los lectores a los que les guste la aventura.
Gutiérrez-Garitano divide el libro en tres partes: La historia, La leyenda y El misterio.
En la primera parte, La historia, nos hace viajar con él al imperio Inca, nacimiento, desarrollo y muerte. “La guerra había sido cruenta y devastadora. En apenas seis años, de 1531 —fecha del desembarco de Francisco Pizarro y sus hombres en la localidad norteña de Tumbez—, hasta la retirada del último Sapa Inca o Emperador Único, el Tahuantinsuyo«Imperio de las Cuatro Regiones» como conocían los incas a su nación, se había convertido en un mero recuerdo, en material para historiadores.”
Aquí puedo añadir que para los clérigos españoles que viajaban con Pizarro, Vilcabamba era la «universidad de la idolatría, donde los brujos son maestros de la abominación» [Pág. 36].
El desarrollo de la parte histórica del imperio inca es magnífica y viene bien apuntalada con múltiples citas. En este punto de la historia, el autor nos remite a un libro en particular Los últimos días de los incas escrito por Kim MacQuarrie y que La Esfera de los Libros publicó en el año 2011.

En la segunda parte, La leyenda, entramos de lleno en el mundo de Hiram Bigham III.
“La mañana del 24 de julio de 1911 tres hombres se afanaban por salvar una ladera embarrada y cerrada por la vegetación tropical en el corazón de Perú. Habían dejado atrás las turbulentas aguas del río Urubamba —que siseaba con la pasión de la historia— y pugnaban, a golpe de machete, en mitad de una cuesta que parecía no tener fin, por alcanzar un objetivo que habría de cambiar el interés mundial hacia las culturas andinas para siempre. Un soldado y un campesino —peruanos— asistían al explorador yanqui que era el cerebro de todo aquello. Renegones y hartos tras el esfuerzo, al final este se vio colmado y ganaron el cerro para constatar que las rojeces producidas por rozaduras de lianas y picaduras de mosquitos eran poco precio a pagar por lo que la vista ofrecía: allí estaban las bancadas semienterradas, las lajas maquilladas de musgo, las avenidas abandonadas hacía siglos, los palacios y los templos desmenuzados por el tiempo; allí estaba la leyenda de la ciudad perdida de los incas; allí estaban los restos ocultos del lugar que en las aldeas del entorno conocían como Machu Picchu… En su diario, el americano, levantado el ceño por el asombro tras un paseo en tan extraordinario entorno, anotaría: «La extraordinaria calidad de la cantería, la presencia de tan magníficos edificios y lo que se antojaba un número desacostumbrado de viviendas de piedra de excelente factura me indujo a creer que Machu Picchu quizá se revelaría como la ruina de mayor tamaño e importancia de todas las descubiertas en América del Sur desde la época de la conquista española»”.
No se equivocaba, porque Hiram Bigham III, que así se llamaba el descubridor, tenía un olfato especial para aquello que podía reportarle el éxito; porque esa fue la sed que trató de calmar toda su vida: hacer historia, ser profeta en su tierra; y aún más, pertenecer al exclusivo club de los hombres reverenciados. Y por supuesto, sentir la aventura; vivir la deliciosa experiencia del viaje descubridor y, logrado el objetivo, ocupar el sitio de los héroes, como ocurría en las sagas nórdicas o en las novelas de Mark Twain, Rudyard Kipling o Joseph Conrad.

De la tercera parte, El misterio, prefiero que lo descubráis vosotros leyendo el libro, pues su contenido es apasionante.

Esta es la historia del mayor secreto que la cordillera de los Andes guarda. Un relato a caballo entre leyenda y la literatura de viajes que recupera las expediciones realizadas por Miguel Gutiérrez-Garitano en la búsqueda del reino inca perdido de Vilcabamba.
Un viaje emocionante entre el esplendor, el declive y la zozobra, que nos recuerda el drama de un mundo que fue arrasado pero que no terminó de desaparecer tras la muerte de Tupac Amaru, el último guerrero inca en armas contra las huestes españolas que habían llegado a al continente americano un siglo atrás.

El libro se complementa con una cronología muy completa que ayuda a situar a cada uno en su lugar, y abarca desde 1526 cuando muere Wayna Capac y el imperio inca se divide entre los partidarios de Huáscar y los de Atahualpa. Da comienzo la guerra civil; hasta 2016 cuando tuvo lugar la expedición de los hermanos Gutiérrez-Garitano a las montañas de Pistacocha Marcacocha; Rafa Gutiérrez descubre restos de edificios cerca de Vista Alegre. Incluye un gran número de fotografías alusivas a los distintos apartados del libro.

Lee y disfruta de las primeras páginas del libro.

Miguel Gutiérrez-Garitano

Miguel Gutiérrez-Garitano

El autor:
La biografía de Miguel Gutiérrez-Garitano (Vitoria, 1977) se sale por completo de lo común. Historiador, escritor, reportero, explorador y hasta inventor, él prefiere definirse como «heterodoxo» o, como dicen los anglosajones, «Jack of all trades».  Con más de veinte años de viajes y expediciones a sus espaldas  ha escrito libros varios libros, entre los que se encuentran  La aventura del Muni (Premio Camino del Cid 2011), Apuntes de la Guinea o Doctor… Supongo. Es presidente de la Sociedad Geográfica La Exploradora, miembro de la Asociación Africanista Manuel Iradier y de la Sociedad Geográfica Española. Ha dedicado su vida a recoger e investigar historias en los lugares más recónditos e inaccesibles del planeta.

El libro:
Vilcabamba. El reino escondido ha sido publicado por la Editorial La Esfera de los Libros en su Colección Historia. Encuadernado en rústica con solapas, tiene 575 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo en el que Miguel Gutiérrez-Garitano nos explica que es para él explorar. La charla se titula Un mundo para explorar.

Para saber más:
Blog de Miguel Gutiérrez-Garitano
Las primeras fotografías de Machu Picchu de Hiram Bingham

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Biografías, Historia, Literatura, Viajes y tiempo libre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s