Archivo diario: 25 de septiembre de 2017

“Cuentos de San Petersburgo”, de Nikolái Gógol

Edición y traducción de Alfredo Hermosillo.
.

“Y por sus grandes e inapreciables servicios al arte del lenguaje, por la gran influencia humana de su creación, concedamos ¡gloria eterna e inextinguible a Gógol!”

La presente frase corresponde a un artículo escrito por L. Trotsky  el 21 de febrero de 1902 en el número 43 de la revista  Vostóchnoe Obosrénie. el cual podéis leer completo en el siguiente enlace.

Cubierta de Cuentos de San Petersburgo

Cubierta de: ‘Cuentos de San Petersburgo’

Pero hasta ese día la vida literaria de Gógol no fue un camino de rosas. Esta comenzó en 1827 con un par de fracasos rotundos. Ese año publicó el poema Italia, que apareció de manera anónima (y sin pena ni gloria) en la revista El hijo de la patria. Es un preludio de lo que Gógol tratará en profundidad en el relato Roma, pues en ambos describe y enaltece el espíritu italiano, al que considera sagrado. Ante tan mal acogida, Gógol se dio a la tarea de comprar los pocos ejemplares existentes para prenderles fuego. Estos fracasos le convencieron de que lo suyo no eran los poemas y comenzó a intentarlo con la prosa.
En 1831, con el espaldarazo de su reciente amistad con Pushkin, publicó la primera parte de Veladas de Dikanka lo que constituyó su primer éxito.

Pero volvamos al libro que tenemos entre manos. Como Cuentos de San Petersburgo se nombró a una serie de relatos que fueron publicados en diferentes momentos, entre 1835 y 1842. Los cuentos La avenida NevskiDiario de un locoEl retrato fueron publicados en un libro misceláneo titulado Arabescos, en 1835; la primera versión de La nariz apareció en la revista  El Contemporáneo en 1836; mientras que El capote no vió la luz hasta la publicación del tercer tomo de las obras completas de Gógol, en 1842.
Nikolái Gógol nunca pensó en publicar estos relatos como una unidad, en forma de libro, al estilo, por ejemplo de Veladas de Dikanka (ocho relatos). Así pues, los cinco relatos de Cuentos de San Petersburgo se convirtieron en un ciclo de manera póstuma.

La presente edición, directa del ruso, ha sido realizada a partir de la edición (Drofa, 2009) de Vladimir Vorapáev, uno de los más renombrado especialistas en la obra de Gógol. Alfredo Hermosillo ha revisado también publicaciones anteriores en ruso y distintas versiones de esta obra en español, prestando especial atención a las traducciones publicadas por Alianza Editorial (2016) y Nevski Prospects (2015). reseña que puedes leer en los enlaces anteriores.

El libro se complementa con un Apéndice en el que además de la segunda parte de El retrato, se incluyen dos variantes de redacción del final de La nariz y una variante del inicio de El capote. Anexo también la Tabla de rangos (militares de tropas de tierra, y civiles) vigente en la época de Gógol. Así mismo, en la completa bibliografía se incluyen las principales ediciones en español de Cuentos de San Petersburgo; y los escritos críticos en español sobre Gógol.

El autor:

Nikolai Gógol

Nikolai Gógol

Nikolái Vasílievich Gógol (en ruso: Николай Васильевич Гоголь) nació en Soróchyntsi el 1 de abril de 1809, una aldea cosaca en lo que ahora es Ucrania. En 1828 se mudó a San Petersburgo, donde iniciaría su carrera literaria tras algunos falsos comienzos en 1831, cuando se publicó su primer volumen de relatos ucranianos, Tardes en una granja cercana a Dikanka. Tras su publicación entró en contacto con Alexander Pushkin, una relación importante que le marcaría durante el resto de su vida. Gógol publicó tres libros más de relatos ucranianos, y después, tras un periodo fallido como profesor de la Universidad de San Petersburgo, escribió entre 1835 y 1842 los relatos fantásticos y surrealistas sobre San Petersburgo por los que es más conocido. Siempre nervioso y obsesivo, Gógol comenzó, tras la publicación triunfal de la primera parte de su novela Almas muertas en 1842, a sufrir de manía religiosa. Bajo la influencia de su líder espiritual, empezó a creer que la escritura era pecado, y a finales de 1851 quemó varios manuscritos, entre ellos la segunda parte de Almas muertas. Después se negó a aceptar comida, hasta dejarse morir de hambre el 4 de marzo de 1852 en Moscú, tenía 42 años.

El libro:
Cuentos de San Petersburgo (título original: Nos, Zaiski sumaschédshego, Shinel, Nevski Prospekt, Portret) ha sido publicado por Ediciones Cátedra en su Colección Letras Universales, 535. Edición y traducción de Alfredo Hermosillo. Encuadernado en rústica sin solapas, tiene 255 páginas. 

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo de un documental soviético sobre Nikolai Gógol. Está subtitulado en inglés.

Para saber más:
Nikolái Gógol en Wikipedia

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa