Archivo mensual: septiembre 2017

“Mis aventuras favoritas de Mortadelo y Filemón”, de Francisco Ibáñez

«Prólogo de Antoni Guiral»

Cinco títulos representativos de todas las épocas seleccionados por el autor: Contra el “gang” del Chicharrón, Valor y… ¡al toro!, ¡Silencio, se rueda!, 100 años de cómic y Mortadelo de la Mancha.

.

Cubierta de Mis aventuras favoritas de Mortadelo y Filemón

Cubierta de: ‘Mis aventuras favoritas de Mortadelo y Filemón’

Ediciones B le propuso a Ibáñez que de entre todas las aventuras largas de los agentes de la T.I.A. escogiera cinco. No debió de ser fácil para él, al fin y al cabo todas son hijas suyas. ¿Por qué estas cinco? Eso habría que preguntárselo a Ibáñez, y es una pena que el propio Francisco Ibáñez no lo haya hecho. Piensen que los creadores tienen una relación muy especial con su obra. El recuerdo, las sensaciones que despierte en ellos cada una de sus páginas, dependerá de muchos factores: del momento profesional en que se encontraban; de su estado anímico; de los detalles que les llevaron a hacer esa obra de una forma concreta; de, en definitiva, un cúmulo de situaciones que, pasados los años, pueden verse con perspectiva. O sea, con esa perspectiva que da el tiempo, Ibáñez ha escogido cinco aventuras concretas de Mortadelo y Filemón. Y, como verán, por muy personal que sea la elección, nadie puede dudar ni de que están entre las mejores de la serie, ni de que representan diversas etapas de la misma.

Contra el Gang del Chicharrón¿Quién no recuerda con mucho cariño Contra el “gang” del Chicharrón (1969), segunda aventura larga de los agentes de la T.I.A.? apareció en Gran Pulgarcito durante 11 números. Sí, esa en la que Ibáñez ejerce un despliegue brutal de gags con el aliciente añadido de que Mortadelo y Filemón no han de enfrentarse a un villano… ¡sino a diez! Y todos, por cierto, de muy distinto aspecto y catadura, lo que sugiere que Ibáñez tuvo que sudar, y mucho, para dar vida a cada uno de ellos.

Valor y... ¡al toro!Ah, y de Valor y… ¡al toro! (1970) ¿qué les parece el mimo y cuidado que Ibáñez puso en todas sus viñetas sin excepción? Una obra extraordinaria de principio a fin en la que nuestros agentes han de vérselas con los miembros de la banda del Rata (que incluye a Tapia, Higo Chumbo y el propio Rata), liderada por el doctor Apolonio. Una historia muy movidita en la que Mortadelo y Filemón han de recuperar los planos del Proyecto Bartolo, y eso que al final… ¡bueno, mejor leerla, nada de spoilers! Se publicó en Gran Pulgarcito en 1970.

Hay dos décadas de vacío para elegir sus favoritas, los 70 y los 80.

¡Silencio se rueda!¿Y qué decir de ¡Silencio, se rueda! (publicada en 1995 en Magos del Humor)? Un gran homenaje a la historia de ese cine que tanto le gusta a Ibáñez y, por cierto, un momento histórico en la serie, ya que para cumplir su misión(ir a rodajes de películas de diversas épocas a fin de aprender las técnicas de los “dobles” y adaptarlas a su trabajo), Mortadelo y Filemón descubrirán que… ¡el invento del profesor Bacterio funciona! Así, los veremos en películas mudas de humor, o junto al Gordo y el Flaco y los Hermanos Marx, en filmes policiacos de serie negra, de Tarzán, del Oeste, de terror, de superhéroes, de Rambo, e incluso en el plató de Lo que el viento se llevó.

100 años de cómicY seguimos hablando de cultura popular, porque, como la historieta es el arte de Ibáñez, este le rindió su cálido homenaje en 100 años de cómic (1996). Y lo hizo con un planteamiento muy especial: a causa de un error en un invento del profesor Bacterio y de la fatalidad, los poderes de diversos personajes de historieta han recaído en los miembros de la peligrosa banda del Orzuelo. Con esta excusa, Ibáñez aporta parodias de personajes superheroicos como Spiderman, Batman y Superman, y de protagonistas de series clásicas de la prensa norteamericana como Tarzán, Mandrake el Mago, el Príncipe Valiente, Flash Gordon o el Hombre Enmascarado.

Mortadelo de La ManchaFinalmente, unas de las aventuras más populares de este dúo de agentes de la T.I.A.: Mortadelo de la Mancha (2005). Cuatrocientos años después de la aparición de la primera parte de Don Quijote de la Mancha, Ibáñez parodia a su manera las andanzas del caballero andante concebido por Miguel de Cervantes, en esta ocasión reconvertido (gracias, sí, a un invento de Bacterio) en Mortadelo de la Mancha, mientras que Filemón pasa a ser su fiel escudero, Filemoncho Panza. Por supuesto, Ofelia será, a ojos de Mortadelo de la Mancha… su dama Dulcinea del Toboso.

Además de la portada exclusiva para la ocasión, incluye como novedad (no se hace en los Super Humor), la reproducción a página completa de las portadas de la edición en álbum de las cinco historias, indicando su fecha de publicación.

Caricatura de Francisco Ibáñez realizada por Paco Nájera

Caricatura de Francisco Ibáñez realizada por Paco Nájera

El autor:
Francisco Ibáñez Talavera (Barcelona, 15 de marzo de 1936), es un dibujante de cómic perteneciente a la segunda generación o generación del 57 de la Escuela Bruguera, junto a autores como Figueras, Gin, Nadal, Raf, Segura o Martz Schmidt. Creador de multitud de series humorísticas, entre las que destaca Mortadelo y Filemón, muchas de ellas se perciben en España como un icono esencial de varias generaciones y muchos otros dibujantes de cómic posteriores reconocen su gran influencia. Otros personajes suyos son: Rompetechos13 Rue del PercebeEl Botones SacarinoPepe Gotera y Otilio o Chicha Tato y Clodoveo: de profesión, sin empleo.
El 20 de enero de 1958 aparece la primera historieta de Mortadelo y Filemón en el número 1394 de la revista Pulgarcito, de la editorial Bruguera. A partir de aquí Ibáñez crea sus mejores series y personajes. En los años 1969, 1974, 1975 y 1976 recibe el premio Aro de Oro a los personajes infantiles más populares del año por «Mortadelo y Filemón». A partir del año 1988 trabaja para Ediciones B, donde «Mortadelo y Filemón» vuelve a editarse con regularidad. En 1994 se le otorga el Gran Premio del Salón del Cómic al conjunto de su obra y en 2002 se le concede la Medalla de Oro al Mérito en las Bellas Artes 2001El Tesorero y ¡Elecciones! (ambos en 2015) han sido dos de los mayores éxitos de la carrera de Francisco Ibáñez.

Ediciones B edita en 2016 la esperada edición integral de 13, Rue del Percebe, que supone un gran éxito editorial y la mejor manera de celebrar el 80º aniversario de Francisco Ibáñez. En 2017 publica ¡Miseria, la Bacteria!, donde el autor crea un nuevo personaje, la mujer del Profesor Bacterio,Drones Matonesen el que las nuevas tecnologías llegan a la T.I.A..

El libro:
Mis aventuras favoritas de Mortadelo y Filemón ha sido publicado por el Sello Ediciones B. Encuadernado en tapa dura y gran formato, tiene 240 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del libro.

Como complemento pongo un vídeo en el que Francisco Ibáñez, autor de Mortadelo y Filemón nos cuenta un poco su historia.

Para saber más:
http://mortadeloyfilemon.com/

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Cómics, libros ilustrados con viñetas, Literatura, Literatura infantil y Juvenil, Literatura, Narrativa

“Hijos de las estrellas”, de María Teresa Ruíz

«Un maravilloso recorrido sobre los orígenes del universo y del ser humano.»
.

“Pensar que los átomos de hidrógeno en mis lágrimas los fabricó el Big-Bang y los átomos de calcio en mis huesos, el oxígeno en mi sangre y todos los elementos que forman parte de mí, todos fueron fabricados por las estrellas. ¡Somos sus hijos, hijos de las estrellas!”    [Pag. 87]

Cubierta de Hijos de las estrellas

Cubierta de: ‘Hijos de las estrellas’

Mientras tu, lector, lees estas líneas, la luz reflejada en el ordenador se toma un tiempo (muy breve, pero no cero) en llegar a los ojos. Y cuando la mente procesa esta información, esta ya está en el pasado: el presente es solo un momento imaginario entre el pasado y el futuro. Esta característica de la velocidad de la luz nos permite «ver» el pasado y así reconstruir la historia del universo.
La reconocida astrónoma chilena María Teresa Ruiz parte de una premisa muy particular al inicio de este libro: la curiosidad y el espíritu explorador son los dos factores claves en la evolución de la humanidad. Haciendo honor a su propia teoría, Hijos de las estrellas condensa el conocimiento que poseemos sobre el universo para explicar en qué parte de él estamos, así cómo y cuándo llegamos aquí.

«Para emprender este viaje por nuestro universo es necesario dejar en casa herramientas tan importantes para la vida diaria como lo son el instinto y el sentido común; ambos los hemos desarrollado para sobrevivir en la Tierra, pero son inútiles explorando el espacio.»

Con textos tan precisos como amenos la autora describe los métodos, técnicas e instrumentos con los que se han llevado a cabo las investigaciones que han permitido postular las principales definiciones y teorías astronómicas. Y todo con un lenguaje claro y atractivo que nos ayuda a comprender la complejidad que esconde el universo. Un paseo por nebulosas, supernovas enanas marrones o gigantes rojas que nos demuestra la estrecha relación que existe entre el hombre y el infinito que habita sobre su existencia.

Una obra que condensa generosamente el conocimiento existente sobre el universo, y que nos explica en qué parte de este estamos así como cuándo y cómo llegamos aquí. La edición que nos ofrece el Sello Debate es una edición revisada, aumentada y con nuevas imágenes (incluye 32 páginas de fotografías) en relación a la que publicó Ediciones B en 1998. Con nuevo material sobre los planetas descubiertos fuera del sistema solar, las ondas gravitacionales y el observatorio ALMA, el libro busca introducir a la a sus lectores en el estudio del ser humano y el cosmos con un lenguaje coloquial y cotidiano, incorporando datos surgidos en la última década.

María Teresa Ruiz

María Teresa Ruiz

La autora:
María Teresa Ruiz González nació en Santiago de Chile, 24 de septiembre de 1946; es licenciada en Astronomía por la Universidad de Chile y doctora en Astrofísica por la Universidad de Princeton. Actualmente desarrolla su investigación académica en el Departamento de Astronomía de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile y dirige el Centro de Excelencia de Astrofísica y Tecnologías Asociadas (CATA). En 1997 fue galardonada con el Premio Nacional de Ciencias Exactas de Chile y recibió la Medalla Rectoral, en el año 2000 le fue otorgada la Condecoración Amanda Labarca. Desde 2015 es presidenta de la Academia de Ciencias del Instituto de Chile. En el año 2000, además, obtuvo la beca Guggenheim; en 2013 el Advancement of Women Award entregado por el Scotiabank y el Premio Mujer ZONTA, y en 2017 el Premio L’Oreal-UNESCO La mujer y la ciencia. Es directora de Comunidad Mujer. Ha publicado más de doscientos artículos científicos internacionales y cinco libros relacionados con temas astronómicos para el público general y para niños y jóvenes.

El libro:
Hijos de las estrellas ha sido publicado por el Sello Debate en su Colección Ciencia. Encuadernado en rústica, tiene 100 páginas + 32 de ilustraciones.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo en el que María Teresa Ruiz, Premio Nacional de Ciencias, nos habla de su libro “Hijos de las estrellas”.

Para saber más:
Astronomía en Chile.

María Teresa Ruiz y el universo

María Teresa Ruiz y el universo

Deja un comentario

Archivado bajo Ciencia y tecnología, Literatura