Archivo diario: 4 de agosto de 2017

“Tarta de almendras con amor”, de Ángela Vallvey

«¡Para comérsela entre risas de la primera a la última página!»
.

Cubierta de Tarta de almendras con amor

Cubierta de: ‘Tarta de almendras con amor’

Tarta de almendras con amor es un relato dulce–aunque con pinceladas amargas, como la vida  misma– con vocación de cuento de hadas del siglo XXI, que pretende una reflexión intimista y descarnada sobre los problemas a los que se enfrentan algunos jóvenes y adolescentes en la sociedad actual. Todo ello vertebrado a través de una historia de amor imposible, en la que la protagonista, una joven de 17 años, tendrá que encontrar su propio camino y su lugar en el mundo si quiere sobrevivir a las dificultades
que marcan su triste existencia y a los intentos de otros por arrebatarle lo poco que aún conserva –la vida que comparte con un padre aquejado de una rara enfermedad mental y su ya muy mermada dignidad–.
Una novela que Ángela Vallvey adereza y condimenta con gran destreza y sensibilidad, incorporando a la trama muchos de los temas que preocupan en la sociedad actual: la lacra del bulling; los problemas de sobrepeso que sufren muchos, por la ingesta de comida basura; la falta de autoestima; la soledad; la incomprensión; las enfermedades catalogadas como raras y cómo estas condicionan la vida de quienes las padecen –enfermos y cuidadores–; o el abandono de los seres queridos –aquí simbolizado en una pequeña y desamparada perrita que se convierte en parte de la peculiar familia que forman la protagonista y su padre enfermo, y que viene a ocupar la ausencia de una madre que perdió la vida trágicamente–.
Pero Tarta de almendras con amor es también una historia de amistad, amor y redención y no faltan en ella los ingredientes necesarios para dotar a su prosa de luminosidad y grandes dosis de vitalidad. Personajes como Alberto –el amor utópico de Fiona, la protagonista¬–; la señorita Aurora –su tutora en el instituto y una especie de moderna hada madrina–; Max y Carmen –amigos incondicionales–; Fuet –la perrita abandonada que llenará su casa de ladridos, fluidos y amor–; y, sobre todo, la tía Mirna ¬–una vieja y chiflada cocinera que pondrá patas arriba la vida de Fiona y que le enseñará a quererse y a valorarse a través del arte de cocinar–.

Divertida, tierna, sabia, amorosa… Esta es una novela «dulce» que, sin embargo, no perjudica a las arterias ni afecta a la báscula, sino que hace adelgazar, como los alimentos de verdad, buenos y sanos.

Y es que la cocina y la habilidad de convertir los alimentos sanos y naturales en exquisitos platos son también protagonistas de esta historia, que recuerda vagamente a Como agua para chocolate, de Laura Esquivel, y las deliciosas recetas que Fiona aprende a elaborar –gracias a la dedicación y el empeño de Mirna– son el hilo conductor de una trama que destila sinceridad y emociones a flor de piel.
Con una prosa sencilla, a pesar de su gran potencia narrativa; en ocasiones dura y descarnada pero también muy poética; un conmovedor y emotivo relato intimista; y unos personajes bien definidos y estructurados, hilvana Ángela Vallvey una deliciosa novela que aborda sentimientos universales que el lector reconocerá fácilmente, como el miedo, la angustia y el dolor pero también la cobardía y la vileza inherentes al ser humano y, cómo no, la amistad, la entrega incondicional y el amor. Al tiempo que consigue dar credibilidad a la voz de su protagonista, en el difícil ejercicio de meterse en la piel de un personaje alejado de ella en edad, intereses y motivaciones personales.

Una novela que trata temas mayores –como la relación entre padres e hijos o entre un individuo y la sociedad, la dignidad, la culpa, la violencia, la soledad, la enfermedad o la muerte– con un estilo directo, continuos guiños a las nuevas formas de comunicación e información que utilizan jóvenes y adolescentes –como Twitter, Facebook, Google, Youtube o Yahoo respuestas– y una poderosa orquestación de todos los elementos que salpican la historia. ¡Para comérsela!

La historia es muy bonita. Fiona tiene diecisiete años y espera ansiosa la fecha de su mayoría de edad. No por las típicas razones de cualquier adolescente sino para dejar de ocultar que desde hace cinco años cuida de su padre, que sufre una terrible y rara enfermedad mental tras el desafortunado accidente que segó la vida de su madre. Desde entonces, Fiona vive con el miedo constante a que los Servicios Sociales los separen, mientras su padre, ajeno al mundo, sólo recuerda citas literarias que hablan de amor. Pero ése no es el único problema de Fiona. Aquejada de sobrepeso, tiene que aguantar las burlas y ataques continuos de algunas compañeras sin escrúpulos que la señalan constantemente. Sus únicos pilares son dos amigos que, como fieles escuderos, la apoyan y la defienden de una vida demasiado complicada en la que, además, también hay un chico, que encarna el amor utópico, imposible.
Una tutora que sospecha que Fiona tiene problemas de gran envergadura, una vieja cocinera empeñada en convertir a la chica en la princesa de un particular y moderno cuento de hadas y la aparición inesperada de un antiguo libro de cocina, que desvela a Fiona que el único ingrediente insustituible en cualquier receta es el amor, cambiarán su vida y la manera de enfrentarse a la realidad. Junto con Fuet, una perrita abandonada, sus amigos Max y Carmen, y Alberto, el amor de su vida, Fiona descubrirá nuevas emociones, al tiempo que se embarcará en una maravillosa aventura culinaria que la convertirá en una nueva mujer, fuerte, segura de sí misma y dueña de su destino.

Lo dicho, una novela deliciosa para saborear en este caluroso verano.

Lee y disfruta de un fragmento de la novela.

Ángela Vallvey ©ÉRIKA PERALES

Ángela Vallvey ©Érika Perales

La autora:
Ángela Vallvey Arévalo (San Lorenzo de Calatrava, Ciudad Real, 1964). Publicó varias novelas juveniles y más tarde obtuvo el Premio Jaén de Poesía 1998 con El tamaño del universo. Su obra Nacida en cautividad también fue galardonada en el certamen Ateneo de Sevilla 2006.
Es autora de las novelas A la caza del último hombre salvaje (1999); Vías de extinción (2000); Los estados carenciales (2002), por la que obtuvo el Premio Nadal y que se convirtió en un gran éxito de ventas; la recopilación de cuentos No lo llames amor (2003); La ciudad del diablo (2005); Todas las muñecas son carnívoras (2006); Muerte entre poetas (2008, finalista del Premio Planeta); El hombre del corazón negro (2011) y Mientras los demás bailan (2014). Sus dos últimos trabajos son El arte de amar la vida (2015), un original manual para llegar a la felicidad a través de los libros y la lectura, y el ensayo de divulgación Amantes poderosas de la historia (2016).

El libro:
Tarta de almendras con amor ha sido publicado por el Sello Suma. Encuadernado en rústica con solapas, tiene 472 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo de Tele7Radio7 en el que la escritora Ángela Vallvey presenta “Tarta de almendras con amor”, su nueva novela.

Para saber más:
Ángela Vallvey en Wikipedia.

 

1 comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa