“El ocultismo en la política. Historia secreta de la búsqueda del poder”, de Gary Lachman

«Ediciones Luciérnaga estrena una nueva colección: “Ocultura” supervisada y dirigida por Javier Sierra. Un conjunto de títulos que servirán de referencia al lector y que combinará los «clásicos» que no deben faltar en su biblioteca pero que integre también las últimas aportaciones en cada materia abordada.»

.

Cubierta de El ocultismo en la política

Cubierta de: ‘El ocultismo en la política’

Y el primer título de la Colección Ocultura se titula El ocultismo en la política. Historia secreta de la búsqueda del poder,  uno de los ensayos más completos escritos sobre la relación de las ideas políticas con las creencias en lo sobrenatural. El autor, el polifacético ensayista y músico Gary Lachman, analiza varios ejemplos de política iluminada en el mundo moderno —aproximadamente los últimos cuatro siglos— empezando con la misteriosa aparición (o, mejor dicho, no aparición) de la Hermandad Rosacruz en las primeras décadas de 1600 hasta la actualidad.
La historia de las ideas políticas está asociada a la creencia en lo sobrenatural desde los orígenes mismos de la civilización. Oráculos, sibilas, videntes, místicos y visionarios han influido tanto en la invención de la democracia como en la creación de Estados. Estudiar nuestro pasado sin tener a esos actores en cuenta es un error común que este libro pretende reparar.
Gary Lachman, uno de los mejores cronistas contemporáneos de la “ocultura”, afirma que “el ocultismo en política es tan antiguo como la política en sí”, y lo demuestra en esta auténtica Historia Secreta del Pensamiento Político. En sus páginas repasa la influencia de nombres como Emanuel Swedenborg, René Guénon, Julius Evola, Helena Petrovna Blavatsky, Rudolf Steiner, Nicholas Roerich, Mircea Eliade, Carl Gustav Jung o Aleister Crowley en corrientes ideológicas de todo signo, condición y época. Tras su lectura, resultará imposible comprender el nacimiento de los modernos Estados Unidos, las revoluciones francesa o rusa, el surgimiento del feminismo y hasta la abolición de la esclavitud sin considerar su lado más oculto… y ocultista.

“Este libro no es una relación de las sociedades secretas cuyas maquinaciones ocultistas están detrás de los movimientos políticos de la actualidad. Tampoco es una búsqueda por los ‘armaritos’ secretos de políticos famosos con el fin de desenterrar algunos esqueletos herméticos. (El hecho de que Ronald Reagan, por ejemplo, contratara a un astrólogo puede ser interesante como cotilleo, pero nos revela bien poco sobre la naturaleza del ocultismo en la política. Asimismo, el hecho de que Aleister Crowley, posiblemente el mago más famoso de los tiempos modernos, escribiera propaganda proalemana durante la Primera Guerra Mundial nos dice más sobre Crowley que sobre política). Tampoco es un libro sobre una conspiración para involucrar a los Gobiernos terrestres en el fenómeno ovni, aunque es cierto que en 1960 los alienígenas se interesaron por la política norteamericana y apoyaron a un candidato a la presidencia.”

Aunque en el libro no se nombren, hay algunas organizaciones e instituciones supranacionales que me gustaría relacionar, como los Boy-Scouts, los Juegos Olímpicos, la Conferencia de Paz de La Haya, la Sociedad de Naciones, la Primera Internacional, la ONU, etc. tradicionalmente se vienen vinculando a la masonería en unos casos con más acierto y fidelidad histórica que en otros.

La masonería y la Cruz Roja.
Henri Dunant dedicó su vida y su fortuna a conseguir la adopción de medidas para mitigar la crueldad de la guerra. A él se debe la Convención de Ginebra de la que salió el acuerdo de fundar la Cruz Roja Internacional. Aunque no hay constancia documental de que de Henri Dunant fuera masón, una tradición mantenida fielmente hasta hoy día lo considera como tal.

Lo que sí parece estar fuera de dudas es la ayuda decisiva de la masonería a la Cruz Roja a través de los cinco amigos que integraron el llamado Comité de los Cinco, que daría paso al primer Comité Internacional de la Cruz Roja. Y en especial se suele señalar a su presidente Gustave Moynier, quien a la vez lo era de la Sociedad Ginebrina de Utilidad Pública, una entidad entroncada con la masonería de la época, y que fue, en realidad, quien dio el primer gran impulso a las ideas de Dunant, y por lo tanto a la Cruz Roja.

La masonería y la creación de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).
Tuvo lugar en París, del 14 al 16 de enero de 1917 —en plena guerra— la primera Conferencia masónica interaliada o “Conferencia de las Masonerías de las Naciones Aliadas” organizada por las dos obediencias más importantes: la Gran Logia de Francia y el Grande Oriente de Francia. Esta primera Conferencia masónica interaliada tenía como finalidad establecer un programa de acción común que permitiera a la masonería hacer oír su voz humanitaria en el conflicto que desolaba a Europa y al mundo entero. En el siguiente Congreso Masónico de las Naciones Aliadas y Neutrales celebrado en París, del 28 al 30 de junio de 1917, aparte de los anfitriones franceses, hubo representaciones de Italia, España, Suiza, Portugal, Bélgica, Sérvia, Argentina, Brasil y Estados Unidos. Este congreso fue el germen de la Sociedad de Naciones.
La Sociedad de Naciones (SDN) fue un organismo internacional creado por el Tratado de Versalles, el 28 de junio de 1919, con la finalidad de establecer las bases para la paz y la reorganización de las relaciones internacionales una vez finalizada la Primera Guerra Mundial.
El 15 de noviembre de 1920 se celebró en Ginebra la primera asamblea de la sociedad, con la participación de 42 países. Tras el final de la Segunda Guerra Mundial la SDN fue disuelta el 18 de abril de 1946, siendo sucedida por la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

El ocultismo en la política en uno de los ensayos más completos escritos sobre la relación de las ideas políticas con las creencias en lo sobrenatural. El autor, el polifacético ensayista y músico Gary Lachman, analiza varios ejemplos de política iluminada en el mundo moderno —aproximadamente los últimos cuatro siglos— empezando con la misteriosa aparición (o, mejor dicho, no aparición) de la Hermandad Rosacruz en las primeras décadas de 1600 hasta la actualidad. No se trata de un estudio exhaustivo ni tampoco, en rigor, una historia del ocultismo en la política.

Este libro no es una relación de las sociedades secretas cuyas maquinaciones ocultistas están detrás de los movimientos políticos de la actualidad. Tampoco es una búsqueda por los armaritos secretos de políticos famosos con el fin de desenterrar algunos esqueletos herméticos. (El hecho de que Ronald Reagan, por ejemplo, contratara a un astrólogo puede ser interesante como cotilleo, pero nos revela bien poco sobre la naturaleza del ocultismo en la política. Asimismo, el hecho de que Aleister Crowley, posiblemente el mago más famoso de los tiempos modernos, escribiera propaganda proalemana durante la Primera Guerra Mundial nos dice más sobre Crowley que sobre política). Tampoco es un libro sobre una conspiración para involucrar a los Gobiernos terrestres en el fenómeno ovni, aunque es cierto que en 1960 los alienígenas se interesaron por la política norteamericana y apoyaron a un candidato a la presidencia.
Tampoco se ha centrado Lachman en el ocultismo político en el sentido de «política de grupos con intereses especiales», por ejemplo, cómo los neopaganos encajan en la sociedad actual, o la relación entre Wicca y ciertas variantes de feminismo contemporáneo. Estos elementos, así como otros que sin duda merecerían la misma atención, están ausentes en su estudio.

En definitiva, un libro interesante que dará que hablar intensamente en los círculos esotéricos, que supongo era principalmente la intención del autor; y despertará en los más neófitos el interés por esos otros canales de información.

Gracias Javier Sierra por esta nueva colección.

Lee y disfruta de un fragmento del libro.

Gary Lachman

Gary Lachman

El autor:
Gary Lachman (New Jersey, EE.UU., 1965) es escritor, historiador cultural y músico. Vive en Londres desde 1996 y es colaborador habitual de Fortean Times, Independent on Sunday, The Guardian, The Times, Gnosis, Mojo, Enlighten Next, Lapis, Sunday Times. Conferenciante regular en Londres y en el extranjero, es invitado frecuente en la BBC Radio 3 y 4. También es colaborador habitual en el Strange Attractor Journal, y es autor de libros como Una historia secreta de la conciencia y Rudolf Steiner. Ha escrito dos volúmenes en las series de los Pauper’s Press Colin Wilson Studies y recientemente ha contribuido con una guía de audio para una exposición sobre sociedades secretas celebrada en la Schirn Kunsthalle Frankfurt, en Alemania. En su faceta de músico, y bajo el nombre de Gary Valentine, fue miembro fundador del grupo de pop Blondie, guitarrista de Iggy Pop y componente del grupo Fire Escape.

El libro:
El ocultismo en la política. Historia secreta de la búsqueda del poder (título original: Politics and The Occult. The left, The Right and the Radically Unseen, 2008) ha sido publicado por la Editorial Luciérnaga en su Colección Ocultura. Traducción del inglés de Carme Font, 2017. Encuadernado en tapa dura, tiene 352 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo de un documental titulado Documental Conspiraciones y Secretos Mundiales Comprobados.

Ocultismo en la política es un libro:
Para descubrir que Estados Unidos fue una nación que diseñaron los masones, y que el peso de sus cimientos se deja sentir incluso en la Era Trump.
Para saber en qué medida las ideas de artistas y literatos como Swedemborg, Steiner, Blavatsky, Bulwer-Lytton, Roerich o Jung han determinado las políticas de grandes líderes mundiales.
Para tener en cuenta cómo rosacruces, illuminati, templarios, magos y alquimistas han influido en países y sus tomas de decisiones.
Para comprender cómo influyeron las creencias en lo sobrenatural en movimientos de izquierdas y de derechas, desde el siglo XIX hasta hoy.
Para recordar que detrás de Hitler se movieron ideas surgidas de un esoterismo rancio y ancestral.
Para sorprenderse con la creencia en el «Rey del Mundo», una utopía que algunos creen que persiguen movimientos como la UE.

Símbolos

Símbolos

 

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Biografías, Historia, Literatura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s