“Más allá del invierno”, de Isabel Allende

«Una historia muy actual de personajes unidos por el desarraigo.»
.

“En medio del invierno aprendí por fin que hay en mí un verano invencible”
Albert Camus

“La cita de Camus es muy significativa en mi vida en estos momentos. Cuando empecé a escribir la novela estaba sola, separada de mi marido y a una edad en que los afanes románticos resultan ridículos. Coincidió con la muerte de un par de amigos muy queridos y la de mi perra Olivia, un cambio de casa, la vejez de mis padres, la lejanía de mis nietos y el hecho de tener más de setenta años. Sentí que había comenzado para mí el invierno de la vida, pero no alcancé a sufrir pánico porque, como siempre, la escritura me salvó. Siempre he tenido dentro un “verano invencible”, que en algunas circunstancias trágicas, como el golpe militar de Chile que me forzó al exilio, o la muerte de mi hija Paula, se ha visto nublado, pero siempre vuelve a brillar. He aprendido a confiar en ese verano personal”.

Cubierta de Más allá del invierno

Cubierta de: ‘Más allá del invierno’

Isabel Allende parte de la célebre cita de Albert Camus para urdir una trama que presenta la geografía humana de unos personajes propios de la América de hoy que se hallan «en el más profundo invierno de sus vidas»: una chilena, una joven guatemalteca ilegal y un maduro norteamericano. Los tres sobreviven a un terrible temporal de nieve que cae en pleno invierno sobre Nueva York y acaban aprendiendo que más allá del invierno hay sitio para el amor inesperado y para el verano invencible que siempre ofrece la vida cuando menos se espera.
Más allá del invierno es una de las historias más personales de Isabel Allende: una obra absolutamente actual que aborda la realidad de la emigración y la identidad de la América de hoy a través de unos personajes que encuentran la esperanza en el amor y en las segundas oportunidades.

Evelyn Ortega una joven y frágil guatemalteca, que ha llegado de manera ilegal a los Estados Unidos, sufre un pequeño accidente al chocar el coche que conduce contra el de Richard Bowmuster, un profesor universitario torturado por su trágico pasado. Richard decide acoger en su casa a la joven, paralizada, presa del pánico, y le pide ayuda a su vecina, inquilina y colega de universidad, Lucía Maraz, una chilena madura, vital y optimista. Lo que en apariencia es un hecho fortuito e intrascendente desembocará en una aventura que no olvidarán jamás cuando descubran que en el maletero del coche de Evelyn se halla el cadáver de una mujer. A partir de ese momento, los tres personajes se verán unidos en un hilarante, rocambolesco y tormentoso viaje a través del estado de Nueva York para deshacerse del cadáver. El viaje será más largo de lo previsto y juntos tendrán que sobreponerse a las adversidades, tantos las externas –los temporales de nieve no cesan, deshacerse de un cadáver no es tan fácil como parece– como las más íntimas, que conforman su identidad, su biografía y sus anhelos. Durante el trayecto, sin que el mal tiempo y las tormentas de frío y nieve den tregua, compartirán los hitos de sus vidas –las sombras de su pasado– y se ayudarán mutuamente a enfrentarse, con humor pero también con amor, a su propia realidad.

Por un lado, conoceremos la historia de Lucía, quien, a pesar de su edad y sus desengaños, no ha perdido la esperanza de alimentarse de las fantasías propias de la juventud y de sobrevivir al duro invierno de su vida: la ausencia de su padre, la desaparición de su hermano durante la dictadura militar, un desengaño amoroso, la cruel enfermedad o al eterno exilio. Por otro lado, el relato de Evelyn nos acercará a la miseria de su país, a la violenta y dramática realidad de la emigración ilegal, que le hizo llegar de manera clandestina a Estados Unidos. Y finalmente, nos adentraremos en la vida de Richard, un profesor de universidad de apariencia taciturna, gentil y discretamente generoso, que vive de manera rutinaria y apática una existencia tormentosa hasta que la presencia de Lucía altera por completo sus expectativas.

Sus vidas se verán irrevocablemente entrelazadas en la aventura más difícil de todo ser humano: enfrentarse al largo invierno y abrazar con fuerza el irresistible verano invencible que siempre nos ofrece la vida.

Lee y disfruta de un fragmento de la novela.

Isabel allende

Isabel Allende

La autora:
Isabel Allende Llona nació en Lima, Perú el 2 de agosto de 1942, mientras su padre (primo hermano de Salvador Allende, presidente de Chile) se desempeñaba como embajador de Chile en Perú. Sus padres se separaron en 1945, su madre retornaba a Chile con ella y sus dos hermanos donde vivió hasta 1953. Entre 1953 y 1958, su familia residió sucesivamente en Bolivia y Beirut (Líbano). En Bolivia frecuentó una escuela estadounidense y en Beirut estudió en un colegio privado inglés. En 1958 retornó a Chile y se reencontró con Miguel Frías, con quien contrajo matrimonio en 1962.
Desde 1959 hasta 1965 trabajó en la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) en Santiago de Chile. En 1963 nació su hija Paula. Los años siguientes pasó largas temporadas en Europa, residiendo especialmente en Bruselas y Suiza. De retorno a Chile en 1966, nació su hijo Nicolás.
A partir de 1967 tomó parte en la redacción de la revista Paula, al tiempo que publicó artículos sobre diversos temas. Posteriormente realizó diversas colaboraciones para la revista infantil Mampato y publicó dos cuentos para niños La abuela Panchita y Lauchas y lauchones y una colección de artículos titulada Civilice a su troglodita; además trabajó en dos canales de televisión chilenos.
En 1973 estrenó su obra de teatro El embajador. Ese mismo año, se produjo el golpe de Estado encabezado por el general Pinochet, en el que murió su tío. En 1975 se autoexilió con su familia a Venezuela. Allí permaneció 13 años trabajando en el diario El Nacional de Caracas y en una escuela secundaria hasta 1982, y publicó su primera obra teatral La casa de los siete espejos (1975).
En 1981, teniendo su abuelo 99 años y estando el mismo a las puertas de la muerte, comenzó a escribirle una carta que se convirtió en un manuscrito. La casa de los espíritus (1982), su primera novela y, su obra más conocida. Ésta suscitó un gran interés y más tarde fue adaptada al cine (por Bille August) y al teatro.
En 1984, publicó De amor y de sombra, la que rápidamente se convirtió en otro gran éxito y que también fue llevada al cine. Los viajes constantes que emprendió promocionando sus libros hicieron que su matrimonio con Frías llegara a término. Divorciada de su marido, se casó con Willie Gordon el 7 de julio de 1988 en San Francisco.
En 1988, concurrió a votar en el plebiscito que hizo dimitir al General Pinochet. En 1990, con el retorno de la democracia en Chile, fue distinguida con el premio Gabriela Mistral por el presidente Patricio Aylwin. Tras la muerte de su hija Paula, Allende publicó el libro de memorias Paula (1994). Éste está escrito en forma de carta dirigida a su hija, cuando ésta se encontraba en coma en un hospital de Madrid. Son una memoria de sus años de niñez y de exilio. Paula murió de porfiria en 1992.
Actualmente reside en San Rafael (California). Ha sido distinguida en la Academia de Artes y Letras de Estados Unidos.

El libro:
Más allá del invierno ha sido publicado por el Sello Plaza y Janés en su Colección Éxitos. Encuadernado en tapa dura con sobrecubierta, tiene 350 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo el vídeo de la presentación del libro en Casa de América de Madrid.

Para saber más:
http://www.isabelallende.com/

dav

Larga fila de admiradores de Isabel Allende esperando para la firma de su última novela.

Anuncios

3 comentarios

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa

3 Respuestas a ““Más allá del invierno”, de Isabel Allende

  1. Qué bien que nos hables de este libro de Isabel Allende, yo también lo reseñé esta semana en el blog. Quería comentar contigo una percepción que tengo sobre la literatura de Isabel Allende. Yo, que he leído algunas de sus obras primeras noto que hay mucha diferencia en cuanto al estilo con respecto a estas últimas. Quiero decir que, aunque me gusta como escribe, añoro cuando sus historias estaban más impregnadas de realismo mágico.

  2. Eva

    Esperaba más de Isabel Allende, soy una eterna seguidora, he leído prácticamente todos sus libros, pero me ha decepcionado el último, me entregué en su mundo cuando supe la pérdida de su hija, algo que también me ocurrió a mí, quise tener su fortaleza, y me embaucó, pero este último libro ….. me falta su esencia.

    Besos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s