Archivo diario: 16 de abril de 2017

“Prisioneros de lo invisible”, de Rosa Huertas

«Para jóvenes a partir de 12 años»
“Un portal temporal en el centro de Madrid”
.

117876_Cub_PrisionerioDeLoInvisible_Alandar_Ev.indd

Cubierta de: ‘Prisioneros de lo invisible’

Rosa Huertas Gómez, madrileña de pro, regresa con unos personajes invisibles; un tema que ya tocó en su anterior novela Tuerto, maldito y enamorado, una novela por la que la autora obtuvo el X Premio Alandar de literatura juvenil. Cambiamos a Elisa protagonista de Tuerto, maldito y enamorado junto a Lope de Vega. En esta ocasión son dos los protagonistas de la novela Penny y Quique y un tercero que sirve de marco a esta magnífica historia: El Instituto de San Isidro junto al palacio de la duquesa de Sueca.
El Instituto de San Isidro me trae buenos recuerdos, pues en él me examiné de la reválida de cuarto, ya que en aquella época, tenía 14 años, los exámenes de reválida no se hacían en el colegio sino en un instituto. Pero tengo que reconocer que han pasado muchos años y de su estructura y patios no me acuerdo.

“La ventana del aula de 3º C me hipnotiza. Parezco una mosca de hierro pegada al cristal, que me atrae como un poderoso imán. El primer día de clase elegí uno de los pupitres con vistas al patio y la tutora aún no me ha cambiado de sitio, a pesar de que no atiendo nada. Será que no se ha dado cuenta de que existo.”

Con estas frases comienza Prisioneros de lo invisible. Quien habla es Penélope, pero todos la llaman Penny. A su lado se sienta Quique, que al poco tiempo se convertirá en su mejor amigo y partícipe en todas las aventuras que el libro encierra, y cuya amistad se verá reforzada por una serie de extraños sucesos que provocan una permanente melancolía en la protagonista.
Podemos decir que todo comienza a través de un reloj de sol muy peculiar que Penny ve a través de su ventana y que se encuentra en una de las paredes del palacio de la duquesa de Sueca.

“Y no debemos de ser los únicos, estoy convencida. Seguro que hay más gente que ve cosas que no son y no se sienten capaces de contarlo. Somos prisioneros de lo invisible.
No son espectros. Son imágenes atrapadas en el tiempo. Restos del pasado que solo unos pocos podemos ver. Pienso que quizá quede algo de las personas que ya no están en los lugares por los que pasaron.”       [Pág. 52]
—¿Seguiré viendo imágenes del pasado? ¿Seguiré prisionera de lo invisible?  [Pág. 53]

No voy a contar más, pues el libro es entretenidísimo, lleno de giros y aventuras en los que intervendrán desde el jefe de estudios, hasta toda la clase de Penny y Quique incluyendo a las pijas.
Ambientado con precisión y escrito con los ingredientes fundamentales para provocar la adicción del lector, la trama nos sumerge en una sugerente aventura que refleja a la perfección el ambiente escolar (las relaciones, los exámenes, los recreos…); e introduce un elemento intrigante en la vida cotidiana de los estudiantes a partir de algunos datos históricos relativos a esta parte de la capital.

La autora:

Rosa Huertas

Rosa Huertas (Foto: Guillermo Lorén)

Rosa Huertas Gómez nació en Madrid. Es doctora en Ciencias de la Información por la Universidad Complutense de Madrid y Licenciada en Filología Hispánica por la Universidad de Murcia.
Actualmente, es profesora de Lengua y Literatura en el IES Europa de Rivas y en el Centro de Estudios Superiores Don Bosco de la Universidad Complutense. Imparte talleres sobre creatividad y animación a la lectura en diversas instituciones.
Ha publicado varios libros de recopilaciones de cuentos, así como de cuestiones didácticas y de fomento de la creatividad: Cuentos populares y creatividad, Poesía popular infantil y creatividad, en la editorial CCS. Con su primera novela, Mala Luna, obtuvo el Premio Hache de Literatura Juvenil 2011. Con la segunda, Tuerto, maldito y enamorado, consiguió el X Premio Alandar de Literatura Juvenil.
Disfruta escribiendo historias que hablan del pasado y del presente, que mezclan la realidad y la ficción, y en las que los sentimientos traspasan las páginas para emocionar a los lectores.

El libro:
Prisioneros de lo invisible ha sido publicado por la Editorial Edelvives en su Colección Alandar. Encuadernado en rústica con solapas, tiene 247 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Para saber más:
http://www.rosahuertas.com/

Deja un comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura infantil y Juvenil