“La bailarina de Izu”, de Yasunari Kawabata

«Seguramente la obra más personal de Yasunari Kawabata»

Cubierta de La bailarina de Izu

Cubierta de: La bailarina de Izu

En 1925, Yasunari Kawabata publicó uno de los relatos más perdurables y seductores de la literatura japonesa moderna. La bailarina de Izu esboza los temas que ocuparán a Kawabata el resto de su vida. La historia está teñida del anhelo —un anhelo que linda con la angustia— por amar y ser amado, aun cuando el objeto de la pasión puede resultar inalcanzable; erróneo, construido a partir de la certeza de que la bailarina es mayor, se estrella en mil pedazos cuando el protagonista descubre el engaño.
El joven protagonista, como muchos personajes mayores de Kawabata lo harán más tarde en País de nieve y en otras obras, ansía también pureza y belleza, quizá vagamente consciente de que el cumplimiento de ese deseo significaría el fin del virginal objeto de su pasión. Cuando todavía era estudiante, el mismo Kawabata realizó la travesía a pie hacia la península de Izu, al sudoeste de Tokio. Más tarde, después de haber publicado la historia, continuó buscando consuelo e inspiración en las montañas y en las termas de Izu, donde vivió algunos años, por lo que se pueden considerar las historias de La bailarina de Izu como una autobiografía velada de los atribulados años de juventud de Yasunari Kawabata.

Kawabata nació en 1899 en Osaka, y fue perdiendo uno a uno a todos los miembros de su familia en una sucesión de tragedias que él transformó en profundas y geniales cavilaciones. Marcado por la pérdida de los parientes más cercanos, el autor logra, con su estilo elegante y al mismo tiempo perturbador, componer escenas inolvidables a partir de los recuerdos dolorosos. Los escritos van acompañados, en esta edición, por varias «historias en la palma de la mano» que no habían sido publicadas anteriormente. Estampas urbanas del Japón previo a la segunda guerra mundial, nuevas versiones de motivos folclóricos orientales, percepciones intensamente vividas, fábulas modernas y poco morales sobre el amor, el deseo y la sexualidad completan esta obra del «maestro de la desilusión» de la literatura del siglo XX.

Como he escrito antes, las historias de La bailarina de Izu son en realidad una autobiografía velada de los turbulentos años de juventud de Kawabata. En Diario de mi decimosexto año, quizá el relato más perturbador, los fantasmas de la memoria, invocados por un Kawabata ya mayor, cobran vida de la mano del joven Yasunari, asustado y perdido, incapaz de hacerse cargo de la inminente muerte de su abuelo.
El libro incluye además pequeñas miniaturas, pintorescas y bellas, evocadoras, engañosamente sencillas, que por su singular extensión el mismo autor denominó Historias de la palma de la mano. De carácter lírico e impresionista, en ellas recrea estampas urbanas del Japón previo a la Segunda Guerra Mundial y fábulas modernas sobre el deseo, el sexo y el amor.
Premio novel de literatura en 1968, el genial y prolífico escritor japonés supo plasmar ya en estos relatos tempranos los temas y el estilo melancólico que más adelante caracterizarían su obra y que lo convirtieron en uno de los máximos exponentes de la alta literatura a nivel mundial.

Lee un fragmento del libro.

Yasunari Kawabata

El autor:
Yasunari Kawabata (川端 康成 Kawabata Yasunari) nació en Osaka, Japón, el 14 de junio de 1899. Huérfano a los tres años, insomne perpetuo, cineasta en su juventud, lector voraz tanto de los clásicos como de las vanguardias europeas, fue un solitario empedernido. Escribió más de doce mil páginas de novelas, cuentos y artículos, y es uno de los escritores japoneses más populares dentro y fuera de su país. Mantuvo una profunda amistad con el escritor Yukio Mishima, del que fue su mentor y difusor. Recibió el Premio Nobel de Literatura en el año 1968. Entre sus obras, muchas de ellas marcadas por la soledad y el erotismo, destacan La casa de las bellas durmientesLa bailarina de Izu, El maestro de Go (biografía ficticia), Lo bello y lo triste, Mil grullas, País de nieve, El rumor de la montaña e Historias de la palma de la mano. Kawabata se suicidó a los setenta y dos años el 16 de abril de 1972.

El libro:
La bailarina de Izu (título original: 伊豆の踊子, Izu no odoriko, 1925) ha sido publicado por la Editorial Seix Barral en su Colección Biblioteca Formentor. Traducción de María Martoccia, 2013. Encuadernado en rústica con solapas, tiene 236 páginas, 

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo del trailer de la película  Izu no Odoriko (伊豆の踊子) dirigida por Katsumi Nishikawa y protagonizada por  Momoe YamaguchiTomokazu Miura.

Para saber más:
Yasunari Kawabata en Wikipedia.

Kawabata en 1938

Kawabata en 1938

1 comentario

Archivado bajo Literatura, Literatura, Narrativa

Una respuesta a ““La bailarina de Izu”, de Yasunari Kawabata

  1. Haydée

    Ayer terminaba de releer por enésima vez Mil Grullas y he aquí que al abrir hoy mi correo encuentro tu comentario sobre La bailarina de Izu. Karl Jung dice que no hay coincidencias sino Sincronías. Indudablemente esta lo fue. Gracias por traerlo. Saludos. Haydée

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s