“El libro de los cinco anillos”, de Miyamoto Musashi (seudónimo)

Traducción de Makiko Sese y Carlos Rubio
Prólogo de Kayija Takanori
Epílogo de Carlos Rubio

«La obra maestra de la filosofía samurái, por primera vez en edición íntegra y traducida directamente del japonés.
Incluye el Dokkodo, “La vía de la soledad”»

Cubierta de El libro de los cinco anillos

Cubierta de: El libro de los cinco anillos

No es que quiera comenzar con la biografía del autor, pero es que en él se entrecruzan vida, leyendas, escuelas, vida y muerte a partes iguales, pero sobre todo, técnica, estudio y estrategia.
Shinmen Musashi No Kami Fujiwara No Genshin, más conocido como Miyamoto Musashi, nació en 1584, en la población de Miyamoto, en la provincia de Mimasaka. En 1643 se retiró para llevar una vida de ermitaño en la cueva de Reigendo, lugar donde escribió el Libro de los Cinco Anillos, el cual dedicó a su pupilo Teruo Magonojo. Terminó de escribir el libro unas semanas antes de su muerte, el 19 de mayo de 1645.
En el prólogo del libro, 
Kayija Takanori nos resalta la exactitud con que el autor comienza  a escribir el libro: “las cuatro de la mañana del 22 de noviembre de 1643”. Se cree que su autor, consciente de que la enfermedad estaba a punto de acabar con su vida, se dispuso a escribir el libro a los sesenta años de edad, y no en chino clásico sino en japonés.
El libro de los cinco anillos no es una obra esotérica de uso exclusivo para un número limitado de escuelas, sino que es un libro escrito en un lenguaje sencillo y destinado a todo el mundo.

El Libro de los Cinco Anillos comienza con una introducción, donde el propio Musashi hace una breve presentación de él mismo, expone su experiencia como guerrero y su dedicación por adquirir los principios del Camino de la estrategia del Niten Ichi Ryu. Bajo esta escuela se basa el libro, el cual se divide en cinco partes siguiendo este orden:

  • Primera parte, La tierra (地):
    Este apartado trata sobre la importancia de la estrategia militar, o como él lo llama: el “Camino de la estrategia”. En esta primera parte establece cuál es el espíritu y los requisitos morales para aprender este Camino. Recalca que su escuela enseña la ventaja que ofrece el estilo de combate con dos sables al mismo tiempo: el sable largo (katana) y el corto (wakizashi).
    Hace comparaciones del camino estratégico del guerrero con el camino de otros oficios tales como el del agricultor, del comerciante, etc. Musashi compara las características del sable con las de otras armas tales como la lanza, el arco y la alabarda. Se explica también la importancia de manejar adecuadamente los tiempos y ritmos en la estrategia. Esto implica hacer las cosas en el tiempo preciso u oportuno para triunfar.
    Musashi también trata sobre la planificación, organización y liderazgo usando comparaciones metafóricas. Una de las metáforas más destacadas es la del “carpintero”. Aquí se explica con mejor detalle cómo debe ser aplicada la estrategia. En el antiguo Japón le llamaban “carpintero” al arquitecto o al constructor de edificios y no al que hace sólo muebles, porque en aquel tiempo las edificaciones comunes eran de madera y sólo las fortificaciones o castillos eran de piedra y madera. Así que cuando Musashi trata sobre el “Camino del carpintero” en realidad se refiere al “Camino del arquitecto”.
    En el epílogo nos indica las reglas que observar por todos los interesados en aprender este Código Marcial:

    – No pienses en nada malo.
    – Cultiva la Vía.
    – Expande tu cultura y conocimiento de otras artes y técnicas.
    – Aprende los principios de distintas profesiones.
    – Identifica los perjuicios y beneficios de todo asunto.
    – Intuye el verdadero valor de las cosas.
    – Percibe lo que no se ve.
    – Presta atención a los detalles más nimios y las cosas más insignificantes.
    – No hagas lo que no sirve para nada.

  • Segunda parte, El agua (水):
    En este apartado se explican los métodos para alcanzar la victoria, usando ciertas posturas, técnicas para empuñar el sable correctamente, para mover el cuerpo, diferentes técnicas de corte, el manejo de ritmos, tiempos, de cómo combatir contra varios adversarios a la vez. El interés de Musashi se centra en que quiere que el practicante aprenda a moverse adecuadamente adquiriendo una flexibilidad natural adaptándose a las circunstancias con una fluidez como la del agua que se adapta a la forma del recipiente o del cauce que lo contiene.
    “El entrenamiento consiste en ejercitarse mil días y en seguir entrenándose otros diez mil. Todo debe ser estudiado con suma atención y dedicación”.   [Pág. 68]
  • Tercera parte, El fuego (火):
    En esta parte se ven técnicas que tienen que ver con diversas situaciones tales como el ambiente donde se está peleando, manejar el estado de ánimo del oponente, qué actitudes adoptar de acuerdo a determinada situación, cómo aplicar la técnica adecuada según la circunstancia, cómo aplicar estrategias para engañar y sorprender al rival y otras técnicas interesantes.
    “Si alguien adquiere el poder de la sabiduría del Código Marcial tal como se ejerce en mi escuela, no cabe ninguna duda de que triunfará siempre”.   [Pág 93]
  • Cuarta parte, El viento (風):
    “Poner los pies en la Vía del Código Marcial exige conocer otras escuelas. En las páginas de esta cuarta parte, que llamo «Viento», trataré de otras tradiciones de enseñanza de artes marciales. Cuando no se conocen los métodos de otras escuelas, resulta difícil valorar e incluso identificar los de la propia”.   [Pág 97]
    Esta parte es una serie de comparaciones entre las enseñanzas de Musashi y las técnicas de otras escuelas de sable. El maestro saca a relucir los defectos de esas escuelas. Esas escuelas se estancan en viejas tradiciones, en cambio, la escuela de Musashi es más práctica y vanguardista.
  • Quinta parte, El vacío (空):
    “El espíritu del vacío o de la vacuidad es la ausencia de las cosas, es decir, la nada; y la nada es el vacío. El vacío significa lo que nada contiene. Conociendo lo que es —las cosas y los fenómenos concretos e individuales— se conoce lo que no es —la nada—. Tal es la sustancia del vacío”.  [Pág. 117]
    “En el vacío cabe el bien, pero no el mal.
      La sabiduría existe, la victoria existe, la Vía existe.
      El espíritu es el vacío”.  [Pág. 118]

El libro contiene además un magnífico epílogo de Carlos Rubio.

Rozanzu, gansos salvajes, por Miyamoto Musashi

Rozanzu, gansos salvajes, por Miyamoto Musashi

El libro también incluye el Dokkodo (独行道), La vía de la soledad.
Fue una obra escrita por Miyamoto Musashi una semana antes de su muerte en 1645, el 19 de Mayo del segundo año de Sosho (1645). Es una obra breve consistente en 21 preceptos. El Dokkōdō fue escrito cuando Musashi repartía sus posesiones para prepararse a la muerte y lo dedicó a su discípulo favorito: Terao Magonojo.

En dicho documento se expresa una forma de vida estricta, honesta y asceta.

No quiero terminar sin comentar la magnífica edición que ha realizado Satori con este libro. Desde la encuadernación en símil tela, un papel de gran calidad, una letra muy clara, y una cinta de lectura para no perdernos. Se nota cuando un libro está cuidado hasta el mínimo detalle.

Miyamoto Musashi, un autorretrato

Miyamoto Musashi, un autorretrato

El autor:
Miyamoto Musashi (1582-1645), fue un célebre samurái, maestro de esgrima, artista calígrafo y pintor. Shinmen Musashi No Kami Fujiwara No Genshin, conocido también por como Niten y kensei, «santo del sable», más conocido como Miyamoto Musashi, nació en la población de Miyamoto, en la provincia de Mimasaka. Los ancestros de Musashi eran una rama del poderoso clan Harima, originario de la provincia de Kyushu, la isla más meridional de Japón. Su abuelo, Hirada Shokan, era un servidor de Shinmen Iga No Kami Sudeshige, amo del castillo de Takeyama y un importante señor feudal de la época. Sostuvo su primer combate a muerte con solo trece años y a los quince emprendió una vida errante jalonada de duelos y batallas que le llevó a crear su propia escuela, Hyoho Niten Ichi Ryu; cuyo legado continúa vivo hoy en día. En su búsqueda de perfeccionamiento como samurái, Musashi cultivó también la meditación zen, la escritura, la pintura y también el diseño de jardines. Su vida ha sido llevada al cine y la literatura en numerosas ocasiones.

El libro:
El libro de los cinco anillos (título original: 五輪書 Go Rin no Sho, 1645) ha sido publicado por Satori Ediciones en su Colección Clásicos Satori. Traducción de Makiko Sese y Carlos Rubio. Prólogo de Kayija Takanori. Epílogo de Carlos Rubio. Encuadernación tapa dura símil tela con cinta de lectura, tiene 176 páginas.

Cómpralo a través de este enlace con Casa del Libro.

Como complemento pongo un vídeo de la cueva en la que Miyamoto Musashi escribió El libro de los cinco anillos.

Para saber más:
Miyamoto Musashi en Wikipedia.

1 comentario

Archivado bajo Arte, Historia, Literatura, Literatura, Narrativa

Una respuesta a ““El libro de los cinco anillos”, de Miyamoto Musashi (seudónimo)

  1. alvaro

    guillermo, da gusto leerte. Que bien explicas los libros, y como se nota que de este en concreto sabes bastante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s